¿Cómo manipular a un escorpión?

Aunque la especie de escorpión que se tenga como mascota no sea potencialmente peligrosa para el ser humano, siempre se debe manejar cuidadosamente.
¿Cómo manipular a un escorpión?
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda.

Última actualización: 17 febrero, 2021

Las reglas sobre bienestar animal parecen haberse escrito exclusivamente para vertebrados con pelos o plumas. Sin embargo, en el mundo existe una creciente tendencia a la posesión de artrópodos como mascotas, entre ellos los escorpiones. Manipular a un escorpión forma parte de la primera regla de bienestar de estos animales.

Aunque la gran mayoría de países regulan estrictamente la tenencia de escorpiones peligrosos para los humanos, muchas personas los tienen como mascota. Por esta razón, aprender a interaccionar con ellos puede ahorrar bastantes problemas de salud, tanto para el tutor como para el animal.

Por otro lado, en el mundo de la investigación médica se utilizan escorpiones para trabajar con su veneno, pues tienen un gran potencial a la hora de curar enfermedades mortales. ¡Aprende a manipular a un escorpión de forma segura en las siguientes líneas!

Seguridad y prevención para manipular a un escorpión

A pesar de que la gran mayoría de especies de escorpión mantenidas como mascota no poseen un veneno mortal para los humanos y otros animales, su picadura puede ser muy molesta y llegar incluso a complicarse en casos excepcionales.

Aprender a manipular a un escorpión correctamente asegura el bienestar del propio animal y también de la persona. No es solo que el artrópodo pueda picar y hacer daño al tutor, sino que este también sufrirá lesiones graves entre los segmentos de su cuerpo si se maneja de forma incorrecta.

Manipular a un escorpión puede ser una tarea difícil.

Lo primero que se debe tener claro es que, a la hora de trabajar con escorpiones, hay que centrar toda la atención en lo que se está haciendo. Estos animales son muy rápidos: si la persona se despista durante un solo segundo, puede recibir una picadura.

Del mismo modo, la persona debe prestar mucha atención a las manos para mantenerlas en todo momento lejos del alcance del aguijón del escorpión. Mientras se trabaja con la mano dominante, no puede dejarse apoyada en cualquier lugar o sin vigilancia la otra extremidad, pues es ahí donde atacará el animal si se siente amenazado.

La necesidad de crear un espacio seguro

Antes de comenzar con la manipulación, se debe crear un espacio seguro donde, si ocurre un accidente, este no vaya a más y la situación permanezca siempre bajo estricto control.

Para ello, cuando se desee manipular a un escorpión —ya sea para cambiar el terrario o por cualquier otro motivo razonable—, hay que asegurarse de que si pica o escapa, no pueda ir muy lejos.

Un buen ejemplo de un espacio seguro es una bañera con el tapón puesto. En este medio, si el escorpión escapase, quedaría atrapado dentro de la bañera, ya que no puede trepar por la resbaladiza superficie. Además, la altura desde la que caería el animal es mínima y tampoco se haría daño.

Manipular a un escorpión con pinzas

Uno de los métodos más seguros a la hora de manipular a un escorpión es mediante una pinzas metálicas. Este tipo de pinzas son fáciles de conseguir en tiendas especializadas en reptiles, pues son útiles para alimentar a muchos de ellos.

Las pinzas no pueden tener una longitud inferior a los 30 centímetros. Hay que tratar en todo momento de mantener el aguijón lo más alejado de las manos. Además, el escorpión es un animal veloz, puede girarse rápidamente, aferrarse a la pinza e intentar trepar por ella.

Manipular a un escorpión mediante las pinzas es una tarea que requiere práctica y no será rápida las primeras veces. En primer lugar, se debe sostener al animal por el segmento previo al aguijón.

Una vez sujeto, se elevará suavemente, separándolo del suelo. Lo habitual es que el escorpión se quede inmóvil mientras esté en el aire y, cuando se coloque otra vez sobre tierra firme, comenzará a moverse con normalidad.

Lo más importante de esta técnica es no coger nunca al escorpión directamente por el aguijón. Es una zona delicada de su cuerpo y podría hacerse daño. Por último, hay que tener en cuenta que habrá que hacer fuerza para sostenerlo y que no se abra la pinza, siempre sin apretar demasiado para evitar dañarlo.

Manipular a un escorpión con un envase

Otra forma de manipular a un escorpión de forma segura es con un envase de plástico o cristal. Con ayuda de una pinza o un objeto largo, se dirige al animal hacia un bote abierto. 

Una vez esté dentro, se pone el bote en posición vertical —para evitar que trepe— y se coloca una tapadera agujereada. Este espacio es provisional, ya que el animal solo permanecerá en él mientras se limpia el terrario. Después, debe volver a su lugar habitual.

Aguijones de alacranes.

Consideraciones finales

El manejo de escorpiones, sobre todo si son muy venenosos, requiere mucha práctica y conocimiento. Como norma general, los escorpiones con venenos tóxicos para los humanos o animales están totalmente prohibidos como mascotas en muchos países.

Antes de adquirir un ejemplar de cualquier especie, es necesario informarse sobre su veneno y sobre la legalidad de su tenencia. Por otro lado, no hay que agobiarse si al principio manejar a un escorpión con pinzas resulta complicado. Como ocurre con todo, el tiempo y la práctica son grandes aliados.

Te podría interesar...
Milpiés: cuidados generales y cría en cautiverio
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Milpiés: cuidados generales y cría en cautiverio

Aunque existen miles de especies de milpiés en el mundo, los más habitueles como mascotas son aquellos que provienen de climas tropicales.



  • Adams, R. (June, 2016). How To Handle Scorpions Safely. Keeping exotic pets. Disponible en: https://www.keepingexoticpets.com/how-to-handle-scorpions-safely/#:~:text=The%20way%20to%20handle%20a,hang%20safely%20by%20it's%20tail.
  • Boppré, M., & Vane-Wright, R. I. (2019). Welfare dilemmas created by keeping insects in captivity. In The welfare of invertebrate animals (pp. 23-67). Springer, Cham.
  • Candido, D. M., & Lucas, S. (2004). Maintenance of scorpions of the genus Tityus Koch (scorpiones, buthidae) for venom obtention at Instituto Butantan, São Paulo, Brazil. Journal of Venomous Animals and Toxins including Tropical Diseases, 10(1), 86-97.
  • Pocock, R. I. (1891). The Scorpions at the Zoo. Nature, 44(1131), 198-198

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.