¿Cómo ayudar a un gato que cayó desde un sitio alto?

Ayudar a un gato que se ha caído de un sitio alto puede ser una tarea compleja que determinará la tasa de supervivencia del micho. Conócelo todo sobre el tema en este espacio.
¿Cómo ayudar a un gato que cayó desde un sitio alto?

Escrito por Yamila

Última actualización: 25 octubre, 2022

Se dice que los felinos tienen 7 vidas, y si a eso le sumamos su curiosidad innata, no es extraño verlos subidos a los árboles o a los tejados, o bien cayendo de ellos. En este artículo te contamos cómo ayudar a un gato que cayó desde un sitio alto. Sin duda, uno de los accidentes más habituales en esta mascota.

Aunque parezca que el felino está sano después de la caída, es probable que se haya dañado y solo esté ocultando su sintomatología para no parecer vulnerable. Como animales depredadores e instintivos que son, los gatos son expertos a la hora de simular bienestar cuando en realidad sienten un gran dolor. Continúa leyendo y descubre cómo ayudar a un gato que cayó de un sitio alto.

Los gatos y su relación con las alturas

A los gatos les encanta trepar y nadie lo puede negar. Algunos dicen que es por su instinto cazador, otros que por la curiosidad, pero lo más probable es que se trate de una mezcla de ambos. También están los que afirman que es debido a la falta de miedo a las alturas. Podríamos añadir que aman jugar cuando son cachorros o que su cuerpo esbelto y su flexibilidad les permiten subir a cualquier sitio.



Su capacidad extraordinaria de salir ilesos de las caídas les ha dado ese mote de “tener 7 vidas”. Es tan frecuente que los felinos caigan desde las alturas que los veterinarios le han puesto un nombre a este accidente: síndrome del gato paracaidista. Según fuentes profesionales, algunos gatos han llegado a sobrevivir caídas de más de 16 pisos de alto, una cifra inconcebible para el ser humano.

Este tipo de accidente suele suceder más en los cachorros y los jóvenes, porque son más curiosos, intrépidos e inexpertos que sus contrapartes adultas. Desde temprana edad salen al exterior y eligen las superficies y zonas más peligrosas para sus juegos y aventuras.

Sin embargo, es a partir de la adolescencia (cuando comienza la actividad sexual) que son más propensos a las caídas, sobre todo en el caso de los machos. Al olfatear las feromonas de las hembras, no tienen en cuenta los peligros. Siguiendo el rastro pueden intentar pasar por lugares inaccesibles y caer.

En el caso de los adultos, las caídas son menos frecuentes, y en la mayoría de ocasiones se debe a problemas del sistema nervioso, debilidad, patologías en los huesos, problemas musculares o falta de equilibrio.

Un gato es mucho más propenso a caer de una superficie alta cuando se le deja salir libre a explorar la calle. 

¿Cómo ayudar a un gato que cayó de un sitio alto?

Una caída en un felino puede estar causada por diferentes motivos. En el caso de que sea algo reiterado, es fundamental acudir a un veterinario para que lo revise e indique un tratamiento adecuado para el síndrome del gato paracaidista. Ten en cuenta que la falta de equilibrio del minino puede estar causada por muchas patologías, incluyendo ceguera, problemas neurológicos o lesiones óseas.

Si el profesional no encuentra nada “raro” en la fisionomía del animal, entonces es una cuestión de comportamiento o hábito. Quizás el animal se ha acostumbrado desde pequeño a trepar a los árboles o al tejado y más mayor es difícil retirar ese “disfrute” aunque se caiga varias veces. Si tu gato se cae desde una gran altura, te recomendamos que sigas los pasos citados.

1. Chequea el estado general del minino

Sin duda, el síntoma más grave derivado de una caída en mininos es la pérdida de consciencia. Es posible que el gato sufra un golpe grande en la cabeza y permanezca inmóvil sin dar ningún tipo de signo vital (más allá de la respiración y el latido del corazón). Si este es el caso, es esencial que acudas a un veterinario con presteza, pues la vida de la mascota corre peligro.

Algunas heridas son demasiado obvias después de la caída, pero fuera de casos límite, lo más probable es que tu gato se levante y salga corriendo como si nada hubiera ocurrido. En este último escenario, vigilia la posible aparición de los siguientes síntomas durante 48 horas:

  • Reluctancia o dificultad a la hora de levantarse y caminar. Esto suele indicar una fractura ósea.
  • Dolor al permanecer quieto o en posición de descanso.
  • Modo de andar rígido y anormal.
  • Incapacidad para apoyar uno o más miembros.
  • Quejidos constantes en forma de maúllo.
  • Letargia.
  • Dificultad para comer y falta de apetito.

Si percibes cualquiera de los síntomas citados, no dudes en acudir al veterinario con tu gato. Una caída puede convertirse en algo muy serio si no se aborda a tiempo.



2. Monitoriza su tasa respiratoria

Un felino puede engañarnos acerca de su estado de salud con su lenguaje corporal, pero no con sus señales fisiológicas. Lo primero que debes hacer tras detectar cualquier síntoma extraño es monitorizar la tasa respiratoria de la mascota. La tasa respiratoria normal de un felino es de 20 a 40 ciclos por minuto: por encima o por debajo es posible que haya un problema. 

La taquipnea o respiración anormalmente rápida suele indicar dolor en casi cualquier mamífero. 

3. No administres analgésicos ni medicamentos humanos para ayudar al gato que cayó de lo alto

Muchas personas cometen este error al intentar curar a sus mascotas. Sin embargo, las medicinas para humanos pueden causar intoxicación en los animales, incluso en dosis bajas. No automediques a tu minino en ningún caso, por mucho que creas que puede ayudarle en el momento.

4. Mantenlo inmovilizado

Esto es un poco difícil en los gatos que no se quedan quietos ni un minuto. Cuando están doloridos, los felinos incluso se vuelven peligrosos y pueden morder o arañar a sus dueños. Tienes que tratarlo lo más delicado posible y con cautela. De esta manera no se asustará y te dejará que lo cuides.

Por lo general, se recomienda emplear un transportín rígido durante su transporte. No obstante, si necesita atención de urgencia, también se puede optar por usar alguna superficie rígida que impida cualquier movimiento brusco. En caso de que el gato esté nervioso y sea imposible tocarlo sin que te ataque, siempre puedes llamar a un servicio de urgencias para que un profesional lo manipule.

5. Controla las hemorragias

Si tu gato se ha clavado un hierro u otro elemento en el cuerpo tras la caída, no intentes sacárselo. Déjalo donde está y acude al veterinario, pues remover algo clavado en una herida abierta solo hará que esta empiece a sangrar de forma profusa. Si ya presenta una herida sangrante, rodea la lesión con una toalla y aprieta gentil para disminuir la hemorragia.

La mayoría de sangrados superficiales se cortan en cuestión de 5-10 minutos.

6. Llévalo al veterinario

Puede que a simple vista pienses que no se ha hecho ningún daño grave, pero algunas lesiones son invisibles al ojo humano. El médico lo revisará, evaluará sus síntomas y le hará algunos estudios para asegurarse de que no se haya quebrado un hueso o tenga una lesión interna (por ejemplo en los pulmones, muy sensibles en los gatunos).

Algunas de las patologías más comunes derivadas de una caída en felinos son las siguientes:

  • Ruptura mandibular.
  • Fisuras en la pelvis o en los huesos de las extremidades.
  • Ruptura de los dientes o del paladar.
  • Fracturas espinales.
  • Ruptura de la vejiga.

Si se ha producido cualquier tipo de ruptura leve, lo más normal es que el médico recete analgésicos al animal para controlar el dolor durante unos días e inmovilizar las estructuras dañadas para que se puedan recuperar. En los casos más delicados, será necesaria una cirugía bajo anestesia general.

7. Vigila su comportamiento

Si tras caer de un sitio muy alto y antes de llevarlo al veterinario te das cuenta de que se queda inmóvil o quieto en un lugar, se esconde debajo de la cama o la mesa, maúlla todo el tiempo o no quiere comer, entonces adelanta tu consulta con un profesional. Tu gato puede tener daños internos o estar muy dolorido.

8. Toma medidas de prevención

Los dueños de los gatos que aman trepar por ahí pueden, por ejemplo, cerrar las ventanas, los balcones y los huecos de ventilación. Dale más juguetes para entretenerlo y construye plataformas que le permitan subir a diferentes sitios sin dañarse al caer para que tu felino no busque actividades riesgosas que realizar en el entorno del hogar.

El enriquecimiento ambiental es esencial para que un gato no se tire de sitios altos. También es vital adquirir refuerzos protectores de ventanas y balcones.

¿Cuál es el pronóstico?

A pesar de que se intente de todo para ayudar al gato, es imposible saber si se recuperará por completo después de que cayó de un sitio alto. Aunque exista una gran probabilidad de que se sobreponga, el problema real son las secuelas y la gravedad de los daños que sufra en su cuerpo. De hecho, aunque sobreviva a la caída y llegue al veterinario, podrían aparecer complicaciones letales como enfisemas subcutáneos, infecciones generalizadas, hipotermia o falla de varios órganos.

Además, al menos el 48% de los casos sufre algún tipo de lesión ortopédica. Dicha afectación puede ser simple, desde pequeñas fracturas, hasta graves como lesiones en la columna vertebral. Por lo tanto, es probable que la mascota padezca secuelas graves que afecten de manera sustancial su calidad de vida, así que la eutanasia también se vuelve opción viable en estos casos.

La mayoría de caídas felinas terminan en un susto, pero un pequeño porcentaje de ellas pueden encerrar más gravedad de lo que en un principio estima el tutor. Por eso, ante cualquier duda, te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza. 

Te podría interesar...
Mordidas de amor en gatos: ¿qué significan?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mordidas de amor en gatos: ¿qué significan?

Si tu gato se revuelve y te muerde mientras lo acaricias, estás ante las famosas mordidas de amor. Aprende aquí por qué tu felino hace esto.



  • High-Rise Syndrome in Cats, ASPCA. Recogido a 4 de enero de 2022 en https://www.aspcapetinsurance.com/resources/high-rise-syndrome-in-cats/
  • First Aid for Falls in Cats, VCA Hospitals. Recogido a 4 de enero de 2022 en https://vcahospitals.com/know-your-pet/first-aid-for-falls-in-cats
  • Umphlet, R. C., & Johnson, A. L. (1988). Mandibular fractures in the cat a retrospective study. Veterinary Surgery, 17(6), 333-337.
  • Vnuk, D., Pirkić, B., Matičić, D., Radišić, B., Stejskal, M., Babić, T., ... & Lemo, N. (2004). Feline high-rise syndrome: 119 cases (1998–2001). Journal of feline medicine and surgery, 6(5), 305-312.
  • Bonner, S. E., Reiter, A. M., & Lewis, J. R. (2012). Orofacial manifestations of high-rise syndrome in cats: a retrospective study of 84 cases. Journal of veterinary dentistry, 29(1), 10-18.
  • Lefman, S., & Prittie, J. E. High‐rise syndrome in cats and dogs. Journal of Veterinary Emergency and Critical Care.
  • Merbl, Y., Milgram, J., Moed, Y., Bibring, U., Peery, D., & Aroch, I. (2013). Epidemiological, clinical and hematological findings in feline high rise syndrome in Israel: a retrospective case-controlled study of 107 cats. Israel Journal of Veterinary Medicine, 68(1), 28-37.
  • Liehmann, L. M., Dörner, J., Hittmair, K. M., Schwendenwein, I., Reifinger, M., & Dupré, G. (2012). Pancreatic rupture in four cats with high-rise syndrome. Journal of feline medicine and surgery, 14(2), 131-137.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.