¿Sabías que los gatos sobreviven a caídas elevadas pero no intermedias?

Virginia Duque Mirón · 14 septiembre, 2017

Dicen que los gatos tienen 7 vidas, aunque hay muchas incógnitas al respecto. ¿Por qué decimos esto? Porque al parecer, los gatos sobreviven a caídas altas, pero no lo hacen cuando la caída es más baja. ¿Te gustaría saber los motivos?

La curiosidad mató al gato. Esta es una frase que ha llegado a usarse incluso para describir la curiosidad extrema que pueden presentar algunas personas. No obstante, en el mundo gatuto es totalmente cierto. Por ello, todos los mininos, en un momento u otro, se verán en peligro por una inminente caída.

Esto hace que los dueños de los gatos vivan en continuo temor de que esto suceda, y que pueda ocasionar daños a su mascota. Si eres dueño de un felino, no debes preocuparte si vives en un piso con altura. Te explicamos por qué.

Por qué los gatos sobreviven a caídas de altura

Los biólogos Wayne Whitney y Cheryl Mehlhaff indican que los gatos tienen ese instinto nato de mirar, de conocer, de ver, de descubrir… Ello va unido al amor que sienten por estar siempre en las alturas. Un minino siempre intentará estar encima de ti, en el lugar más alto de la casa.

Esto hace que se pongan en peligro, innecesariamente sí, pero ellos no lo saben. A pesar de que nuestra lógica humana nos lleva a pensar que cuanto más alta sea la caída, peor será el daño, los gatos sobreviven a caídas más altas, mientras que pueden salir muy mal parados en caídas menores.

Un estudio de 1987 llevado a cabo por la Asociación Americana de Medicina Veterinaria nos da la respuesta. Se hizo entre 132 gatos que fueron llevados de urgencias en Nueva York. Se descubrió que los que habían caído desde una altura entre los 5 y los 9 metros tenían daños más graves que los que habían caído desde una zona mayor.

Como muestra de ello, la BBC habló sobre una gato que en 2012 cayó de una altura de 19 pisos y solo mostraba algunos moretones en el torso.

Los superpoderes felinos hacen que los gatos sobrevivan a caídas de altura

Esto parece algo increíble. Por ello, muchos han catalogado a los gatos de tener superpoderes. No obstante, ya sabemos que estos no existen, por lo que la respuesta es algo más lógica.

El secreto de los gatos es el llamado “reflejo de enderezamiento”. Es algo parecido a lo que los humanos nos hace conservar el equilibrio ayudándonos a estar en pie. El caso es que si los felinos tienen el tiempo suficiente, son capaces de colocarse de manera que puedan caer de pie. Pero para ello, necesitan al menos dos metros de altura.

Por otro lado, sus patas son capaces de estirarse. Esto hace que su cuerpo haga lo mismo, y crea de ese modo un “efecto paracaídas” que les permite llegar al suelo sin daños. Pero para ello necesitan tiempo. Por tanto, cuanto más alta sea la caída, más tiempo tendrán de auto protegerse con esos movimientos.

Gracias a este “efecto paracaídas” su velocidad de caída se reduce. Mientras que una persona caería a unos 197 km/h, un gato es capaz de reducir esa velocidad a 97 km/h.

Obviamente, podríamos pensar por qué este efecto no surte efecto, valga la redundancia, cuando las caídas son intermedias. Pues es fácil. Cuanto más tiempo dure la caída, mayor será el tiempo que el gato tendrá para prepararse. Así, más podrá incluso reducir la velocidad.

Esta sin duda es una más de las curiosidades que los gatos nos enseñan día a día. Animales misteriosos. Muchos dicen no entenderlos, pero esta es una muestra más de que son increíbles. De hecho, tienen mucho aún por enseñarnos.

No obstante, aunque los gatos sobreviven a caídas de altura, no debes descuidar nunca la seguridad de tu hogar. Jamás des por sentado que no es importante cerrar la ventana. Que los felinos estén preparados para no lesionarse no significa que nunca suceda, o que todos estén preparados para ello.

Algunos tienen sobrepeso, o la edad ha dañado sus huesos o articulaciones. Cuida de tu mascota y sé previsor siempre.

Fuente de la imagen principal: Fabian Canosa