Postes rascadores para gatos

El hábito de arañar es muy importante y natural para los felinos, de allí la importancia de los postes rascadores.

Muchos dueños creen que los gatos arañan las cosas a su alrededor para romper sus cosas a propósito, pero en realidad se trata de un acto instintivo para ellos. La idea de que el gato ”quiera” dañar algo es humanizar al animal en cierto sentido, cuando lo que se debe hacer en realidad es averiguar más acerca de los instintos naturales del gato, para así comprender el por qué de sus actos.

Para evitar el problema de daños materiales por nuestros gatos, existen los postes rascadores. Estos postes están diseñados para que el felino pueda arañar de acuerdo a su instinto y se olvide del resto del mobiliario a su alrededor.

Puedes comprarle uno a tu mascota o ¡incluso puedes armarlo tú mismo!

La importancia de arañar

Algunos dueños no comprenden que para un gato arañar un objeto es lo mismo que dormir, respirar, comer o hacer ejercicio para nosotros.

Básicamente, arañar los relaja porque les permite estirarse (evitando así tensiones) e incluso les sirve para marcar su territorio.

Además, cuando arañan, los gatos afilan sus uñas y esto hace que crezcan más fuertes y sanas. Recuerda que son un elemento imprescindible en la vida del animal.

Las mascotas no saben muy bien si el sofá o la alfombra se puede rascar o no, para ellas son todos objetos que sirven para su objetivo.

La buena noticia es que no debes esperar a que te destroce la casa. Tampoco tendrás que recurrir a la horrible práctica de cortarle las uñas a tu gato para ”solucionar” el problema. En realidad, la solución es mucho más sencilla: ¡Todo se soluciona con los postes rascadores para gatos!

Tipos de postes rascadores para gatos

Hay diferentes motivos y tamaños de postes rascadores para gatos. Los hay diseñados tanto para interiores como exteriores, con lo cual vienen con un diseño predeterminado para el espacio donde hemos pensado colocarlo. También hay postes que se adaptan a cualquier espacio, con accesorios que permiten alargarlos o acortarlos.

También hay postes que tienen otros usos incluidos. Por ejemplo, algunos postes tienen camita incluida, con diversos materiales. Otros postes están incorporados a un ”área de juegos” para el gato, y así, te podrás imaginar que existen muchas más variedades.

En las tiendas de mascota podrás encontrar una gran cantidad de opciones para llevarle de regalo un buen poste rascador a tu gatuno.

Si tienes más de un felino te recomendamos que cada uno tenga su rascador para evitar problemas entre ellos. Para ellos es importante contar con su poste rascador individual.

Los postes rascadores más comunes son:

1.Rascador básico

Está compuesto por un poste alto con una base para que se mantenga erguido y otra en la parte superior para lograr equilibrio. Pueden estar envueltos en hilo sisal o en cualquier otro material rugoso. El diseño básico permite al gato estirarse sobre sus dos patas traseras y arañar con las delanteras. Es el más económico de los postes rascadores para gatos.

2.Rascador con accesorios

Al diseño básico se le añaden accesorios para dar como resultado una especie de casa o estación de juegos para tu gatuno.

Si tienes suficiente espacio es una excelente opción. Pueden tener una o más cuevas o cajas para que el felino se esconda, rampas, escaleras y varios niveles para garantizar la diversión del minino durante horas. ¡Ideal para los cachorros juguetones!

3.Rascador plano

Es más adecuado para los gatitos pequeños y si no vivimos en un sitio muy grande. Es como una especie de marco con una tela similar a una alfombra que permite al animal rascar sin ejercer tanta presión.

También pueden servir para los gatos adultos o aquellos que no pueden hacer movimientos demasiado “atléticos”. Es muy fácil de hacer uno mismo si así lo deseamos.

4.Rascador de cartón

Entre todos los rascadores este es el más barato… en algunos casos incluso no nos cuesta ni un céntimo.

Si tienes un gato seguro sabrás que esta especie tiene una fascinación por las cajas de cartón. No importa qué haya en el interior, la usará para divertirse por horas. Se esconderá, dormirá, la arañará y lo pasará de maravillas.

Cómo hacer un rascador para gatos

Si te gustan las manualidades, y tienes algo de tiempo libre, puedes animarte a hacer tus propios postes rascadores para gatos. ¡Es más fácil de lo que crees!

Necesitas:

  • 1 palo de madera (de la misma altura del gato aproximadamente)
  • 2 cuadrados de madera (cuyos lados deberán medir la mitad que el palo)
  • Lija para madera
  • Hilo sisal
  • Retazos de alfombra
  • Pegamento
  • Clavos y martillo

Pasos a seguir:

  1. Lija bien las maderas para asegurarte de que no quede ninguna astilla ni superficie sobresaliente que pueda lastimar al gato.
  2. Forra las maderas cuadradas con los retazos de alfombra que seleccionaste previamente (por ambos lados). Asegura bien el material con pegamento.
  3. Coloca pegamento en el palo de madera y pasa el hilo sisal lo más ajustado posible.
  4. Clava tanto la base como la tapa en los extremos del palo de madera.
  5. Deja que todo se seque bien.
  6. ¡Preséntaselo a tu mascota para que comience la diversión!

Si quieres puedes añadir unas bolitas hechas con cordel o lana para llamar la atención del gato.

Categorías: Gatos Etiquetas:
Te puede gustar