Elegir un padrino para la mascota

Ya sea que nos vamos de viaje, tenemos un accidente, o incluso dejamos de existir, podemos necesitar que alguien se encargue de cuidar a nuestro perro o gato de la misma manera que lo haríamos nosotros. Aunque pueda sonar extraño, elegir un padrino para la mascota puede ser una tarea noble pensando en su bienestar y su futuro.

¿Padrino para la mascota?

Tener un perro o un gato (por nombrar sólo a las dos especies más frecuentes) es toda una responsabilidad. Es algo que no podemos tomar a la ligera. Se trata de una vida, un ser sintiente que necesita cuidados, cariño y salud.

Quizás nunca te hayas echo esta pregunta: ¿qué sucederá con tu mascota cuando ya no estés en este mundo? Es verdad que nadie se pone a pensar en estas cosas. Pero sería bueno que reflexionases un poco al respecto. Si vives solo con tu mascota, todavía más.

Son miles los casos de perros y gatos que han quedado a la deriva después de que sus dueños fallecieran… Por supuesto, no queremos que suceda lo mismo con nuestro mejor amigo. Una buena manera de evitarles el sufrimiento adicional de no tener un hogar tras haber perdido a su propietario es elegir un padrino para la mascota.

Puede sonar un poco extraño o descabellado, pero si pensamos mejor, no es una mala idea. Ahora bien, ¿cómo elegir a esa persona que se encargará de cuidar de nuestro amigo especial todo lo que reste de vida?

Tips para elegir un padrino para tu mascota

  • Como primera medida, debemos escoger a alguien que le gusten los animales. Esa es condición sin ecua non. Esto quiere decir que pueda ofrecerle a tu mascota una vida similar a la que tiene ahora contigo.
  • En segundo lugar, elige el padrino para la mascota en relación a su afinidad con el animal. Esto quiere decir que tienen que llevarse bien desde antes. Piensa en aquellas personas que juegan con tu perro, le hacen mimos a tu gato, o te preguntan por ellos de manera genuina.
  • Otro aspecto que debemos tener en cuenta en la selección es si posee lugar y tiempo para cuidar del peludín o el minino. Por ejemplo, que viva en una casa con parque, que no tenga otros animales (o que se lleven bien con el tuyo) y que no se pase todo el día fuera de casa. Puede parecer difícil cumplir con estos requisitos, pero seguramente hallarás a alguien que pueda encargarse de tu mejor amigo en tu ausencia.
  • Por último, debemos hablar con esa persona seleccionada para hacerles saber nuestra decisión o idea de convertirle en el padrino de nuestra mascota. Presta atención a su reacción inicial. Quizás le parezca gracioso o extraño. Pero, si es el indicado, se sentirá muy honrado de que lo hayas elegido. Y aceptará sin dudar cuidarle en tu ausencia.

Vacaciones y accidentes: momentos para elegir un padrino para la mascota

Cuando nos vamos de viaje por al menos una semana, tenemos que pensar quién cuidará de nuestro perro o gato y dónde se quedará. En el caso de los canes, es más sencillo llevarlos a la casa de su cuidador. Pero si tienes un gato, quizás las cosas sean diferentes. Deberás seleccionar a aquella persona que pueda ir hacia tu vivienda para dejarle la comida y cambiarle las piedras del arenero.

¿Qué mejor momento que las vacaciones para elegir padrino para la mascota? Siguiendo las mismas directrices indicadas anteriormente, puedes seleccionar esa persona que se encargará de tu amigo. Tiene que haber suficiente confianza como para que te quedes 100% tranquilo de que tu perro o gato estará en buenas manos, no le faltará comida, estará feliz, y no sufrirá tanto tu ausencia.

Fuente de la imagen principal: Amici con la coda