Cómo elegir la mejor cama para perros

Yamila · 29 julio, 2017

Nuestras mascotas se merecen un lugar de descanso acorde a sus necesidades. Y como se pasan muchas horas del día durmiendo… debemos tomarnos un tiempo para escoger entre las diferentes opciones disponibles. En este artículo te contamos cómo elegir la mejor cama para perros.

Camas para perros: ¿por qué?

Además de que son un sitio muy cómodo para dormir, las camas para perros aíslan la temperatura del suelo (ya sea en invierno como en verano), son un sitio tranquilo y personal donde relajarse sin ser molestados, y les da la seguridad y protección que necesitan en caso de ser muy miedosos o pequeños.

Pero, además de ello, evitan (en la mayoría de los casos) que busquen otro sitio para dormir, como, por ejemplo, nuestra cama o el sofá. Si tienes un perro anciano o enfermo, también es buena para que esté cómodo y sin dolores.

Tips para elegir la mejor cama para perros

No tenemos que pensar en nuestras preferencias, sino en las de las mascotas. Por ello, es fundamental solicitar asesoramiento en la tienda de animales, o bien teniendo en cuenta estos consejos:

1. Tamaño adecuado

Hay diferentes estilos, tipos y medidas para elegir la mejor cama para perros. Depende del tamaño y la raza de tu mascota, ya que no es lo mismo una para un chihuahua que una para un ovejero alemán. Es fundamental tomar las medidas de tu canino antes de ir a la tienda (altura y largo), o bien indicarle al vendedor qué raza es y cuántos años tiene. Si conoces el peso del animal, también puede ser de ayuda.

2. Forma de dormir

Si a tu peludo le encanta dormir echo una bola en cualquier época del año, elije una cama con bordes acolchados, y mejor si es de forma ovalada o redonda. De esta manera se sentirá más protegido y cómodo. En cambio, si es de descansar estirado, la mejor cama es rectangular y sin ningún borde.

3. Estación del año

Hay camas para invierno y camas para verano. Todo depende de los materiales con que fueron confeccionadas. Cuando hace frío, puede usar una de felpa que lo proteja de las bajas temperaturas. Cuando hace calor, una de esterilla refrigerante tipo colchón para que no transpire demasiado y termine durmiendo en el suelo.

4. Lavado

La mejor cama para perros es sin duda aquella que se puede lavar sin problemas. Recuerda que el animal se ensucia las patas, puede llevarse huesos o juguetes, llegar mojado de la calle, etc. Así que es una buena idea comprar una cama que venga con funda para poder meterla en la lavadora y listo. Adiós a la suciedad y a los ácaros.

5. Ubicación

¿Dónde colocarás la cama de tu perro? Si no tienes demasiado espacio, compra una que, si bien sea cómoda para tu mascota, no le “sobre” como para que entre otro animal (salvo que tengas más de uno en casa). Si la cama se colocará al aire libre, puedes comprar unas especiales para exterior con materiales impermeables que evitan que se deteriore tan rápido.

6. Hábitos del perro

Ten en cuenta que algunos peludines pueden querer morder la cama si está hecha de mimbre (tipo cesta), o quizás orine en ella. No olvides estas cuestiones antes de comprarle el lugar para dormir.

7. Tipos de camas

Existe una gran variedad de camas para perros, desde las más básicas a las más sofisticadas. Un clásico son las cestas de mimbre, siempre y cuando tengan un cojín bien mullido en su interior que se pueda lavar sin problemas. Otras alternativas son las colchonetas: cómodas, impermeables y fáciles de transportar y limpiar. Debajo de ellas puedes colocar una manta en invierno para que no pase frío, y en verano pon alguna tela por la transpiración del animal.

Por último, tenemos las camas mullidas y los sofás, pensadas mayormente para las razas más pequeñas. Les aportan seguridad y bienestar, y permiten que el perro duerma más elevado del suelo (casi a la misma altura que la cama de su dueño).