Perros Chihuahua ideales para pequeñas viviendas

Yamila 10 febrero, 2017

Las razas miniatura son furor en las ciudades debido a que no requieren de espacios muy grandes para vivir cómodos. Debido a que las viviendas son cada vez más pequeñas, las parejas y familias buscan canes de tamaño reducido como por ejemplo los perros Chihuahua. En este artículo te contamos más sobre este simpático peludo.

Historia y apariencia de los perros Chihuahua

El Chihuahua o Chihuahueño es una raza de perro con origen en México (tiene el mismo nombre que un Estado de ese país porque allí fue descubierto). Su nombre quiere decir “lugar arenoso y árido” en lengua aborigen, y se trata del can más pequeño del mundo.

No se sabe muy bien cuándo aparecieron los primeros Chihuahuas. Sin embargo, la hipótesis más difundida indica que son descendientes de los “techichi”, un animal de compañía de la civilización tolteca. Sin embargo, el Chihuahueño actual es más pequeño que su predecesor.

En cuánto a su apariencia, podemos destacar sus orejas rectas y sus ojos saltones. La altura oscila entre los 15 y los 25 cm y el peso va desde los 1,5 a los 3 kg. Pueden presentar varios colores en el manto: negro, café, chocolate, gris, tricolor, con líneas o moteados. Otro de los récords que ostenta el Chihuahua es la longevidad: pueden llegar a vivir 17 años.

Carácter y temperamento de los perros Chihuahua

Una de las razas más elegidas por las celebridades de Hollywood (quienes los llevan de aquí para allá en su regazo, en una cabriola o en bolsos especiales), es muy apegada a sus dueños, a quienes le profesan total lealtad, cariño y respeto.

Los Chihuahua son muy inquietos y a pesar de su tamaño no son para nada débiles o temerosos. ¡Todo todo lo contrario! Parece que no tienen consciencia de su tamaño y no dudan en enfrentarse a animales más grandes. La personalidad de estos perros realmente llama la atención, así como también su inteligencia extrema y su estado de alerta constante.

La socialización y el entrenamiento son muy importantes desde cachorros para evitar que enfermen o se depriman. Los Chihuahueños necesitan vivir en clan o grupo, ya sea con otros perros o rodeado de personas.

A estas mascotas no les agradan demasiado los niños pequeños (de hasta 6 años), ya que como son de diminuto tamaño, es probable recibir daños en un juego algo intenso. También puede haber casos de Chihuahua que le teman a los peques por su hiperactividad o altura.

Estos peludines son ideales para viviendas pequeñas ya que no necesitan demasiado espacio para vivir cómodos y felices. Con una buena cama (o sofá) y un abrigo caliente serán los animales más felices del mundo.

Cuidados de los perros Chihuahua

Si bien nos puede parecer una moda o un capricho de los dueños al ver un Chihuahua con un abrigo o chaqueta, lo cierto es que esta raza es muy sensible al frío por su pequeño tamaño y complexión. Otras cuestiones a tener en cuenta en relación a su salud es que pueden presentar anomalías genéticas y neurológicas como apoplejías o epilepsia. Al igual que otros perros miniatura, suelen padecer hidrocefalia (agua en el cerebro) de cachorros.

Los ojos de gran tamaño y “salientes” son foco de infecciones frecuentes si no los cuidamos y limpiamos como corresponde.

Es importante que el dueño del Chihuahua cumpla con una nutrición equilibrada, sana y acorde al tamaño del canino. Aquellos ejemplares con sobrepeso pueden tener por ejemplo luxación de codo, bronquitis crónica, colapso traqueal o problemas en los ligamentos.

Al tener un Chihuahueño debemos llevarle de paseo para que realice ejercicio moderado todos los días. No es necesario un entrenamiento intenso, con unas vueltas a la manzana cada mañana o tarde es suficiente. Por lo tanto puede ser una buena opción para personas mayores o incluso sedentarias.

Por último es importante remarcar que no es bueno mimar a los Chihuahua como si fuesen bebés (aunque por su tamaño los llevemos en el regazo), porque sufren y no comprenden su condición de mascotas.

Te puede gustar