Cómo aprenden los gatos a cazar

María Eugenia Thomas · 16 marzo, 2019
Los gatos han sido famosos por cazar ratones durante tanto tiempo como los gatos y las personas han estado juntos; por extraño que pueda parecer a algunas personas, los gatos no nacen sabiendo cómo cazar

Contrariamente a los gatos salvajes, que cazan instintivamente para obtener comida, los gatos domesticados necesitan aprender a cazar, por la sencilla razón de que no es una necesidad vital para ellos. ¿Cómo aprenden a cazar? ¿Cómo puedes estimular su instinto?.

Enseñar a cazar: el papel principal de la madre gato

La madre de un gato domesticado es la primera en desempeñar un papel en el desarrollo del instinto de caza de un gatito. Los gatitos aprenden lo básico de la caza alrededor de las cinco semanas de edad, tan pronto como pueden caminar solos, al observar el comportamiento de la madre.

No solo ataca a su presa y se la come frente a sus gatitos, sino que también produce sonidos para atraer su atención. Luego, ella acerca la presa a los gatitos y comienza a comer al animal. Los gatitos comenzarán jugando con la presa y, después de un tiempo, irán los pequeños mininos a cazar solos.

La caza se vuelve más importante que jugar

Alrededor de las 8 semanas, los gatitos dejan de jugar con la presa y comienzan a comportarse como cazadores reales. Cuando van los gatos a cazar, esto se vuelve más importante que el juego. Sin embargo, después de atrapar la presa y comerla, fácilmente regresan a jugar con sus hermanos.

Cómo puedes estimular a los gatos a cazar

Algunos gatitos no tienen la oportunidad de aprender los conceptos básicos de la caza con su madre y es posible que desees involucrarte en su desarrollo. Puedes estimular a tu gatito con ciertas actividades como juegos de persecución y presas falsas.

Debes tomar precauciones y, en lugar de usar tus manos directamente, intenta encontrar una bola pequeña o una pluma atada a una cuerda.

Cómo cazan los gatos

Cómo cazan los gatos

Cuando aprenden los gatos a cazar desarrollan una técnica muy precisa y organizada. Primero ubican a la presa. Luego realizan varias maniobras para acercarse, como acostarse y moverse furtivamente para pasar desapercibidos. Retraen sus patas traseras cuando se acercan suficientemente a su presa y, finalmente, hacen su sprint o salto para atrapar a la víctima.

Los felinos están ‘equipados’ con un sentido del oído muy sensible y pueden identificar ruidos y ultrasonidos producidos por sus presas. Algunas veces los escuchan desde varios kilómetros de distancia.

Es recomendable que evites que tu gatito se escape demasiado lejos en sus primeros días de caza. Puedes valerte de los productos que rastrean sus movimientos y así encontrarlo fácilmente cuando sus expediciones de caza se prolonguen demasiado.

La vista de los gatos les permite vincular la imagen con los sonidos, mientras que el olor parece desempeñar un papal menor. El sentido del gusto es complementario a los otros sentidos y ayuda a los gatos a elegir las presas más deliciosas, en lugar de insectos amargos.

La caza es natural y polémica

El comportamiento que impulsa a los gatos a cazar nos ha beneficiado durante mucho tiempo al mantener bajas las poblaciones de roedores. Sin embargo, en estos días la depredación por parte de los gatos nunca ha sido más controvertida.

Gato caza pájaro

A medida que nos expandimos en hábitats sensibles, llevamos a nuestros gatos con nosotros y, cuando hacen lo que es natural, provocan un debate furioso, especialmente cuando las aves son su presa.

Vale la pena señalar, sin embargo, que algunos biólogos indican que los gatos salvajes sobreviven principalmente del hurto, no de la caza. Incluso señalan que, cuando estos cazan, su presa es más a menudo un ratón no deseado que un ave rara.

No obstante, cualquier ave es demasiado a los ojos de los amantes de los animales, y el debate sobre los gatos en libertad no muestra signos de calmarse en el futuro. Y también lo será el debate sobre cómo mantener a los gatos dentro de casa.

La caza con técnica de pesca

La pesca también requiere destreza y altas dosis de paciencia. Normalmente, el gato espera en un lugar semiapartado hasta que aparece el candidato adecuado, luego usa una pata como una cuchara para sacar al pez del agua. En aguas poco profundas, el gato puede usar ambas patas al abalanzarse y agarrar al pez.

No todos los gatos son capaces de perfeccionar la técnica de pesca, probablemente debido a la dificultad del contacto visual con respecto al agua. Pero, incluso los gatitos que habitan en tierras secas, utilizan la técnica de la cuchara para ‘pescar’ en un posible agujero del que pudiera salir algo delicioso.

https://docandphoebe.com/blogs/the-catvocate-blog/hunting-a-learned-skill-from-mother-by-the-kitten