Cómo acostumbrar al perro a dormir solo

Conseguir que tu perro duerma solo en su cama es esencial para que no termine desarrollando ansiedad por separación. Te lo contamos todo sobre el tema.
Cómo acostumbrar al perro a dormir solo

Escrito por Irene Peláez

Última actualización: 21 diciembre, 2021

¿Acaba de comprarse un cachorro y no hay manera de que duerma en su cesta? ¿Aúlla por las noches, no quiere dormir o intenta subirse a su cama? Hacerle caso o permitirle la entrada en sitios que no son su cama es un error. Le contamos como conseguir que su nuevo cachorro duerma donde tiene que dormir y no donde él quiera.

La importancia de la autonomía en los cachorros

Desde que un cachorro entra en casa, hay muchísimas tareas que llevar a cabo: enseñarle a defecar solo en las salidas al parque, darle alimentos nuevos y permitir que explore entornos desconocidos son solo algunas de ellas. De todas formas, una de las claves esenciales a la hora de educar al can es enseñarle a que disfrute de su tiempo en soledad. 

A pesar de que sea tentador pasar todo el día con la mascota, nunca es una buena idea. Si no se acostumbra a estar solo, terminará por desarrollar ansiedad por separación. Tal y como indica la revista Nature, este cuadro emocional ocurre en el 14-20 % de todos los canes domésticos. Aunque existan muchos posibles desencadenantes, pasar de una rutina acompañado a otra solitaria es el principal.

El periodo de socialización, en el que se ejercita la autonomía y el conocimiento de cosas nuevas, es el más importante de la vida del can. Ocurre entre las 3 y las 12 semanas tras el nacimiento. 

¿Por qué mi cachorro llora por las noches y no quiere dormir solo?

Que su perro aúlle, ladre por las noches y busque su compañía no se debe a malicia o ganas de molestarle, sino que es probable que sea consecuencia de haber sido separado de su madre y sus hermanos y no esté acostumbrado a descansar de manera autónoma. No pasa nada. Los dueños deben acostumbrar al perro a dormir solo.

Lo que se debe hacer es ser firme y no acudir ni gritar ni hacer ningún tipo de acción que pueda indicar al cachorro que le hemos oído y vamos a acudir cuando llore por las noches, da igual si es molesto. Aunque sea difícil tanto para el dueño como para el cachorro, lo mejor es ignorarlo. Esto hará que se dé cuenta de que no por mucho llorar recibirá atención, entenderá que la cesta es su cama y que por la noche nadie jugará con él y terminará acostumbrándose.

Además, es bueno para su educación acostumbrarse a ser independiente y no a estar todo el día en brazos o con sus dueños pendientes de él. Tiene que comprender cuál es su lugar en la familia. A pesar de tener todo esto bien claro, el periodo de transición es molesto para los tutores y el can por igual.

De media un cachorro puede tardar en adaptarse a su nueva cama unos 7 días. Esto es una semana de aullidos, arañazos y ladridos por las noches. Por ello, es conveniente avisar a los vecinos que tenemos un nuevo cachorro, que se está acostumbrando a dormir solo y disculparnos por las molestias que pueda ocasionarles.

Aunque parezcan muy enérgicos a simple vista, los cachorros duermen de 18 a 20 horas al día. 

¿Por qué tu perro tiembla mientras duerme?

¿Por qué mi perro adulto no puede dormir solo?

Si tu perro no puede dormir solo y ya no es un cachorro, es hora de preocuparse. Puede que tenga alguna dolencia física y esta no le deje dormir o, por otro lado, es posible que haya desarrollado ansiedad por separación. En este cuadro clínico, el can sentirá pavor, ansiedad e indefensión cada vez que el tutor se aleje de él, ya sea para dormir o para irse a trabajar.

Algunos de los síntomas principales de la ansiedad por separación (más allá de la incapacidad de dormir solo) en perros adultos son los siguientes:

  • Orinado y defecación dentro de casa y fuera de los intervalos de paseo.
  • Llantos, ladridos y lloriqueos constantes cuando el tutor no está presente (sobre todo de noche y durante el horario laboral).
  • Mordidas y destrucción de los muebles de la casa.
  • Coprofagia (ingesta de las propias heces):
  • Comportamientos estereotipados, es decir, constantes y sin una finalidad concreta. Dar vueltas, perseguirse el rabo y “morder moscas” son algunos de los más comunes.
  • Cambios en la rutina.

A veces, estos comportamientos se solucionan por sí solos o disminuyen su gravedad en cuestión de semanas. De todas formas, el único consejo posible en este frente es acudir a un educador canino. Las patologías no se pueden tratar solo desde casa.

Trucos para que el cachorro duerma bien y en su sitio

Si tu can está recién llegado y has descartado problemas de ansiedad por separación (u otros trastornos psicológicos), puedes acostumbrarlo a dormir en su cama en cuestión de días o semanas con las técnicas adecuadas. ¡Te las mostramos en los siguientes apartados!

Prepara el hogar

Lo primero y más importante para que su nuevo perro duerma bien es preparar bien la casa y el sitio para su llegada. Sobre todo, traerle por la mañana para que vaya reconociendo su zona, ponerle olores familiares, etc. Si además se mantiene al can en un área tranquila y relajada antes de dormir y se le deja un premio en su sitio, esto ayudará a que duerma más tranquilo y mejor.

Las feromonas antiestrés pueden ser una buena opción, siempre que te las recomiende un veterinario. Estos son preparados no sedantes que ayudarán a tu can a relajarse antes del descanso. 

Realiza los pasos poco a poco

Es probable que tu cachorro no pueda dormir en una habitación solo durante los primeros días. Esto es normal, sobre todo si proviene de un centro de adopción. Puede que tenga miedo de ser abandonado de nuevo si se separa de su tutor. Respeta las emociones de su trauma y deja que esté a tu lado en los primeros compases de vuestra relación.

Una vez el can se haya aclimatado al hogar, es hora de entrenarlo para que duerma solo poco a poco. Te recomendamos seguir los pasos de esta lista:

  1. Asocia el comando “cama” al lugar de descanso del perro: para ello, articula la palabra y señala el punto exacto en el que va a dormir. Cuando asocie el término “cama” con tu señal, prémialo con una chuchería.
  2. Separa la cama del perro cada vez más de la tuya: una vez esté un poco entrenado, el can se irá a dormir cuando se lo mandes. A partir de aquí, ve aumentando la distancia entre tu cama y su sitio de descanso cada vez más, poco a poco.
  3. Sé firme: es probable que, cuando separes tu cama de la suya a otra habitación, el perro vuelva a ti varias veces por la noche. Sé constante y repite el comando “cama”, siempre premiando al can con caricias y recompensas cuando te haga caso. Con el paso del tiempo, se acostumbrará a la soledad.

Como te hemos dicho en líneas previas, ignorar al animal mientras llora por la noche puede ser una solución. De todas formas, siempre será mejor acudir a estas técnicas en caso de ser un tutor algo más experimentado.

Haz ejercicio con él

Es relevante no dejar que el perro duerma todo el día y llevarlo a hacer mucho ejercicio regularmente, porque así se cansará y dormirá mejor sin importarle dónde. La cantidad de ejercicio que necesite su perro dependerá no tanto del tamaño, sino de su raza, su estado de salud general, su peso y su edad. Consulta este parámetro con tu veterinario si tienes cualquier duda.

Hay razas más inquietas que necesitan más ejercicio, sobre todo las que originariamente se utilizaban para pastoreo, como el Collie o el Pastor Alemán. De todas maneras, un can necesita de media un intervalo de 30 minutos a 2 horas de actividad física para cansarse hasta unos límites sanos.

Mantén una rutina

Los perros son extremadamente sensibles a rudos, sensaciones o cambios. Si algo ha variado en el entorno de tu can recientemente, hay un nuevo ruido o echa de menos una sensación le costará más dormir. Por ejemplo, si está acostumbrado a dormir en un sitio cerrado y pequeño, como una jaula, le costará dormir en un espacio abierto. Y viceversa, si tiene que dormir en una jaula, rehusará entrar.

La solución en ambos casos es ser cariñoso, pero firme, y usar tonos de voz positivos para que no lo tome como un castigo y aprenda a dormir relajado. Un truco es ponerle un premio en su cama para que entre con más agrado. Este último método se basa en el refuerzo positivo: premia a tu can cuando actúe bien, pero no lo castigues si no hace lo que quieres a la primera.

Elige bien el momento de la alimentación

Un aspecto que es importante y que muchas veces no se tiene en cuenta, es que los perros reciben un impulso de energía después de comer, por lo que si se le alimenta justo antes de dormir le costará mucho. Lo mejor es alimentarle al menos dos horas antes de la hora de acostarse y llevarle después a pasear. De esta forma gastará la energía adquirida en la comida en el paseo, en el que se le pueden hacer ejercicios de correr y saltar para que se canse más.

perro comiendo

Como ves, acostumbrar a tu perro a dormir solo es una tarea que varía en complejidad según su hogar y su estado emocional. Si tras aplicar estos consejos su conducta no mejora, te animamos a que acudas a un educador canino. Seguro que un profesional da con la clave exacta para tratar a tu mascota a nivel emocional.

Te podría interesar...
5 motivos por los que tu perro duerme a tu lado
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 motivos por los que tu perro duerme a tu lado

Varias son las razones por las que un can busca la compañía constante de su amo. ¡Conoce aquí porque los que tu perro duerme a tu lado!