Cómo acostumbrar al perro a dormir solo

Irene Peláez · 25 diciembre, 2014

¿Acaba de comprarse un cachorro y no hay manera de que duerma en su cesta? ¿Aúlla por las noches, no quiere dormir o intenta subirse a su cama? Hacerle caso o permitirle la entrada en sitios que no son su cesta, es un error. Le contamos como conseguir que su nuevo cachorro duerma donde tiene que dormir y no donde quiere dormir.

¿Por qué mi perro llora por las noches y no quiere dormir solo?

Que su perro aúlle y ladre por las noches y busque su compañía, no se debe a malicia o ganas de molestarle, sino que es probable que sea consecuencia de haber sido separado de su madre y sus hermanos y no esté acostumbrado a dormir solo. No pasa nada. Los dueños deben acostumbrar al perro a dormir solo.

Lo que se debe hacer es ser firme y no acudir ni gritar ni hacer ningún tipo de acción que pueda indicar al cachorro que le hemos oído y vamos a acudir cuando llore por las noches, aunque sea molesto. Aunque sea difícil, tanto para el dueño como para el cachorro, lo mejor es ignorarle. Esto hará que se dé cuenta de que no por mucho llorar recibirá atención, entenderá que la cesta es su cama y que por la noche nadie jugará con él y terminará acostumbrándose.

Además, es bueno para su educación acostumbrarse a ser independiente y no a estar todo el día en brazos o con sus dueños pendientes de él. Tiene que comprender cuál es su lugar en la familia. Claro, que el periodo de transición es molesto. De media un cachorro puede tardar en adaptarse a su nueva cama unos 7 días. Esto es una semana de aullidos, arañazos y ladridos por las noches. Por ello es conveniente avisar a los vecinos que tenemos un nuevo cachorro, que se está acostumbrando a dormir solo y disculparnos por las molestias que pueda ocasionarles.

Trucos para que el cachorro duerma bien y en su sitio

perro jugando

Lo primero y más importante para que su nuevo perro duerma bien, es preparar bien la casa y su sitio para su llegada. Sobre todo, traerle por la mañana para que vaya reconociendo su sitio, ponerle olores familiares, etc… Si además se mantiene al perro en un área tranquila y relajada antes de dormir y se le deja un premio en su sitio, esto ayudará a que el perro duerma más tranquilo y mejor.

Es importante no dejar que el perro duerma todo el día y llevarlo a hacer mucho ejercicio regularmente, porque así se cansará y dormirá mejor sin importarle donde. La cantidad de ejercicio que necesite su perro dependerá, no tanto del tamaño, sino de su raza. Hay razas más inquietas que necesitan más ejercicio, sobre todo las que originariamente se utilizaban para pastoreo, como el Collie o el Pastor Alemán. Si el perro no quiere irse a dormir, se puede intentar bostezar para que le entre sueño y se duerma cuando se acueste.

perro comiendo

Los perros son extremadamente sensibles a rudos, sensaciones o cambios. Si algo ha cambiado recientemente, hay un nuevo ruido o echa de menos una sensación le costará más dormir. Por ejemplo, si está acostumbrado a dormir en un sitio cerrado y pequeño, como una jaula, le costará dormir en un espacio abierto. Y viceversa, si tiene que dormir en una jaula, rehusará entrar. La solución en ambos casos es ser cariñoso pero firme y usar tonos de voz positivos para que no lo tome como un castigo y aprenda a dormir relajado. Un truco es ponerle un premio en su cama o en la jaula para que entre con más agrado.

Un aspecto que es importante y que muchas veces no se tiene en cuenta, es que los perros reciben un impulso de energía después de comer, por lo que si se le alimenta justo antes de dormir, le costará mucho. Lo mejor es alimentarle al menos dos horas antes de la hora de acostarse y llevarle después a pasear. De esta forma gastará la energía adquirida en la comida en el paseo, en el que se le pueden hacer ejercicios de correr y saltar para que se canse más.