Cola del caballo: consejos y cuidados

La cola del caballo es una parte muy expresiva de su cuerpo, y dice mucho sobre su estado de ánimo. Cuidarla no es una cuestión solamente estética, y sí un requisito para preservar la salud del animal.

Los caballos demuestran emociones con todo su cuerpo

Los caballos son animales muy sensibles y poseen una notable capacidad de expresión. Se comunican entre sí y con el ambiente a su alrededor permanentemente. Y ello se hace por medio de sus expresiones faciales, del movimiento de sus orejas, cola y cabeza, y de sus sonidos…

Pueden reconocer los estímulos del ambiente a través de la visión, del olfato, de la audición y del tacto. Por ello, demuestran sus emociones y estados de ánimo con todo su cuerpo.

Su intensa capacidad sensitiva les permite detectar fácilmente cambios a su alrededor. Por ello, a pesar de su elevada sociabilidad, pueden mostrarse asustadizos y desconfiados.

Caballo pura raza cabalgando
Fuente: David De Biasí

La cola del caballo y sus funciones

En los mamíferos, la cola es un apéndice que está constituido por una prolongación de la columna vertebral. Significa que es independiente y posee movilidad propia, aun estando unida al cuerpo del animal.

Las vacas, los caballos y otros cuadrúpedos poseen colas cortas que cumplen principalmente una importante función protectora. Estos animales ahuyentan insectos y otros seres oportunistas a través del movimiento de sus rabos. Eso permite mantener su región genital y anal libre de parásitos diversos.

El rabo del caballo también desempeña una importante función comunicativa y social. Los animales expresan sus estados de ánimo y transmiten informaciones a través de este miembro.

Cuando están felices o excitados, los caballos levantan su cola para demostrar su estado de ánimo. Pero cuando sienten miedo, la esconden entre sus piernas. De forma bien parecida a los perros.

Seborrea: una condición frecuente en la cola equina

La seborrea, también llamada “caspa grasosa”, aparece de forma secundaria a otra condición. Muy comúnmente está relacionada a una infestación por parásitos externos e internos, por bacterias u hongos. Pero también puede derivar de una deficiencia de zinc y otros minerales.

Para prevenir a tu caballo, es esencial realizar las desparasitaciones periódicas y mantener hábitos de higiene adecuados.

En caso que aparezcan los primeros síntomas, es recomendable higienizar a tu caballo con un champú a base de piretrinas. Los baños deben realizarse 1 vez por semana, durante 3 o 4 semanas.

Cuando la seborrea se concentra en este apéndice del caballo, existen champús específicos para esta región. Generalmente, deben ser utilizados durante 2 o 3 semanas, aplicándolos 1 vez por semana.

Consejos para cuidar adecuadamente la cola de animal

Como vemos, cuidar la coba del caballo no sirve solamente para embellecerlo. Este apéndice es parte del organismo del animal y debe estar saludable para cumplir sus funciones adecuadamente.

Para facilitar el cuidado de tu caballo, analizamos 4 aspectos fundamentales para preservar su cola sana y bella.

1. Mantener el largo adecuado

Si la cola o la crin del animal poseen un largo excesivo, pueden perjudicar el desempeño. Además, el tamaño de la cola del caballo es un aspecto importante para su higiene y salud.

Cuanto más larga la cola y la crin del animal, mayores cuidados serán necesarios para mantener su limpieza. También se torna más difícil reconocer la presencia de parásitos y microorganismos en general.

2. Cepillado periódico

Todo el pelaje del caballo necesita cepillados frecuentes para evitar que los pelos se enreden, formando nudos o grumos. Además, esta práctica ayuda a eliminar los pelos muertos y mejora la apariencia del animal.

Se recomienda cepillar a tu caballo de 3 a 4 veces por semana con un peine de cerdas amplias. Es importante poner atención a los largos pelos de la crin y de la cola.

3. Baños e higiene adecuada

A los caballos les agrada refrescarse e higienizarse naturalmente. Por ello, los baños les caen bien y son fundamentales para preservar su salud. Deben ser proporcionados de 3 a 4 veces por mes, dependiendo del clima.

Fuente: Ealdgyth

Existen productos específicos a base de silicona para embellecer y desenredar los largos pelos de la cola del animal. También pueden ser utilizados para la crin.

4. Recogidos

Los recogidos o “peinados” representan bellas estrategias para resaltar la belleza de la crin y de la cola del caballo. También son una buena opción para evitar que los largos pelos molesten la visión o perjudiquen el desempeño del animal.

Se puede optar recoger los pelos atándolos de forma sencilla, o hacerles trenzados y nudos elaborados. Más allá de la estética, es una buena oportunidad de compartir tiempo y demonstrar cariño a tu caballo.

La cola del caballo es una parte fundamental de su organismo y posee funciones importantes para su salud. Por ello, mantenerla sana y bella es parte de una tenencia responsable.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar