Cocuyos, los escarabajos bioluminiscentes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez al
06 Abril, 2021
Los cocuyos utilizan un sistema de comunicación a través de una luz bioluminiscente. Su similitud con las luciérnagas los hacen un género poco estudiado.

Los tucu-tucus, cucayos o cocuyos (Pyrophorus) son un género de escarabajos bioluminiscentes que se caracterizan por brillar en la oscuridad sin emitir más calor que el necesario. Físicamente, estos coleópteros tienen semejanzas con una cucaracha o luciérnaga, sin embargo, son animales completamente diferentes.

Se conocen más de 37 especies de cocuyos dentro del género, quienes prefieren los ambientes tropicales del continente americano. La especie más popular es la Pyrophorus noctilucus. Por lo general, estos animales miden entre 4 y 6 centímetros en su etapa adulta.

Características físicas y comportamiento

Los cocuyos son animales nocturnos y esperan a que caiga la noche para empezar a brillar. Son insectos físicamente alargados y casi siempre de color negro, que poseen 3 glándulas desde las que emiten luz. Su pecho es acoplado y su tórax articulado los permite levantarse fácilmente si llegasen a caer de espalda.

Su cuerpo está acompañado de 2 grandes antenas, que a veces son más grandes que sus patas. De igual forma, cuentan con un par de alas que les permiten moverse entre una rama y otra, pues los árboles de los bosques y selvas tropicales son su hábitat ideal.

Un escarabajo bioluminiscente.

Por otro lado, estas especies no presentan un dimorfismo sexual notorio entre los machos o hembras. Las larvas de este género duran entre 18 y 20 meses en esta etapa, en la que se refugian en los troncos de madera en descomposición o debajo de la tierra.

En cuanto a su alimentación, los cocuyos aportan a la polinización y también consumen fruta fermentada. En algunos casos, su dieta también incluye otros insectos. Por otro lado, son animales con un estilo de vida rutinario, definido por la búsqueda de alimento y de pareja. Cuando encuentran a su pareja, tiene lugar el apareamiento y la hembra coloca los huevos en el suelo húmedo.

¿Cómo emiten luz los cocuyos?

Los cocuyos, conocidos como los escarabajos bioluminiscentes, tienen 3 órganos que les permiten emitir su particular luz. El primero se conoce como luciferina y está ubicado en la parte posterior de su cuerpo; el segundo como protono y se encuentra en su espalda. Ambos son órganos fotógenos, es decir, que generan luz mediante la oxidación.

Por si fuera poco, el tercer órgano se ubica en la parte dorsal del abdomen y su luz es mucho más fluorescente y solo puede apreciarse cuando el cocuyo está en pleno vuelo. Por lo general, la luz que emiten estos escarabajos es de color verde y se genera con poco calor, situación muy curiosa y de interés para los científicos.

Además, los huevos de este animal también son bioluminiscentes. Aunque no está muy estudiada esta particularidad, se cree que es un mecanismo de defensa de la especie frente a sus depredadores, que pueden ser pájaros, lagartos o anfibios. En su etapa adulta, la bioluminiscencia también la usan para defenderse, comunicarse y para la reproducción.

La luz verde es consecuencia de una reacción química entre las glándulas. La liberación de los órganos fotógenos a través de la respiración celular provoca que el adenosín trifosfato (ATP) y el oxígeno se mezclen y se abra paso a la generación de la bioluminiscencia.

Curiosidades del cocuyo

A continuación, te presentamos algunas curiosidades finales de los cocuyos. No te las pierdas:

  • En la época precolombina, los indígenas utilizaban a los cocuyos para iluminar sus aldeas. Los encerraban en unas pequeñas jaulas para que en la noche emitieran su característica luz verde. Algunas mujeres adornaban su cabello o vestidos con estos escarabajos.
  • Los cocuyos son resistentes a la congelación y se ha apreciado que, cuando se introducen en una fruta y esta es congelada, pueden sobrevivir un largo periodo hasta que esta vuelve a su temperatura normal.
  • La especie Pyrearinus termitilluminans, oriunda de Brasil, puede convivir en colonias de termitas. En las noches, estos termiteros irradian el particular verde fluorescente.
  • En algunos países de Centroamérica, estos insectos son considerado animales vinculados al más allá. Esto ha permitido que la especie no se vea afectada por el hombre, pues muchos paisanos prefieren no jugar con la vida del insecto para evitar malos augurios.
Un escarabajo bioluminiscente sobre una hoja.

Como pudiste apreciar, los cocuyos son los escarabajos bioluminiscentes que, a pesar de su corta esperanza de vida, llenan los bosques y selvas tropicales de una hermosa luz verde durante las noches. Hasta el momento, muchas de las especies no se encuentran en peligro de extinción y son un apoyo importante para las abejas en el proceso de polinización.

  • Virkki, N., Flores, M., & Escudero, J. (1984). Structure, orientation, and segregation of the sex trivalent in Pyrophorus luminosus III.(Coleoptera, Elateridae). Canadian journal of genetics and cytology, 26(3), 326-330.
  • Bartlett, K. A. (1939). The results of shipments of the predatory elaterid beetle Pyrophorus luminosus from Puerto Rico to England. Bulletin of Entomological Research, 30(2), 209-210.
  • McCapra, F., & Razavi, Z. (1976). Biosynthesis of luciferin in Pyrophorus pellucens. Journal of the Chemical Society, Chemical Communications, (5), 153-154.