Ciclo de vida de las moscas

El ciclo de vida de las moscas es holometábolo, pues pasan por una metamorfosis completa. Aquí puedes conocer el proceso de forma detallada.
Ciclo de vida de las moscas
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 28 agosto, 2021.

Última actualización: 28 agosto, 2021

El ciclo de vida de las moscas comprende 4 fases antes de completar su metamorfosis y llegar a su forma adulta: huevo, larva, pupa y adulto. Estudiar este proceso es de vital importancia cuando se trata de especies transmisoras de enfermedades, pues factores como la gravedad de la infección o la capacidad de transmisión pueden variar durante las diferentes fases.

Las moscas son un grupo de especies del orden Diptera presentes en todo el mundo, salvo en la Antártida. Prefieren climas cálidos y húmedos, pues son los más favorecedores para que se reproduzcan. En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el ciclo vital de estos insectos.

Reproducción de las moscas

En primer lugar, es necesario destacar que el orden de las moscas (Diptera) se encuentra englobado en la clase Insecta. Por ello, estas comparten una serie de características con otros hexápodos parientes: 3 pares de patas, cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen y presencia de alas. Se han descrito unas 150 000 especies de dípteros, aunque se estima que existen muchas más.

Antes de la fase del huevo, en la que comienza el ciclo de vida de las moscas, los adultos copulan para reproducirse. El macho de la mosca corteja a la hembra a través de “cantos” que emite haciendo vibrar sus halterios, las estructuras que utiliza para controlar la postura durante el vuelo y que producen su característico zumbido.

Si a la hembra le convence este canto y las feromonas del macho, se quedará quieta para que este se coloque encima de ella y puedan copular. En el caso contrario, seguirá en movimiento y se marchará. La esperanza de vida de un adulto es de unos 15 a 30 días, así que todo rechazo disminuye las probabilidades de reproducción del macho de forma drástica.

Una mosca en la reproducción.

¿Dónde anidan las moscas?

Cómo y dónde anidan las moscas depende de cada especie. No suelen construir nidos, sino que eligen el lugar para poner sus huevos de forma estratégica. La idea es favorecer a las larvas nada más nacer, asegurando su supervivencia y la posible finalización del ciclo de vida de las moscas. Te ponemos algunos ejemplos:

  • Mosca cernidora (Episyrphus balteatus): las hembras adultas ponen los huevos justo al lado de colonias de pulgones, pues las larvas se alimentan de ellos.
  • Mosca de la fruta (Ceratitis capitata): la conocida larva que se encuentra en las manzanas y otras frutas pertenece a esta especie, pues los adultos ponen los huevos en la superficie para que la prole pueda excavar a medida que se alimenta. De esta forma, tiene comida y refugio durante todo este estadio.
  • Mosca del estiércol (Scathophaga stercoraria): las larvas de esta mosca comen heces y es en este tipo de materia en la que las hembras adultas depositan sus huevos.
  • Mosca de las palomas (Pseudolynchia canariensis): curiosamente, las larvas de este díptero nacen en el interior de la madre y se transforman en pupa poco después de nacer.

¿Cómo nacen las moscas?

En especies ovíparas, como la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster), las larvas eclosionan del huevo a los pocos días de su deposición en el medio ambiente. En ese momento, las crías en forma de gusano comenzarán a alimentarse para crecer y llegar al estado de pupa.

Otras especies, como la mencionada mosca de las palomas, son ovovivíparas. Aunque las larvas nazcan de un huevo, la madre las expulsará de su cuerpo después de la eclosión y no antes. Esto limita mucho el número de descendencia que una hembra puede tener, ya que las larvas se desarrollan parcialmente en su interior.

Una hembra adulta puede llegar a depositar de 100 a 500 huevos por puesta, dependiendo de la especie.

Metamorfosis de las moscas

Cuando han alcanzado el tamaño apropiado, las larvas de mosca comienzan a pupar. Para ello, forman una cápsula rígida a su alrededor y se quedan inmóviles y no se alimentan. Dentro de esa pupa está sucediendo la metamorfosis, el proceso biológico que transforma el cuerpo de la larva en adulto.

Durante este periodo, el cuerpo se segmenta en 3 partes: cabeza, tórax y abdomen. Después crecen las patas y las alas y finalmente la mosca adulta sale completamente formada de la pupa. La duración de la metamorfosis dependerá de la temperatura ambiental, pues en invierno puede tardar más o retrasarse hasta la llegada de la primavera.

¿Cuánto tiempo viven una mosca?

La cantidad exacta de días que vive una mosca depende de cada especie, pero no suele superar el mes. Su esperanza de vida media en la fase adulta es de 15 a 30 días, tal y como hemos dicho en líneas previas. En este periodo, no obstante, las moscas pueden poner miles de huevos, pues se reproducen más de una vez antes de fallecer.

En condiciones óptimas para su supervivencia, la esperanza de vida de una mosca se puede alargar incluso hasta los 2 meses.

Curiosidades de las moscas

El ciclo de vida de las moscas no es lo único interesante acerca de los dípteros. Aunque son claramente molestos cuando zumban en el oído, su vida tiene un valor inestimable para los ecosistemas. Si quieres conocer algunos datos increíbles sobre las moscas, a continuación tienes algunos a modo de conclusión:

  • Pueden saborear por las patas: las moscas tienen receptores del gusto en sus falanges, de forma que pueden saber si algo es comestible (y apetitoso) solo con posarse encima.
  • Algunas se valen del mimetismo para sobrevivir: seguro que has visto alguna mosca que parece una avispa, pues es amarilla y negra y tiene una forma de volar parecida. Esto confunde a sus depredadores, que la evitan por si fuera peligrosa.
  • Su valor para el entorno es variado e importante: algunas moscas son polinizadoras, como la familia Calliphoridae. Otras son depredadoras, como la familia Syrphidae, que ayudan a controlar plagas de pulgones y otros pequeños insectos. Por supuesto, muchas especies son descomponedoras y se alimentan de desechos y heces limpian el entorno y lo mantienen estable.
  • El paso del tiempo es más lento para ellas: dicho de una forma sencilla, las moscas registran tantos momentos temporales con sus ojos que la sucesión de eventos es más larga para ellas. Los humanos procesamos 60 imágenes por segundo, mientras que una mosca puede procesar hasta 250. Por eso es tan complicado sorprenderla.
  • Su campo de visión es de casi 360 grados: las moscas ven a la perfección el entorno, algo esencial para poder volar sin chocarse.
La visión de las moscas es más compleja de lo que parece.

Unos invertebrados vitales para la sociedad

El ciclo de vida de las moscas es relevante a muchos niveles, incluso para explicar la transmisión de enfermedades a otros animales. Es el caso de la mosca tse-tsé, en la que el protozoo (Trypanosoma brucei) transmite la enfermedad del sueño usándola como vehículo volador. También es de interés en la criminología forense, pues el estado de las larvas en un cuerpo ayudan mucho a dilucidar la hora de muerte.

Las moscas son fascinantes desde un punto de vista biológico, pero también reportan muchos beneficios en los ecosistemas y sociedad por igual. Antes de coger un matamoscas, piensa en lo que has leído y abre una ventana.

Te podría interesar...
10 curiosidades de los ácaros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 curiosidades de los ácaros

Las curiosidades de los ácaros son variadas, pues representan uno de los grupos biológicos más extendidos en toda la Tierra.



  • Bussell, J et al. (2014): Abdominal-B Neurons Control Drosophila Virgin Female Receptivity. Current Biology, 24 (14), pp. 1584-1595.
  • Drosophila melanogaster. (s. f.). Animal Diversity Web. Recuperado 25 de agosto de 2021, de https://animaldiversity.org/accounts/Drosophila_melanogaster/
  • Cumming, J. M. (1994). Sexual selection and the evolution of dance fly mating systems (Diptera: Empididae; Empidinae). The Canadian Entomologist126(3), 907-920.
  • Peacock, L., Cook, S., Ferris, V., Bailey, M., & Gibson, W. (2012). The life cycle of Trypanosoma (Nannomonas) congolense in the tsetse fly. Parasites & vectors5(1), 1-13.