Chodsky o pastor bohemio: todo sobre esta raza

Laura Morales Negrin · 21 agosto, 2021
El chodsky no es un perro de gran fama mundial. Por ello, aquí te contamos todo lo que debes saber de esta raza: tan cariñosa como mascota a la par que protectora como perro guardián y de pastoreo.

El chodsky o pastor bohemio es un perro pastor de origen europeo y bastante antiguo. Este can posee un lustroso pelaje oscuro que lo caracteriza, acompañando a un cuerpo muy musculoso.

Además de chodsky o pastor bohemio, a este perro también se le conoce como chodenhund o chodský pes en su lugar de origen. Para quien quiera conocer cuál es su procedencia, así como todas sus características y cuidados, este es el sitio adecuado.

Origen del chodsky

El chodsky es un can que proviene de República Checa, concretamente de la región de Chodsko (suroeste de Bohemia). Se dice que su existencia data del siglo XIII, momento en el que ejercía labores de guardián y de pastor.

Tal era su capacidad para llevar a cabo estas tareas con excelencia que los reyes Juan I de Bohemia y Rodolfo II permitieron a sus ciudadanos tener a estos canes en sus hogares, con el fin de mantener a salvo las fronteras de Bohemia.

A pesar de ser una raza con una larga historia, el chodsky o pastor bohemio no fue reconocido de forma oficial internacionalmente hasta el año 1985. Pero más allá de esto, hasta 2019 no se redactó su estándar por parte de la Federación Cinológica Internacional.

Un chodsky

Características del perro chodsky o pastor bohemio

Por sus orígenes filogenéticos, a esta raza se le considera como una de las predecesoras del pastor alemán. Lo cierto es que no se puede negar su parecido con él, pues solo basta con mirarlo un momento.

El pastor bohemio es considerado como perro de tamaño mediano, pues miden a la cruz entre 49 y 52 centímetros las hembras y entre 52 y 55 centímetros los machos. Su peso oscila entre los 17-24 kilos en ellas y los 19-27 kilos en ellos.

Su postura es firme y el can porta una constitución elegante, gracias a la forma alargada de su cuerpo. Este es compacto y equilibrado con cada una de sus partes. Posee un cuello largo y una cabeza proporcionada, con la frente plana. Esta se estrecha en el stop y se afina en la punta del hocico.

Su trufa es de color negro y tamaño mediano. Por otro lado, los ojos no son muy pequeños ni grandes, con forma de almendra y de color marrón. Estos le dan una mirada muy expresiva y vivaz. Las orejas se presentan erguidas en zona alta. Por su parte, la cola es gruesa y peluda, con la punta ligeramente apuntando hacia arriba.

Pelaje del chodsky

El pelaje de este can requiere mención especial. Este es sedoso y largo, pudiendo medir entre 5 y 12 centímetros. Esta longitud no es homogénea, presentando flecos en la zona baja de las orejas, en la espalda, en los corvejones y  en el cuello.

Este pelaje es liso en general, pero grueso y se presenta en dos capas: la interior es más densa y suave que la exterior. En cuanto a su color, el estándar acepta el negro y negro plomo, con manchas de color fuego.

Se dice que cuantas más de estas marcas posea el chodsky y más vivas sean en color, mejor. Dichas manchas tienen tendencia a aparecer sobre los ojos, en las mejillas, la garganta, el borde de las orejas, los laterales del hocico, los muslos, debajo de la cola, en los pies y en los corvejones.

Curiosamente, cuando nacen, los cachorros tienen un pelaje igual entre ellos. Es cuando van creciendo que sus marcas empiezan a diferenciarse, aproximadamente a los 6 meses de vida.

Temperamento del chodsky o pastor bohemio

Se trata de un perro muy despierto y curioso, características esenciales para un canino guardián y pastor. Se mantiene siempre alerta aunque sin signos de nerviosismo, pues está listo para defender lo que es suyo con templanza y tranquilidad.

Por este motivo, este perro se puede mostrar desconfiado con algunos extraños. Para evitar esto, una parte importante de su educación debe centrarse en la socialización desde cachorro y a lo largo de su vida.

No se trata de un perro muy ladrador por naturaleza. Es más, suele dejar sus ladridos solo para cuando necesita algo de verdad o para alertar de la presencia de extraños cerca de sus “dominios”, que bien pueden ser terrenos, casa, objetos o familiares.

También es un perro obediente, inteligente y dócil. Demuestra su cariño y lealtad hacia su familia siendo muy cuidadoso y atento con los miembros, especialmente con los niños pequeños. Además de esto, es un perro muy enérgico y activo. Por ello, si no se quiere que sufra problemas tanto físicos como mentales, se le debe proporcionar la suficiente estimulación diaria en ambos sentidos.

Cuidados del pastor bohemio

El chodsky o pastor bohemio no requiere de unos cuidados muy diferentes a los de cualquier otro can. Como todos los caninos del mundo necesita unas atenciones básicas, así como otras más particulares de higiene y ejercicio.

Para empezar, su alimentación debe estar compuesta por una dieta equilibrada de calidad que se ajuste a su tamaño, su etapa de vida y, especialmente, a sus necesidades energéticas. Recordemos que es un perro que requiere de actividad física diaria y su dieta debe compensar el desgaste calórico que esto supone.

Además de esto, como en todos los casos, la hidratación es importante para mantenerlo saludable. Esto es así tanto si se alimenta de pienso como si se complementa su menú con comida húmeda: en ningún caso debe faltarle agua.

En cuanto a su actividad, no es necesario que esta sea muy intensa todos los días, pero sí moderada. Eso implica que además de los paseos, el perro debe correr y jugar de manera más activa. A todo ello habrá que sumarle un enriquecimiento ambiental adecuado con juguetes apropiados para sus características.

Baño e higiene

El baño del chodsky debe realizarse solo una vez al mes como máximo. Al tener el pelo largo, para estos caninos es aconsejable utilizar no solo un champú para perros, sino también acondicionador canino. Esto facilitará mucho su cepillado y el pelo lucirá más brillante.

Sobre el cepillado, sí hay que destacar que este es muy importante para el mantenimiento de su manto. Debido a que posee un pelaje denso y de cierta longitud, habrá que cepillar al perro unas 4 veces por semana como mínimo, siendo una vez al día en épocas de muda.

Además de lo mencionado, cabe recordar la importancia de revisar sus orejas, sus ojos, cortar sus uñas y limpiar sus dientes. Todo ello se hace con el fin de evitar infecciones y otros posibles daños.

Adiestramiento del chodsky o pastor bohemio

El pastor bohemio es un perro inteligente y despierto, por lo que aprender no es una tarea complicada para él. Si a eso se le suma que son canes dóciles y muy dispuestos a la actividad, su adiestramiento se hace mucho más sencillo.

La educación en positivo es lo adecuado para los perros, empleando recompensas como snacks caninos, buenas palabras o caricias para premiar los avances del can. Además de esto, como se mencionaba al principio, la socialización debe realizarse correctamente desde que es cachorro y ser continuada.

Esto evitará no solo desconfianza cuando haya extraños cerca, sino otro tipo de conductas negativas derivadas de la falta de relación del perro con el entorno: miedos, fobias y agresividad, entre otros. No es un can que tenga tendencia a los problemas de conducta, pero requiere ser adiestrado (como todos).

Salud del chodsky o pastor bohemio

La esperanza de vida del chodsky ronda los 12-14 años. Para ello, además de los cuidados mencionados, requiere de visitas regulares al veterinario. En estas se le administrarán las vacunas necesarias, además de realizarle las pruebas pertinentes en caso de que se presente algún síntoma que indique enfermedad o, incluso, antes de que los haya.

Algunas de las enfermedades que pueden padecer los perros chodsky están relacionadas con su morfología. Entre estas, se encuentran las siguientes:

  • Displasia de cadera.
  • Displasia de codo (en el crecimiento).
  • Infecciones auditivas, como la otitis.
  • Torsión gástrica que, como dicen los expertos, debe ser tratada con urgencia, pues puede causar la muerte del animal en pocas horas.
  • Atrofia progresiva de la retina.

Además de la vacunación, este can, como todos, debe mantenerse correctamente desparasitado tanto interna como externamente. De esta forma se evitarán ciertas enfermedades que pueden transmitir los invertebrados patógenos.

El chodsky como mascota

Por sus características temperamentales, el chodsky es considerado una buena mascota. Al ser tan dócil, es fácil educarlo. Además, es cariñoso y paciente, por lo que es perfecto en la convivencia con niños.

Con otras mascotas tampoco suele mostrar problemas, aunque por su carácter guardián y pastor siempre tiende a querer ser el líder. Aun así, la jerarquía entre animales es algo natural, por lo que no debería haber conflictos entre ellos, especialmente si se crían juntos desde cachorros.

  • Chodsky Pes (pastor bohemio). Federación Cinológica Internacional. Recogido el 18 de agosto en http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/364g01-es.pdf
  • Pastor bohemio. Recogido el 18 de agosto en https://es.wikipedia.org/wiki/Pastor_bohemio
  • Krämer, E. M. (2011). Razas de perros. Editorial HISPANO EUROPEA.
  • Bryce, N., Anzola Vásquez, H. J., & Naranjo Quintero, A. Adiestramiento básico de perros pastores (No. Doc. 4028)* CO-BAC, Santafé de Bogotá).
  • Bohemian Sheperd. Recogido el 18 de agosto en https://www.akc.org/dog-breeds/bohemian-shepherd/