¿Cómo identificar los ladridos de los perros?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 12 mayo, 2021
El sonido más común en tu can son los ladridos y cada uno de ellos es diferente. Su frecuencia y su tonalidad te permitirán conocer qué siente tu mascota.

Es de conocimiento general que los perros se comunican de diferentes formas, tanto con la misma especie como con los seres humanos. La mirada, los movimientos y el olor son algunos de los medios de expresión más comunes en cánidos. Por otra parte, fuera de los ladridos, los perros también se comunican con gemidos, llantos y gruñidos, entre otros.

Sin duda alguna, los ladridos son los sonidos más característicos de los perros, por lo que suponemos que es su acto comunicativo más reconocible. Sin embargo, no todos los ladridos son iguales y cada uno expresa emociones diferentes en cada ejemplar. A continuación, te presentamos los distintos tipos de ellos y sus significados biológicos.

Ladrido breve en tono alto

Si escuchas que tu mascota ladra de manera breve pero con un tono alto, esto significa que el perro está sorprendido, pero de manera positiva o feliz. Esto sucede cuando te ve entrar por la puerta de tu hogar o cuando ve a otro perro, por lo que debe tomarse como saludo. También puede ladrar de esta manera cuando ve su juguete preferido al que le tiene mucho cariño.

De esta forma, se puede concluir que este es uno de los ladridos de los perros que indican felicidad y emoción.

Un perro ladra tras una valla.

Ladrido breve y agudo en tono bajo

Con este ladrido, tu can te está indicando que algo le molesta. Si tu mascota emite un sonido agudo y en tono bajo —junto a un lenguaje corporal de inquietud— debes revisar inmediatamente el entorno, para solucionar lo que sea que pueda estar molestando, incomodando o alterando a tu compañero.

Ladridos continuos, rápidos y con tono medio

Tu perro utiliza este ladrido constante, rápido y de un tono medio cuando halla a alguien desconocido en su territorio. Por ejemplo, este comportamiento tiene lugar cuando llega alguien de visita a tu hogar y tu perro no lo conoce o cuando un transeúnte se acerca a tu patio.

Dado que para ellos la casa es su territorio, este tipo de ladridos de los perros expresa que quieren advertir de un posible intruso. Es la forma del cánido de dejar claro que intenta expulsar al extraño de su área de acción.

Ladridos continuos, lentos y con tono bajo

En este tipo de ladrido, el perro está avisando de que se encuentra preparado para defenderse cuando sienta que está acorralado. Tomando el ejemplo anterior, si tu mascota observa que el intruso no se ha dado por aludido o sigue avanzando hacia él —o hacia a ti— de forma incorrecta, podría atacar o defenderse, a menos que le demuestres que la visita es bienvenida.

Este tipo de ladrido debes identificarlo muy bien, pues te indica que el perro en poco tiempo atacará. Sin embargo, no solo con su ladrido te indica que va a recurrir a la agresión física, pues con su cuerpo y su comportamiento reflejará también su intención. Gracias a esto, podrás identificar muy fácilmente si el perro se siente incomodo, molesto o incluso alterado.

Ladrido entrecortado en un tono medio

Este ladrido es emitido cuando el animal busca darte a entender que quiere jugar y necesita quemar energía. Puedes observar este ladrido también entre perros cuando se provocan para jugar, junto con un lenguaje corporal muy claro. Este sonido se acompaña de saltos, quiebros, agachados de cabeza, elevación de las patas traseras y arqueado de la cola.

Ladridos prolongados e ininterrumpidos

Estos sonidos se identifican como quejidos, por lo que suelen dar algo de pena a sus amos. Esa es precisamente la intención de tu can: llamar la atención del tutor, ya que se siente solo y quiere compañía. Son los típicos ladridos de los que se quejan los vecinos cuando el dueño se va de casa y deja al perro solo.

Precisamente por eso, los ladridos de los perros son muy largos e incesantes. Es un sonido que claramente denota que el animal se siente abandonado, solo, aburrido o incluso asustado y te necesita a su lado. Debes tener en cuenta un posible trastorno de ansiedad por separación en tu perro si ocurre este panorama de forma frecuente.

El ladrido de un perro a cámara.

Tal como apreciaste, los sonidos, su frecuencia y el lenguaje corporal te ayudarán a comprender el significado de los ladridos de tu perro. Sus sentimientos y emociones son muy importantes: presta atención a estos sonidos para conocer realmente qué quiere tratar de expresarte tu mascota.

  • Pongrácz, P., Molnár, C., & Miklósi, Á. (2010). Barking in family dogs: an ethological approach. The Veterinary Journal, 183(2), 141-147.
  • Randler, C. (2006). Disturbances by dog barking increase vigilance in coots Fulica atra. European Journal of Wildlife Research, 52(4), 265-270.
  • Sales, G., Hubrecht, R., Peyvandi, A., Milligan, S., & Shield, B. (1997). Noise in dog kennelling: is barking a welfare problem for dogs?. Applied Animal Behaviour Science, 52(3-4), 321-329.
  • Lord, K., Feinstein, M., & Coppinger, R. (2009). Barking and mobbing. Behavioural processes, 81(3), 358-368.