¿Qué rasgos caracterizan a un pastor alemán?

14 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El pastor alemán, conforme su nombre lo indica, se desarrolló originalmente en Alemania para proteger y criar rebaños. Es un animal inteligente, versátil y de aspecto atlético, que requiere que su dueño tenga un estilo de vida activo.

Si queremos comprender al pastor alemán debemos preguntarnos: ¿con qué objeto fue desarrollada esta raza? El pastor alemán se desarrolló a partir de varios perros pastores.

Por lo tanto, podemos esperar que posea rasgos de pastoreo como el atletismo y una compulsión para perseguir cosas que se mueven, además de poseer una respuesta rápida y solícita hacia su pastor, su maestro humano.

Rasgos físicos del pastor alemán

Pelaje del pastor alemán:

  • Tiene una doble capa: la capa interna es gruesa y la externa densa, ligeramente ondulada o recta.
  • Su pelo típicamente tiene dos colores: canela y negro, o rojo y negro. Es de longitud media y se desprende durante todo el año.
  • Otras variaciones de color más raras incluyen todo negro o todo blanco.

Tamaño:

El cuerpo del pastor alemán es largo, generalmente entre 56 y 66 centímetros, en proporción a su altura. Esto le da al perro fuerza, agilidad, elasticidad y pasos largos y elegantes.

Pastor alemán entrenando

Por otra parte, la esperanza de vida de esta raza es de entre 10 y 12 años.

Personalidad y temperamento

El pastor alemán es muy protector y dedicado a su familia y su hogar: es común que mantenga un comportamiento distante con los extraños. Puede ser dominante y poco tolerante con otros perros. Asimismo, son animales que disfrutan el trabajo.

El pastor alemán es un perro inmensamente versátil, que muestra una gran inteligencia mientras realiza sus tareas con diligencia. Disfruta de realizar actividades desafiantes y ejercicio.

Requerimiento de cuidados del pastor alemán

Los perros de esta raza pueden vivir al aire libre en climas fríos o templados, pero también disfrutan de vivir en interiores. Es una necesidad patente que se le brinde sesiones frecuentes de entrenamiento o ejercicio, con el fin de mantener activa su mente y cuerpo.

Debido a que el pastor alemán desprende pelo todo el año, su pelaje debe cepillarse una o dos veces por semana para alentar la rotación y minimizar la acumulación en el hogar.

Alimentación y nutrición

Estos son animales de gran apetito. Se ha demostrado que los pastores alemanes son propensos a problemas estomacales, por lo que su alimentación debe ser cuidada.

Es muy importante alimentar a un pastor alemán con una dieta alta en energía, ya que estos perros son activos y enérgicos. La falta de una dieta adecuada puede debilitarlos y sus niveles de energía pueden caer peligrosamente.

Problemas de salud asociados a la raza

En esta raza existe una susceptibilidad reconocida al padecimiento de algunas afecciones de salud graves, entre ellas:

  • Óseos y articulares: displasia del codo y la displasia de cadera canina, la panosteitis.
  • Sistema circulatorio: cardiomiopatía, la enfermedad de von Willebrand.
  • Inmunitarias: alergias cutáneas, el pannus, artritis.
  • Degenerativas: la mielopatía degenerativa.
  • Cáncer: neoplasias malignas, hemangiosarcoma.
  • Otras: torsión gástrica, cataratas y fístulas perianales.
Pastor alemán con adiestrador

Esta raza también es propensa a una infección micótica fatal debido al moho Aspergillus.

Guardianes de lealtad ejemplar

La lealtad del pastor alemán es legendaria, y es que sin duda estaría listo para recibir una bala por defender a su dueño y a su familia. Además, cuenta con las siguientes cualidades:

  • Son de fácil entrenamiento: puedes entrenarlo para que sea el perro guardián perfecto. La sensibilidad de su olfato lo ayuda a rastrear delincuentes para la fuerza policial, detectar drogas o productos de contrabando.
  • Poseen una mordida poderosa: te sorprenderá saber que la mordida del pastor alemán tiene un agarre fatal de tijera, solamente superado por el rottweiler. En caso de presentarse un intruso, la mordida de un pastor alemán que, si no es mortal, puede dejar al intruso gravemente herido.
  • Los pastores alemanes no serán los perros más felices si se los deja mucho tiempo solos, así que requieren tiempo y energía de su dueño. Necesitan mucho ejercicio y cosas interesantes que hacer.

Así, tener un pastor alemán no es una buena idea cuando no se le puede dar ese tiempo y energía. Necesita una socialización cuidadosa, y es que puede llegar a ser destructivo cuando está aburrido o no se ejercita lo suficiente.

  • Smith, G. K., Mayhew, P. D., Kapatkin, A. S., McKelvie, P. J., Shofer, F. S., & Gregor, T. P. (2001). Evaluation of risk factors for degenerative joint disease associated with hip dysplasia in German Shepherd Dogs, Golden Retrievers, Labrador Retrievers, and Rottweilers. Journal of the American Veterinary Medical Association, 219(12), 1719-1724.
  • Ruefenacht, S., Gebhardt-Henrich, S., Miyake, T., & Gaillard, C. (2002). A behaviour test on German Shepherd dogs: heritability of seven different traits. Applied Animal Behaviour Science, 79(2), 113-132.