Braco del Ariège

Te queremos hablar sobre una raza de perro poco conocida incluso en su país de origen: el braco del Ariège. Se trata de un animal peculiar que nos ha encantado investigar para poder compartir contigo más sobre él. ¿Quieres saber más acerca de él?

Todo lo que hay que saber del braco del Ariège

Historia y origen

El braco del Ariège proviene de Francia e incluso en este país a día de hoy es poco conocido. Desde sus principios y hasta el momento siempre ha sido un perro usado para la caza y no mucho como mascota. Se creó en el siglo XIX a través de cruces entre el braco francés y otros bracos de zonas meridionales que tenían el pelo blanco o anaranjado.

Esta raza, quizá por la labor a la que se dedicaba y por no considerarla como apta para mascota, no ganó mucha popularidad y llegada la década de los 80 casi estaba extinguida. No obstante, algunos criadores decidieron preservarlas y en los 90 nuevamente estaba en auge.

Hoy el braco del Ariège sigue existiendo, pero no es muy conocido a no ser que atendamos al ámbito de la caza menor, e incluso en ocasiones ni siquiera entre muchos cazadores ya sean de Francia o de otros países.

Características

Es un perro robusto, de tamaño mediano y con apariencia poderosa. Es liviano aunque vigoroso y resistente, y combina esto con la elegancia que la armonía de sus proporciones le aporta. Aunque sus extremidades son delgadas, se presentan rectas y musculosas, fuertes y robustas, y con unos muslos largos.

Los machos pueden medir entre 60 a 67 centímetros de altura, mientras que las hembras se sitúan entre 56 y 65 centímetros. Su peso oscila entre los 25 y 30 kilos y su esperanza de vida es de 12 a 14 años.

Su cola es gruesa en la base y se va afinando hacia el exterior, aunque por norma general se le suele cortar para evitar molestias mientras realiza sus labores de caza. Con respecto a su cabeza, es larga con el hocico recto, lo que crea casi un ángulo de 90 grados; y con orejas delgadas, torcidas y caídas de tamaño largo que llegan hasta la altura de la nariz.

Además, su pelaje corto es apretado, recio y abundante, y posee una capa interna más suave. Los colores aceptados son principalmente blanco y leonado con manchas anaranjadas o castañas.

Carácter y temperamento del Braco del Ariège

A pesar de haber sido siempre usado como perro cazador y rastreador, el braco del Ariège es muy versátil y adaptable, por lo que podría ser usado fácilmente para otras tareas.

Aunque no es uno de los perros más buscados como animal de compañía, es amoroso, inteligente y muy dócil. Será apto para vivir en zonas rurales, aunque también podría adaptarse a vivir en apartamentos pequeños. Le encanta la compañía y es muy familiar, lo que lo hace ideal para convivir con niños.

En este sentido, es equilibrado, se lleva bien con otros perros y otras mascotas y es muy fácil de adiestrar. No obstante, hay que tener presente que es un perro muy activo y que si se aburre o mantiene un nivel de inactividad demasiado tiempo podría convertirse en destructivo y ladrador.

Cuidados especiales del braco del Ariège

No es un perro con problemas de salud comunes, pero hay ciertos factores a tener en cuenta. Por ejemplo, sus orejas que al ser caídas podrían esconder bacterias infecciosas, por lo que hay que revisarlas a menudo.

Si se usa para la caza habrá que revisarlo cada vez que salgamos con él, para asegurarnos de que no haya espigas o parásitos en su piel y pelo. Y por supuesto, como dijimos anteriormente, es un animal muy activo y el ejercicio será una parte esencial de su rutina.

Aunque el braco del Ariège no ha sido muy usado como mascota, es un perro muy apto para ello. Así que si estás pensando en tener un nuevo amigo podrías tomar en cuenta a esta raza.

Fuente de la imagen principal: Canarian

Te puede gustar