Mi perro es un cazador

La caza es algo innato en los perros, forma parte de su personalidad. Cuando son domésticos ni siquiera lo hacen por comer sino como una reacción a su instinto que no pueden frenar. El problema está cuando quieren ir tras animalitos que son de otras personas, tus vecinos por ejemplo. ¿Puedes hacer algo para frenar su instinto cazador?

Ya sea que vivas en zona rural o urbana, este instinto cazador de tu mascota puede meterte en líos, por lo que vamos a darte unos consejos para que en tu perro se quede dormido y oculto.

Cómo evitar que despierte el instinto cazador de tu perro

Medidas de seguridad

perro de caza

Si vives en una urbanización y tu casa tiene un jardín del cual tu perro entra y sale cuando quiere, esto puede traerte problemas. Tal vez hayas regañado anteriormente a tu can por cazar, pero los peludos hacen caso omiso cuando tú no los estás viendo, por lo que seguramente se irá de nuevo a reincidir en cuanto te des la vuelta.

Lo mejor es que te asegures de que tu perro no pueda abrir la puerta y si tu cerca es demasiado baja, te aconsejamos subirla para que tu mascota no pueda saltarla.

Regáñalo

Por más gracioso que te parezca ver entrar a tu perro en casa con un pajarito en la boca, no te dediques a hacerle fotos para subirlas a las redes sociales. Debes regañarle y hacerle ver que no está bien hecho, así como quitarle la presa del hocico; quizá aún esté viva.

Ponle correa

Si tu perro es cazador, no debes sacarlo sin correa, pues cualquier pequeño animalito en movimiento que vea será una presa fácil para él. Si quieres sacarlo sin correa debes cerciorarte de que sea en lugares donde ningún otro ser vivo corra peligro.

Comandos de voz

Deberás enseñar a tu perro a obedecer a tu llamada, independientemente de lo que esté haciendo. Debe saber que tu voz es la del líder Alfa y que tendrá que obedecerla siempre bajo cualquier concepto.

De este modo, si está persiguiendo a una nueva presa acudirá al oír tu voz sin importar el deseo que tenga de cazar.

Asociación negativa

Si sabes de alguna presa a la que a tu perro le encanta perseguir, haz que la relacione con algo negativo. Por ejemplo, si le gusta perseguir al gato del vecino, cada vez que lo veas haciéndolo rocía un spray con alcohol por la zona que le moleste al olfato o haz un ruido fuerte que no le agrade.

Si cada vez que ve a ese gato lo relaciona con un sonido o un olor feo, se le quitarán las ganas de perseguirlo.

Habla con tus vecinos

No permitas que porque tu perro sea cazador esto ocasione problemas con tus vecinos. Si estos tienen otros animalitos o incluso aves, pídeles que las mantengan entre sus cercas y explica que intentas cambiar el comportamiento de tu mascota y que también lo tendrás controlado al máximo.

Haz que se comprometan, pero que vean que tú también lo haces.

Si no hay más remedio… Bozal

Autor: Maja Dumat
Autor: Maja Dumat

Si a pesar de tus esfuerzos tu perro sigue siendo un cazador innato, no te quedará otro remedio que ponerle un bozal siempre que lo saques para evitar problemas.

Que tu perro sea un cazador te ha podido generar algunas risas las primeras veces cuando lo veías acercarse con una presa en la boca, pero si se ha convertido en algo continuo y que además te puede provocar problemas, pon tierra de por medio y aplica soluciones prácticas como las que te hemos dado en este artículo.

Eso sí, enseña siempre a tu perro desde el refuerzo positivo, con paciencia, perseverancia, cariño y amor.

Categorías: Adiestramiento Etiquetas:
Te puede gustar