Botiquín y primeros auxilios para un gato: todo lo que debes saber

Manuela Herrera Montoya · 20 julio, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 16 julio, 2021
Los felinos son seres maravillosos que hacen tu vida más amena. Cuidarlos y estar pendiente de su salud es una de tus tareas fundamentales como tutor y es primordial que conozcas los primeros auxilios para tu gato.

Ya sea porque salgas de casa con tu felino o porque esté siempre dentro del hogar y sus alrededores, debes estar pendiente de su seguridad en todo momento. Para evitar percances y situaciones graves, es importante tener siempre a mano un botiquín y conocer de primeros auxilios para un gato. 

Los botiquines de primeros auxilios para un gato no son muy diferentes a los de los humanos. Por ello, puedes comprar uno diseñado para humanos y agregarle otros artículos más para gatos —o comprar un kit específico para felinos—. Aquí te contamos lo necesario para armar un botiquín y lo básico que debes conocer sobre primeros auxilios en estas mascotas. 

¿Cómo debe ser el botiquín?

Si quieres crear el botiquín para tu gato, primero debes tener una caja o un estuche a prueba de agua y pegar en su interior el número de teléfono y direcciones de la veterinaria de confianza, además de los datos de un centro de emergencia local que esté disponible las 24 horas del día. También es buena idea que guardes todos estos números en tu celular.

La mirada de un gato enfermo.

¿Qué debe incluir?

Es importante que cuentes con un libro de primeros auxilios para un gato y lo revises antes de adoptar un felino. Es bueno familiarizarse con lo básico y encontrar rápidamente lo que necesites en caso de emergencia, cuenta Adventure Cats

El botiquín también debe llevar el carnet de vacunación o el papeleo médico de tu gato, almohadillas o rollos de gasa absorbentes, cinta micropore, toallitas, tijeras, lociones y aerosoles antisépticos. En la siguiente lista, se recogen otros elementos indispensables:

  • Bolas de algodón o hisopos.
  • Peróxido de hidrógeno.
  • Solución salina para ojos y gel ocular artificial para lubricar los ojos después de enjuagar.
  • Guantes desechables sin látex.
  • Termómetro rectal y vaselina para lubricar el termómetro.

Aparte de estos elementos, también debes incluir todo lo recetado y recomendado por el veterinario, champú para eliminar contaminación en la piel, fórceps para retirar aguijones y una lata de la comida favorita de tu gato. Recuerda además siempre andar con su guacal o caja de transporte.

Es muy importante que revises regularmente los suministros en el botiquín de primeros auxilios para un gato y los reemplaces en caso de que se venzan. Ten presente no administrarle nunca medicamentos para humanos y de asesorarte siempre con los veterinarios antes de llevar a cabo cualquier maniobra de emergencia. 

Primeros auxilios para un gato

Si sospechas que tu gato está enfermo o herido, préstale atención a cualquier señal. En caso de quemaduras, probabilidad de envenenamiento o accidentes de tráfico, la mejor opción es llamar al veterinario para pedirle consejos o llevarlo inmediatamente a un centro especializado. 

Sin embargo, aquí te hablaremos de varias lesiones comunes que deben comenzar a tratarse rápidamente con primeros auxilios básicos mientras os preparáis para ir al veterinario. Según los expertos de Cats Protection, estas son las siguientes:

  • En caso de sangrado: mantén a tu gato tranquilo y ponle un vendaje apretado cerca de la lesión para detener el flujo sanguíneo. Presiona una almohadilla firmemente sobre la herida y acude al veterinario de inmediato.
  • Si se presentan huesos rotos o lesiones en la cola: lidia con cualquier sangrado grave y coloca a tu gato en un trasportín bien acolchado antes de visitar al veterinario.
  • Quemaduras y escaldaduras: pon agua fría sobre la quemadura al menos 5 minutos antes de ver al veterinario. No apliques cremas ni tratamientos y asegúrate de mantener a tu felino cálido y tranquilo.
  • Golpe de calor: aunque el golpe de calor es poco común, puede ocurrir si un gato ha estado atrapado en un espacio caluroso durante un período de tiempo considerable. En este caso, moja su pelaje con agua tibia y colócalo en un lugar fresco antes de llamar a su veterinario.
  • En caso de picaduras: saca el aguijón del insecto, baña la zona con agua, aplica una solución de bicarbonato de sodio (si la picadura es de abeja) o de vinagre diluido (si es de avispa) y luego pon hielo para reducir el calor.

¿Qué hacer si tu gato es envenenado?

Primero, no entres en pánico. Se sabe que es una situación difícil y una respuesta rápida es importante, pero la ansiedad no ayuda e interfiere con el proceso general. Recopila la información de forma segura y lleva contigo el objeto que sospechas que ha envenenado a tu gato o cualquier material implicado. 

Comenta ASPCA que esto puede ser de mucha ayuda para el veterinario o toxicólogo, pues así los profesionales pertinentes podrán determinar qué venenos están involucrados en el cuadro clínico. Además, recoge en una funda plástica sellable cualquier sustancia que tu felino pudo haber vomitado o masticado.

Si además tiene ataques, está perdiendo la conciencia o presenta dificultad para respirar, no esperes más para llevarlo inmediatamente al veterinario local o a alguna clínica veterinaria de emergencia. En caso de que observes que el felino ha consumido algún material que puede ser tóxico, no dudes en buscar ayuda; incluso si no notas ningún efecto, pues los síntomas pueden llegar con las horas o los días. 

¿Cuándo llevar el gato al veterinario?

Aunque a menudo es complicado decidir si la situación es una emergencia, si tu felino muestra alguno de los siguientes comportamientos es recomendable que lo lleves al veterinario o lo llames antes de ir, teniendo en cuenta que además debes llevarlo mínimo una vez al año para revisiones. Estos signos suelen ser los más problemáticos:

  • El gato está débil o aburrido.
  • Tiene dificultad para respirar.
  • El felino tiene dificultad para mantener el equilibrio.
  • Le cuesta orinar o defecar o lo hace de forma atípica.
Un gato en un veterinario.

Si tienes mascotas en casa, siempre debes estar preparado. Otro teléfono que puedes agregar al botiquín y a tu celular es el número de un centro de control de envenenamiento de animales, en caso de que en tu país exista. Como puedes ver, tener un botiquín y conocer sobre primeros auxilios para un gato es esencial para cualquier persona que disfrute de esta compañía. 

ASCPA. (s. f.). Qué Hacer si su Mascota es Envenenada. ASPCA. Recuperado 15 de julio de 2021, de https://www.aspca.org/nyc/recursos-para-personas-que-hablan-espanol/que-hacer-si-su-mascota-es-envenenada Cats Protection. (s. f.). Cat first aid | Advice on cat health. Recuperado 15 de julio de 2021, de https://www.cats.org.uk/help-and-advice/health/cat-first-aid Moss, L. (2016, 3 abril). What to include in your cat’s first-aid kit. Adventure Cats. https://www.adventurecats.org/gear-safety/include-cats-first-aid-kit/