7 enfermedades de la piel en gatos

Camila O.Thomas · 17 junio, 2019
Las enfermedades de la piel en gatos incluyen alergias a los parásitos, infecciones bacterianas y desequilibrios hormonales

El mantenimiento general de la salud de un gato es importante para evitar que sufra problemas de la piel. La condición del pelaje y la piel de un felino puede ser un indicador de su salud general. Te traemos una lista de 7 enfermedades de la piel en gatos que debes conocer.

Los gatos tienden a rasguñar y morder incesantemente su pelaje para aliviar los signos de alergias. También lamen su pelaje para calmar las infecciones.

Si estas alerta, puedes ponerte en contacto con tu veterinario al advertir las señales de que tu gato experimenta problemas en su piel. Entre ellas están la picazón, la pérdida de cabello, enrojecimiento, piel seca y pelaje opaco, acné, olor desagradable, costras o aseo excesivo. Aquí están siete de las enfermedades de la piel más comúnmente diagnosticadas en felinos:

1. Sarna, una de las enfermedades de la piel en gatos

La sarna –en la foto que encabeza este artículo– es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por varios tipos de ácaros. Por su tamaño, para poder identificar a algunos de ellos se requiere examinar muestras con el microscopio.

Los ácaros viven en la piel y el pelaje de un gato, y causan picazón e hinchazón. También se observa pérdida de cabello alrededor de la cara, párpados, cuello y espalda. El rascado intenso también puede causar costras y enrojecimiento.

Los ácaros se matan rápidamente con tratamientos tópicos. El tratamiento preventivo regular antipulgas que el veterinario prescribe también actúa previniendo la enfermedad por ácaros. Si a tu gato se le diagnostican ácaros, limpia la ropa de cama y evita el contacto con otros animales hasta que esté completamente libre de parásitos.

2. Ácaros del oído

Los ácaros del oído, que causan enfermedades de la piel en gatos, son comunes especialmente en los pequeños mininos, que pueden haberlos adquirido de su madre, pero se pueden ver en felinos de cualquier edad.

Ácaros en gatos

Los gatos se rascan las orejas y sacuden la cabeza para aliviar los síntomas. Los ácaros del oído pueden picar intensamente y los felinos, a menudo, pasan largos períodos frotándose y rascándose las orejas. Los ácaros pueden causar una inflamación en el oído que, si no se trata, puede provocar una infección bacteriana.

3. Garrapatas y pulgas

Es imperativo cumplir el calendario de aplicación del tratamiento preventivo para garrapatas y pulgas. Es la única manera de que tu gato tenga la mejor oportunidad de estar resguardado de la infestación.

Los tratamientos preventivos para garrapatas y pulgas circulan por la sangre de tu gato. Cualquier garrapata o pulga que muerda la piel de tu mascota, ingiera la sangre y es eliminada por el compuesto químico que es inofensivo para su mascota.

Los gatos pueden presentar reacciones alérgicas a la saliva de la pulga, lo que causa una picazón extrema que puede provocar enrojecimiento, llagas y pérdida de cabello. Esto, a menudo, conduce a una dermatitis caracterizada por una gran cantidad de pequeñas costras.

4. Alergias ambientales

Al igual que los humanos, las mascotas pueden ser alérgicas a los artículos cotidianos cuando entran en contacto con su entorno. Esto puede incluir alergias a los alimentos, ciertos productos químicos utilizados en el hogar, y cualquier polvo, hierba o polen.

Enfermedades de la piel en gatos

Cuando un gato es alérgico a su entorno, tiende a acicalarse excesivamente y le causa mucha picazón, lo que puede resultar en parches sin pelo al tratar de aliviar la irritación.

5. Alopecia inducida por el estrés

Cuando tu gato está estresado, su comportamiento cambia, lo que puede llevar a un aseo excesivo, a dormir más de lo habitual y a un estado de ánimo más bajo. Los cambios ambientales pueden desencadenar el estrés en las mascotas, lo que puede causar que la piel se adelgace por la espalda y el abdomen por lamerla con demasiada frecuencia.

En este caso, lo mejor es visitar a tu veterinario para valorar las posibles causas del estrés en tu gato. Los complementos de feromonas pueden ayudar a aliviar la ansiedad y eliminar la causa potencial del estrés del entorno del gato.

6. Acné felino

Pueden aparecer puntos negros –o comedones– en la barbilla de tu gato y debajo de sus labios. La barbilla puede hincharse y volverse roja, lo que hace que el felino rasque el área para combatir la irritación. Aunque se desconoce la causa del acné felino, se cree que puede desencadenarse por alergias ambientales. De no aplicar tratamiento, puede contraer una infección bacteriana secundaria.

7. Alergias a los alimentos

La picazón en la espalda, la cabeza y el cuello puede indicar una alergia a los alimentos. Para identificar la causa específica, se usa un proceso de eliminación mediante una dieta cuidadosa. Y es que los felinos tienen necesidades de proteínas dietéticas muy específicas y, si los alimentas incorrectamente, puedes causar enfermedades graves.

Ahora que conoces algunas de las enfermedades de la piel en gatos, puedes vigilar si se presentan estos signos en tu mascota. Si sospechas que tu gato padece una afección cutánea, visita a tu veterinario para una consulta.