Blefaritis en gatos: síntomas y tratamiento

23 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Las enfermedades de los ojos son comunes en gatos que no gozan de las condiciones de salud e higiene adecuadas; entre estas enfermedades tenemos la blefaritis, que también se manifiesta como un signo de otro tipo de patología, como leishmaniosis

Los gatos pueden padecer diferentes enfermedades a lo largo de su vida. Los ojos son bastantes sensibles y pueden desarrollar enfermedades como la blefaritis, de la cual te informamos a continuación.

¿Qué es la blefaritis?

La blefaritis es una enfermedad que se define como una inflamación de los párpados. El origen de esta enfermedad varía, y puede ser infeccioso, mediado inmunológicamente (inmunomediado) o alérgico.

Pese a recibir el nombre de ‘inflamación de los párpados’, rara vez se localiza solo en los párpados. Suele manifestarse como una dermatosis generalizada por la piel de la cara.

Por lo tanto, la mayoría de los procesos inflamatorios en los párpados muestran alteraciones en la parte cutánea. Por esta razón, deberían ser tratados como alteraciones dermatológicas.

Blefaritis general

La blefaritis se denomina general cuando la inflamación afecta de manera simultánea a todos los elementos que entran en la formación de los párpados. La inflamación tiende a observarse normalmente en el párpado superior.

Blefaritis parcial

La blefaritis se denomina parcial cuando la inflamación solo afecta a una parte de los elementos que entran en la formación de los párpados.

La blefaritis parcial puede recibir los apellidos de mucosa, glandulosa o furunculosa. Según los signos que muestre el animal, el profesional clasificará la enfermedad. 

Origen

El origen de esta patología puede ser múltiple, por lo que es necesario conocer las diferentes etiologías que pueden causarla.

El origen de la infección puede ser bacteriano. Las infecciones bacterianas de los párpados pueden transmitirse de dos maneras: por mordeduras o por arañazos entre gatos.

La patología puede ser provocada por parásitos, que son un síntoma más de la enfermedad causada por estos. Entre los parásitos que pueden causar esta enfermedad se encuentran Leishmania spp., causante de leishmaniosis, o Sarcoptes scabiei, causante de la sarna.

Puede tener un origen inmunológico, provocado por enfermedades autoinmunes como lupus eritematoso sistémico o pénfigos, entre otros.

Por otra parte, también es posible que tenga un origen fúngico. Entre los hongos que pueden causar esta enfermedad se encuentra el género Microsporum o el género Trichophyton.

Finalmente, otras causas pueden ser reacciones alérgicas o seborreicas. Más raramente, se puede detectar la blefaritis del canto medial, que está asociado a razas y etiología autoinmune.

Inflamación de los párpados en gatos

Síntomas de la blefaritis

La etiología de esta patología puede tener múltiples orígenes, por lo que las lesiones pueden ser variadas. Pese a ello, entre los síntomas que pueden observarse en esta enfermedad se encuentran los siguientes:

  • Molestias oculares. El animal se muestra incómodo e intenta frotarse los ojos de manera frecuente. Pueden observarse lesiones como edema, pústulas, costras, úlceras, etc.
  • Ojos rojos. 
  • Conjuntivitis. Esta patología provoca un intenso lagrimeo, prurito y enrojecimiento. Puede ser causada por un organismo bacteriano o viral. También puede ser una respuesta alérgica o como manifestación ante la presencia de un cuerpo extraño.
  • Secreción mucosa o mucopurulenta. No se da siempre.
  • Formas focales. En ocasiones, aparecen formas focales, como los orzuelos, que son más sencillas de diagnosticar y tratar.
  • Lesiones en la piel. Al ser una enfermedad dermatológica, suelen observarse manifestaciones y heridas en la cara del animal.
  • Comportamiento extraño en el animal. Si el animal se muestra irritado, intenta frotarse los ojos repetidamente o, si se observa una conducta inusual, será mejor consultar con un profesional.

Normalmente, los síntomas aparecen de manera progresiva. Aunque, en ocasiones, pueden tener lugar presentaciones agudas. Suelen observarse casos de conjuntivitis leve antes de que se produzca el enrojecimiento y la posterior inflamación en los párpados.

Tratamiento

Dependiendo de la etiología de la blefaritis, el veterinario sugerirá un tratamiento concreto u otro tipo de tratamiento. Si el origen es bacteriano, se procede a recetar un antibiótico de amplio espectro por vía sistémica. En el caso de que no se observara una mejora, se realizarían otras pruebas como cultivos o un antibiograma. Los virus también pueden ser los causantes de esta enfermedad.

Por otra parte, si el causante de la enfermedad ha sido un párasito, se procederá a realizar un tratamiento tópico y sistémico. A menudo, el pronóstico de esta enfermedad es bueno. No obstante, el tratamiento es prolongado, pues dura varias semanas. 

Consejos

La limpieza de los párpados evita la aparición de problemas como la conjuntivitis o la blefaritis. Así las cosas, se aconseja realizar una limpieza diaria de los mismos.

Limpieza de los párpados en un gato

Normalmente, los gatos son animales pulcros que se asean a sí mismos y previenen, así, diferentes enfermedades. No obstante, ante cualquier signo inusual en el animal, es mejor consultarlo con un especialista. 

Los ojos de los gatos son tan misteriosos como sus propios dueños. Por eso, es fundamental comprobar que nuestro gato cuenta con una buena higiene para evitar que se enferme.