Basset leonado de Bretaña: un campeón del rastreo

Laura Huelin · 7 diciembre, 2017

El basset leonado de Bretaña es un perro de caza tipo sabueso, es decir, rastreador. Tiene un aspecto poco llamativo, pero una nariz extraordinaria que le ha llevado a ser un campeón de caza y alcanzar la fama mundial. A continuación, descúbrelo todo acerca del basset leonado de Bretaña:

Orígenes

El basset leonado es descendiente directo del grifón leonado de Bretaña, otro perro cazador. Nació en Francia y se extendió durante el siglo XIX, pero se gana su buena fama hacia finales del siglo XX, cuando empieza a ganar premios de caza de conejo. Además de perro de compañía, hoy en día se sigue utilizando para la caza.

Características

Los basset leonados de Bretaña miden entre 32 y 38 centímetros de altura hasta la cruz, por lo que son considerados como una raza de perro de tamaño mediado.

Su cabeza es alargada, es decir, que el morro es más largo que el cráneo, y además es más afilado que ancho. Tiene los belfos largos, pero no cuelgan ni son excesivos, como en otras razas rastreadoras; sin embargo, sí mantiene una característica típica de los sabuesos: las orejas son triangulares y caídas. No suelen bajar más que la línea de la mandíbula y están cubiertas de un pelo más suave y corto que el resto del cuerpo.

Morfológicamente, cabe destacar que sus patas delanteras sean cortas con respecto a las proporciones del resto de su cuerpo, especialmente de las patas traseras. El cuerpo es ligeramente alargado, pero redondeado, y el pecho es profundo y fuerte.

Por su físico, tiene el cuerpo preparado para ser un cazador de conejos perfecto: las patas delanteras le facilitan llevar la trufa pegada al suelo sin forzar la postura, mientras que su musculado cuerpo le permite correr siguiendo el rastro.

En cuanto a su pelTiene el pelo largo pero no debe estar enredado y la cara debe llevarla despejada. Los ojos no destacan por ser grandes ni pequeños, ni están juntos ni separados. Tiene una gama de colores que van desde el trigo dorado hasta el rojo. A veces aparece una estrella blanca en el pecho, y es común que tengan pelos negros repartidos por todo el cuerpo. El pelo es un poco áspero y no tiende a tener grandes mudas con los cambios de estación.

Comportamiento

Su cuerpo le permite ser un apasionado por la caza, pero también son grandes compañeros para el humano. Los basset leonados de Bretaña son sociales, cariñosos y apegados por su familia humana. Tienen una gran capacidad de adaptación que en origen les permitía ser perros eficientes en todo tipo de terrenos. En la actualidad significa que son capaces de ser felices en cualquier lugar que esté su dueño.

Perro basset leonado de bretaña
Fuente: Baslerfauves

Son perros enérgicos que necesitan hacer ejercicio físico y mental. Un basset leonado de Bretaña feliz es aquel que puede salir a dar vueltas por los bosques y seguir todos los rastros que encuentre; tanto si los caza como si no. Se mueve con rapidez y agilidad para el tamaño tan pequeño que tiene su cuerpo y disfruta de la libertad y de los sitios plagados de olores interesantes.

Al igual que otros perros de caza como los terrier, tienen un marcado carácter. Son valientes e intrépidos. Son afectuosos y cariñosos pero hacen valer sus opiniones y preferencias. También son perros tenaces que cuando se proponen algo no paran hasta conseguirlo. Su tenacidad se apoya en su inteligencia: si desea algo, se las arreglará de todas las maneras para conseguirlo, y no se rendirá.

Cuidados

El pelo del basset leonado de Bretaña es fácil de mantener. Necesita cepillados regulares pero es un pelo rústico y sufrido fácil de mantener sano. No hace grandes mudas de pelo entre temporadas, aunque al principio de primavera y de otoño necesita cepillarse con más frecuencia.

No hay grandes problemas de salud propios en su raza, a pesar de que por su cuerpo pueda tener más probabilidades de tener ciertos problemas. Los perros de patas cortas y cuerpo alargado suelen sufrir dolores de espalda. Además, los perros tipo sabueso con las orejas largas y caídas deben cuidar bien la higiene de los oídos. Es fácil que un perro con las orejas caídas contraiga infecciones y otros problemas de oído.

En cuanto a su educación, es preciso señalar que se trata de una raza difícil de domesticar. Hay que tener en cuenta que es un perro tenaz y valiente, y que no se dejará manipular por métodos tradicionales basados en la fuerza o en la dominancia. El basset leonado de Bretaña es un can perfecto para educar con refuerzo positivo, pues será feliz aprendiendo en base a premios.

Por último, el basset leonado suele tener un carácter propio, y son cariñosos y fieles con su familia. Si permites a tu basset pasear sin despegar la nariz del suelo será el perro más feliz del barrio; y si, además, te ganas su cariño mediante recompensas y juegos en positivo, ambos seréis una pareja perfecta durante muchos años.

Fuente de las imágenes: Muu-karhu y Baslerfauves