Amiloidosis en gatos: causas, síntomas y tratamiento

La amiloidosis felina es una condición grave que tiene un pronóstico fatal en todos los casos. Existe una clara predisposición genética en gatos abisinios y siameses.
Amiloidosis en gatos: causas, síntomas y tratamiento
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 10 julio, 2021.

Última actualización: 10 julio, 2021

El término “amiloidosis”, en gatos y en otros animales, hace referencia a una serie de condiciones en las que se produce la agregación de amiloides, conjuntos de proteínas fibrilares en tejidos. Algunas amiloidosis pueden tener una base genética, mientras que otras son producto de una infección grave, un cáncer o una enfermedad autoinmune.

La amiloidosis no es única de los gatos domésticos (Felis silvestris catus), sino que también se ha observado en humanos, perros, pájaros y otros félidos, tal y como indican estudios. Si quieres saber más sobre esta enfermedad y su posible tratamiento, sigue leyendo.

¿Qué es la amiloidosis en gatos?

Las amiloidosis en gatos y en otros vertebrados se caracterizan por una deposición excesiva de proteínas insolubles en los tejidos del animal. Cuando las proteínas se sintetizan en el entorno celular, normalmente adquieren la forma tridimensional que les permite funcionar. Estas pueden ser implementadas en los tejidos o degradadas por proteólisis, por ejemplo.

De todas formas, en estas patologías a veces se forman compuestos proteicos demasiado estables e insolubles que, además, son resistentes a los mecanismos proteolíticos normales. Al no poder destruirse, estas proteínas se acumulan en los tejidos y forman los agregados conocidos como amiloides.

Las placas y agregaciones amiloides pueden llegar a impedir el correcto funcionamiento del tejido en el que se acumulan.

Una neurona dañada por la deposición de amiloides.
Una neurona dañada por la deposición de amiloides.

Tipos de amiloidosis

Los amiloides pueden ser de distintos tipos, lo cual dictamina también el lugar de deposición de los agregados y los distintos fallos orgánicos que se pueden presentar durante la enfermedad. En gatos, se han registrado principalmente 2 variantes. Estas son las siguientes:

  • SAA amiloide (SAA): en este cuadro, los niveles de amiloide sérico (SAA) se disparan, sobre todo en aquellos animales con inflamaciones severas. Además de gatos, esta proteína es una responsable común de muerte en caballos inmunizados para la producción de antisuero.
  • AL amiloide (AL): se forma, sobre todo, en ejemplares con algunos tipos de cánceres específicos. Los agregados proteicos tienden a depositarse en el tejido nervioso y las articulaciones.

Existen muchos más tipos de amiloides: ALECT2, ATTR, AIAPP, APrP, ACys y otros. De todas formas, la amiloidosis en gatos continúa siendo una incógnita en el mundo de la veterinaria y la mayoría de cuadros se atribuyen a la SAA o la AL.

Síntomas de la amiloidosis en gatos

Los síntomas de la amiloidosis en gatos dependerán en su totalidad del órgano en el que se depositen las proteínas mal plegadas. De todas formas, en todos los cuadros la condición empeora con el tiempo, ya que la agregación de amiloides desplaza a los tejidos e impide el correcto funcionamiento del organismo. Algunos de los signos clínicos más comunes son los siguientes:

  • Pérdida de peso.
  • Anorexia.
  • Letargia.
  • Poliuria (excreción muy abundante de orina). Esto se acompaña de polidipsia, es decir, ganas urgentes de consumir líquidos.
  • Pelo lacio, seco y propenso a caerse.
  • Deshidratación.
  • Depresión y falta de energía.
  • Dolor abdominal, diarrea y vómitos.

Acumulación amiloide en los riñones

Es necesario hacer mención a esta variante de amiloidosis, pues sus síntomas son distintos a otras. Si la proteína amiloide sérica (SAA) se acumula en los riñones, puede provocar cuadros hepáticos graves que derivan en la muerte. De todas formas, este escenario no es común en los gatos, exceptuando los abisinios.

Acumulación amiloide en el hígado

Si los amiloides se acumulan en el hígado, con el tiempo aparecerá una hepatomegalia. El félido corre riesgo de que este órgano se fracture y se produzca una hemorragia interna grave. En este cuadro, los síntomas más comunes son debilidad, encías pálidas, abdomen hinchado, taquicardia, dolor abdominal y colapso sistémico.

Causas de la amiloidosis en gatos

Los depósitos de AA amiloide se ven favorecidos por enfermedades inflamatorias crónicas, infecciones bacterianas graves y ciertos tipos de cáncer. De todas formas, tal y como indica el Cornell Feline Health Centerel verdadero daño se produce por el depósito de amiloides continuado en el tiempo en el órgano diana, no por la condición desencadenante.

Por otro lado, los depósitos de AL amiloide son más proclives a aparecer en félidos con cánceres de las células plasmáticas o de tipo mieloma. Como hemos dicho, en esta condición la agregación proteica suele acumularse en el tejido nervioso y articular.

Predisposición genética

Según el portal VCA Hospitals, debe existir una disposición familiar para que se produzca el depósito de amiloides. De todas formas, la naturaleza de los genes implicados en la enfermedad y el patrón de herencia siguen investigándose.

Tal y como indican estudios genéticos, los abisinios son los que más afectados se ven por esta condición, ya que se trata de un rasgo heredado debido a mutaciones genéticas muy presentes en la raza debido al cruzamiento selectivo. Además, también se ha descubierto que los siameses tienen cierta tendencia a desarrollar amiloidosis hepática.

Diagnóstico de la enfermedad

La amiloidosis es muy difícil de diferenciar de otras condiciones a simple vista o solo con una exploración física. Por ejemplo, si los amiloides se depositan en el riñón, los síntomas se pueden confundir con los de la enfermedad renal poliquística (PKD) u otras condiciones que impidan la correcta filtración renal.

Además, por desgracia la visita al veterinario no suele tener lugar hasta que el órgano afectado se ha atrofiado de forma irreversible. Una biopsia —obtención del tejido dañado— podrá confirmar la presencia de amiloides en los tejidos del animal, pero cuando se confirma el diagnóstico ya suele ser demasiado tarde.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico que prevenga el desarrollo de la amiloidosis en gatos o que promueva la reabsorción de las proteínas depositadas. La única opción es detectar la causa subyacente —si es que el cuadro no es solo hereditario— y tratar de poner fin a la fuente conflictiva, sea esta una infección, una enfermedad autoinmune o un cáncer.

Si el félido presenta amiloidosis renal —algo más común en los abisinios—, se suele acudir a una hospitalización con administración de fluidos intravenosos, con el fin de estabilizar su condición poco a poco. Tras ello, es necesario cuidar al animal desde casa, con una dieta específica y ciertas medicaciones para disminuir los síntomas.

La amiloidosis no tiene cura. La única salida es intentar paliar los síntomas del gato hasta que la condición avance a un punto irreversible.

Una veterinaria trata a un gato con coccidiosis.

Pronóstico

El pronóstico es fatal en todos los casos. Se puede intentar reducir el dolor y el sufrimiento del animal, pero en algún momento la deposición de amiloides va a provocar un fallo sistémico y, en última instancia, la muerte. La única solución se encuentra en la prevención antes de criar a un animal enfermo.

Como se trata de una condición con una importante carga genética, es necesario desarrollar pruebas que permitan detectar las mutaciones en el genoma de los gatos siameses y abisinios, con el fin de encontrar a los animales potencialmente portadores y evitar que se reproduzcan. Si se “purifica” la genética de la raza, condiciones como estas dejarán de ser un problema en el futuro.

Te podría interesar...
Las enfermedades del gato persa
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Las enfermedades del gato persa

El gato persa presenta una mayor incidencia de enfermedades debido a la endogamia y la genética de la raza, producto de cruces familiares.

 



  • Amyloidosis in cats, VCA Hospitals. Recogido a 8 de julio en https://vcahospitals.com/know-your-pet/amyloidosis-in-cats
  • Amyloidosis in cats, MSD Veterinary Manuals. Recogido a 8 de julio en https://www.msdvetmanual.com/cat-owners/disorders-affecting-multiple-body-systems-of-cats/amyloidosis-in-cats
  • Neo‐suzuki, S., Mineshige, T., Kamiie, J., Kayanuma, H., Mochizuki, Y., Hisasue, M., ... & Shirota, K. (2017). Hepatic AA amyloidosis in a cat: cytologic and histologic identification of AA amyloid in macrophages. Veterinary clinical pathology, 46(2), 331-336.
  • Van der Linde-Sipman, J. S., Niewold, T. A., Tooten, P. C. J., de Neijs-Backer, M., & Gruys, E. (1997). Generalized AA-amyloidosis in Siamese and Oriental cats. Veterinary immunology and immunopathology, 56(1-2), 1-10.
  • Struck, A. K., Klotz, D., Hülskötter, K., Wohlsein, P., Schmitz, J., Bräsen, J. H., & Distl, O. (2020). Complex segregation analysis of familial amyloidosis in Oriental shorthair cats. The Veterinary Journal, 265, 105552.