Pérdida de peso en gatos: principales causas y tratamientos

Las causas de la pérdida de peso en gatos son múltiples y pueden ser graves. Es importante estar atento para acudir al veterinario a tiempo.
Pérdida de peso en gatos: principales causas y tratamientos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 08 Junio, 2021.

Última actualización: 08 Junio, 2021

Si bien el exceso de masa corporal de la mascota gana mucha atención por parte de los tutores, la pérdida de peso en gatos también puede ser un problema que se debe tener en cuenta. Normalmente, esta condición puede ser una de las manifestaciones de una enfermedad subyacente.

Si estás leyendo esto porque es el caso de tu felino, aquí tienes las causas más comunes por las que tu mascota podría estar perdiendo peso. Además, también te presentamos las claves para poder darle la información correcta a tu veterinario de confianza.

¿Cuándo es un problema la pérdida de peso en gatos?

Un adelgazamiento progresivo, siempre que esté dentro del peso ideal para el gato, no es un problema. Lo más probable es que simplemente tengas que ajustar la cantidad de comida para que se mantenga en un peso concreto.

Lo mejor es pesar a tu gato en casa regularmente, al menos una vez al mes.

Por otro lado, hay otros detalles que se deben tener en cuenta cuando nos topamos con un adelgazamiento visible en el félido de la casa:

  • Que el gato haya bajado de peso de forma repentina, en pocos días.
  • Que se muestre decaído y presente anorexia.
  • Por el contrario, que todo parezca correcto, salvo ese rápido adelgazamiento.
  • Que el animal presente alopecias.
  • Presencia de diarrea o vómitos crónicos.
  • Que el gato beba mucha agua y orine muy a menudo. Esto se conoce como polidipsia poliuria, de forma respectiva.
  • Estado de ánimo irritable y agresivo.

Todas estas señales se corresponden con algunas enfermedades que cursan con pérdida de peso en gatos. Es importante que le comuniques esta información adicional —y cualquier otra cosa que creas que está fuera de lugar— a tu veterinario, pues la signología de la mascota será muy relevante para elegir las pruebas adecuadas y hacer un correcto diagnóstico.

Un gato enfadado mirando a cámara.
El estado de ánimo irascible es un signo clínico que puede acompañar a la pérdida de peso.

Causas de la pérdida de peso en gatos

Existen múltiples enfermedades subyacentes a una pérdida de peso brusca. En este apartado encontrarás las más comunes, pero ten en cuenta que este signo es multifactorial e inabarcable en su totalidad: es importante el diagnóstico de un profesional, con las pruebas pertinentes.

1. Ansiedad y estrés

 Los gatos son muy sensibles a las condiciones de su entorno. Un cambio brusco en su vida, como una mudanza o la llegada de un nuevo felino al hogar, pueden desencadenar una respuesta emocional de ansiedad en tu mascota. Es importante identificar las causas ambientales del estrés y corregirlas lo antes posible.

2. Problemas en el tracto digestivo

Un problema en cualquier punto del sistema digestivo puede ocasionar un adelgazamiento brusco en gatos. Algunos de los de los desajustes gastrointestinales más frecuentes son los siguientes:

  • Problemas bucales: gingivitis, úlceras, caries o quistes en la boca son las complicaciones más comunes que se pueden encontrar en felinos. Si el animal tiene dolor y le cuesta masticar, dejará de comer, con el consiguiente adelgazamiento.
  • Enfermedades que afectan a esófago o estómago: en esta porción del digestivo, se suelen ver síntomas como regurgitación o vómitos —acompañando a la pérdida de peso—.
  • Enfermedades intestinales: intolerancias alimenticias, alergias o la enfermedad inflamatoria intestinal afectan a la correcta absorción de los nutrientes, por lo que el gato podría bajar de peso sin dejar de comer.
  • Parasitismo: los parásitos intestinales se alimentan de los nutrientes que tu gato debería absorber. Además de diarreas, el adelgazamiento en el animal será más rápido a medida que proliferan los inquilinos indeseados.

3. Tumores que producen pérdida de peso en gatos

Un tumor es una proliferación descontrolada de un grupo de células que han mutado en su ADN, tal y como indica la asociación Cancer.gov. Estas masas absorben una gran cantidad de energía y nutrientes del cuerpo para seguir creciendo, especialmente si son malignas, y acaban por extenderse a otras partes del cuerpo. En casos así, se suele observar pérdida de peso en gatos.

Además del cáncer sin motivo aparente, algunas enfermedades víricas, como la inmunodeficiencia felina, favorecen la aparición de tumores. El virus de la Leucemia Felina (FeLV) es el responsable directo de la aparición de linfomas, leucemias y síndromes mieloproliferativos en gatos infectados.

4. Problemas renales

Un mal funcionamiento de los riñones suele ir acompañado de un aumento de la ingesta de agua, ya que las toxinas que normalmente se filtran a través de la orina se están acumulando en estos órganos. La polidipsia —junto con la poliuria— es una señal de que el cuerpo está tratando de limpiar esas sustancias dañinas.

Cuando se trata de una degeneración paulatina e irreversible de los tejidos renales, se habla de enfermedad renal crónica en gatos. Una vez se detecta el adelgazamiento, es muy importante llevar al felino al veterinario, pues la aparición de síntomas suele ser muy tardía y puede que la patología esté ya avanzada.

5. Diabetes mellitus

La sospecha de diabetes viene dada porque, además de beber y orinar con mayor frecuencia, el gato también comerá más de lo normal, y aun así seguirá adelgazando. La diabetes en gatos se caracteriza por una degeneración del mecanismo de absorción de la glucosa, de manera que el cuerpo mandará señales de que no tiene energía suficiente.

Otras causas de pérdida de peso en gatos

A modo de conclusión, es necesario indicar que la búsqueda en internet no puede ser un sustitutivo del diagnóstico veterinario. Aunque en este artículo encuentres causas muy comunes de pérdida de peso en gatos, existen otras muchas que no están mencionadas aquí: hipertiroidismo, deficiencias vitamínicas, pancreatitis y un largo etcétera.

El objetivo de presentar estos problemas asociados al adelgazamiento es proporcionar una información de calidad al veterinario cuando se acuda a la consulta. Las pruebas más comunes que le realizarán a tu gato serán el análisis de sangre y orina y test para enfermedades víricas.

La pérdida de peso en gatos puede tener muchos motivos.

Por eso, cuando notes algo fuera de lo normal en la salud de tu felino, no dudes en acudir a un experto. Muchas veces, de ello dependerá garantizar la calidad de vida de tu mejor compañero de piso.

Te podría interesar...
¿Los gatos pueden comer pasta?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
¿Los gatos pueden comer pasta?

Los gatos pueden comer pasta en pequeñas cantidades, pero no se ha demostrado que esto sea bueno o malo para ellos de forma fiable.



  • Melián, C. (2004). Manejo de la diabetes mellitus felina. Información Veterinaria, (5), 26-28.
  • Peña Mejía, C. (2019). Artículo de revisión nutrición en gatos con insuficiencia renal crónica.
  • Arce Rosamén, C., & Pereyra Machado, F. B. (2012). Enfermedad inflamatoria intestinal: presentación de un caso.
  • Palmero, M. L., & Felino, G. C. C. Linfomas Asociados a retrovirus: Virus de la Leucemia Felina y virus de la Inmunodeficiencia Felina.
  • Jergens, A. E., Moore, F. M., Haynes, J. S., & Miles, K. G. (1992). Idiopathic inflammatory bowel disease in dogs and cats: 84 cases (1987-1990). Journal of the American Veterinary Medical Association, 201(10), 1603-1608.
  • Trepanier, L. (2009). Idiopathic inflammatory bowel disease in cats: rational treatment selection. Journal of Feline Medicine & Surgery, 11(1), 32-38.