La comida para perros alta en proteínas, ¿qué significa?

24 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Todos los perros deberían llevar una dieta alta en proteínas? ¡Descúbrelo!

La comida para perros alta en proteínas ha sido formulada para aquellos canes con necesidades nutricionales concretas. Debemos distinguir, por un lado, los piensos o alimentos grain-free, de aquellos específicamente formulados como altos en proteínas.

Los requerimientos nutricionales de un perro varían según varios factores. La edad o momento vital, actividad física que realiza a diario, estado de salud y posibles enfermedades que pueda sufrir, la raza a la que pertenece y su peso harán que las necesidades alimenticias del animal cambien.

Entonces, ¿a qué tipo de perro va dirigida la comida alta en proteínas? ¡Te lo mostramos!

¿Qué es la comida para perros alta en proteínas?

A pesar de que el perro es un carnívoro facultativo, cuya fuente principal de energía tiene un origen animal, no todos los componentes de su dieta tienen el mismo porcentaje de proteínas. Así, tanto si alimentamos a un perro con dieta BARF o con productos convencionales, como piensos o comida enlatada, la concentración de proteínas puede variar.

La comida para perros alta en proteínas es aquella que posee, al menos, un 30 % de proteínas. Este tipo de alimento va dirigido a canes con unas patologías o estilo de vida concretos:

  • Perros de trabajo (perros policías, perros de salvamento, etc.).
  • Canes deportistas.
  • Razas o cruces con mucha masa muscular.
  • Perros con obesidad.
Perro con obesidad en la báscula

Aunque un perro no esté incluido en ninguna de estas categorías, no le impide llevar este estilo de alimentación, ya que es lo más acertado para un animal carnívoro.

Beneficios de la comida para perros alta en proteínas

Los alimentos con una alta concentración de proteínas hacen que los tipos de perros anteriormente nombrados se mantengan sanos. La proteína es la base de la alimentación canina; su déficit puede producir carencias nutricionales que derivarán en patologías evitables.

Algunos de los beneficios de la comida alta en proteínas para nuestros canes son:

  • Alta digestibilidad. El sistema digestivo del perro está diseñado para digerir la carne, por lo que este tipo de alimento es el que mejor fomentará la digestión y la salud intestinal.
  • Mejoran la flora bacteriana. Los microorganismos que habitan en los intestinos de los animales son fundamentales para la salud.
  • Mantiene la fuerza muscular y evita el deterioro de los músculos en los perros muy activos.
  • A pesar de lo que muchos creen, los alimentos ricos en proteínas no predisponen a nuestra mascota a sufrir una enfermedad renal, ni tampoco la empeoran si ya la padecen. El grave problema de esta condición es el uso de alimentos ultraprocesados y de baja calidad que deterioran la salud del can.
  • Una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos –difíciles de digerir por los perros– ayuda a la pérdida de peso en aquellos perros con obesidad.
Proteínas contenidas en los alimentos

¿Todas las proteínas son iguales?

Si estamos pensando en alimentar a nuestra mascota con un pienso alto en proteínas, es fundamental entender que no todas las proteínas tienen el mismo valor biológico.

El valor biológico de una proteína se establece según la capacidad de esta para incorporarse a las proteínas existentes en el cuerpo, es decir, cómo de fácil es que se absorba y se asimile.

Para que nuestro perro tome una dieta alta en proteínas de calidad, debemos observar el origen de esta y el procesamiento sufrido. Por ello, aunque el pienso está formulado con carne de muy buena calidad, el proceso de extrusionado hace que esta disminuya.

Por otro lado, si el origen de las proteínas es vegetal, como la soja, no será una buena opción para un perro. Las mejores proteínas son aquellas que se digieren a partir de alimentos frescos y poco o nada procesados.

  • Blanchard, G., Nguyen, P., Gayet, C., Leriche, I., Siliart, B., & Paragon, B. M. (2004). Rapid weight loss with a high-protein low-energy diet allows the recovery of ideal body composition and insulin sensitivity in obese dogs. The Journal of nutrition, 134(8), 2148S-2150S.
  • Hang, I., Rinttila, T., Zentek, J., Kettunen, A., Alaja, S., Apajalahti, J., ... & Spillmann, T. (2012). Effect of high contents of dietary animal-derived protein or carbohydrates on canine faecal microbiota. BMC veterinary research, 8(1), 90.
  • Hirakawa, C., & Daristotle, C. (2001). Nutrición Canina y Felina.
  • Laflamme, D. P. (2008). Pet food safety: dietary protein. Topics in companion animal medicine, 23(3), 154-157.
  • Robertson, J. L., Goldschmidt, M., Kronfeld, D. S., Tomaszewski, J. E., Hill, G. S., & Bovee, K. C. (1986). Long-term renal responses to high dietary protein in dogs with 75% nephrectomy. Kidney international, 29(2), 511-519.