¿Son los ambientadores peligrosos para las mascotas?

11 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juarez
Los ambientadores pueden ser peligrosos para las mascotas, pues estas perciben los olores de forma muy distinta a nosotros y también pueden sufrir intoxicaciones por ellos.

Tener un compañero animal siempre saca a relucir un tema, al menos al comienzo de la convivencia: los olores. Muchas veces, el aroma corporal de otras especies nos desagrada y recurrimos a perfumar el ambiente, pero ¿los ambientadores son peligrosos para las mascotas?

En las siguientes líneas te contamos qué consideraciones debes tener en cuenta para no perjudicar a tu mascota a la vez que mantienes el ambiente de tu casa fresco y perfumado. Si quieres saber más, sigue leyendo.

Los olores y tus mascotas

Es esperable que el olor de otra especie en tu territorio te pueda desagradar. Al fin y al cabo, los seres humanos también somos animales y necesitamos un aroma que nos parezca agradable en lo que consideramos un hogar.

Sin embargo, si un tutor ha decidido compartir su casa con otra especie, lo justo es que ambos individuos se encuentren a gusto —o, al menos, fuera de peligro—.Es más, hay que tener en cuenta que lo que para los humanos es un olor agradable, a otro animal puede resultarle invasivo o demasiado intenso.

Perros y gatos, que son los animales que más frecuentemente comparten hogar con las personas, tienen un olfato considerablemente más agudo que el nuestro, por lo que los olores químicos de ambientadores o incluso productos de limpieza pueden ser perjudiciales para ellos.

Los ambientadores pueden ser malos para las mascotas.

¿Por qué los ambientadores son peligrosos para las mascotas?

Aunque la intensidad de los olores sea aceptable para las mascotas, el factor de la intoxicación debe tenerse en cuenta para elegir una forma de perfumar la casa. Todo tutor debe tener precaución, sobre todo con todos aquellos ambientadores que se pulvericen y volatilicen al aire, como los difusores o las velas.

Los compuestos orgánicos volátiles

Como hemos dicho, algunos ambientadores son peligrosos para las mascotas porque liberan sustancias tóxicas al aire. Estas se denominan compuestos orgánicos volátiles o COV y son especialmente peligrosas para los gatos.

Una sustancia es volátil cuando se convierte fácilmente en vapor o gas, y ya te puedes imaginar cómo afecta esto a tu mascota: esas pequeñas partículas no solo llegan a su sentido del olfato —que ya es algo peligroso— sino que pueden depositarse encima de su pelaje, en su agua o comida, e incluso donde suelen dormir.

De hecho, muchas de estas sustancias son mucho más peligrosas ingeridas que inhaladas.

Mucha gente opta por la alternativa de los aceites esenciales para perfumar la casa, pero no hay que olvidar que las plantas tóxicas también pueden ser un peligro. Muchas de estas esencias se obtienen directamente vegetales que pueden ser tóxicos para las mascotas.

Algunos ejemplos de estos compuestos nocivos para animales son los siguientes:

  • Naturales: pineno y limoneno, que se encuentran en plantas de varios tipos y en la piel de los cítricos, respectivamente. De aquí se extraen el olor a pino y a cítricos de muchos ambientadores.
  • Artificiales: nitrobenceno y tolueno. El primero tiene un cierto olor a almendras y se usa en algunos perfumes y ambientadores. El segundo también tiene un olor agradable y suele utilizarse en productos de limpieza y ambientadores.

Signos habituales de intoxicación

Aunque pongas empeño en evitar que los ambientadores de la casa sean peligrosos para las mascotas, es muy importante conocer lo que una intoxicación puede hacerles. Aquí encontrarás algunos síntomas de intoxicación que indican que la visita al veterinario es urgente:

  • Vómitos o náuseas.
  • Fiebre.
  • Babeo excesivo.
  • Ansiedad y jadeos.
  • Mareos.
  • Desorientación.
  • Pérdida de apetito.
  • Micción y diarrea.

Cómo prevenir la intoxicación por los ambientadores

Como hemos visto, los ambientadores son peligrosos para las mascotas si no se toman ciertas precauciones. Aquí tienes algunos consejos para prevenir disgustos en el futuro:

  • Leer las etiquetas: puede parecer una obviedad, pero no es necesario conocer los compuestos químicos que pueden ser perjudiciales en un ambientador. En toda etiqueta deben aparecer las precauciones que toda persona debe tomar con dicho producto.
  • Poner fuera del alcance de las mascotas: incienso, velas aromáticas o ambientadores en pastilla pueden ser muy perjudiciales para los animales domésticos. Es muy importante colocarlos donde no puedan comérselos.
  • Usar ambientadores específicos para mascotas: los ambientadores para mascotas son una opción segura siempre que se haga un buen uso de ellos. Se fabrican para dar olor agradable y seguridad al mismo tiempo.
  • No dudar en ir al veterinario: una intoxicación es algo serio que incluso puede desembocar en la muerte del animal y, además, no suelen haber recursos en el hogar para tratarla.
  • Usar remedios caseros de eficacia probada: por ejemplo, la mezcla de vinagre blanco, bicarbonato y agua es útil para desinfectar y eliminar olores de las mascotas sin comprometer su salud.
Un perro en una casa.

Como conclusión, debemos recalcar la importancia de estar bien informado y tener un veterinario de confianza para asegurar el bienestar de las mascotas. Siempre es mejor prevenir que curar, pero los accidentes ocurren y todo tutor debe tener recursos profesionales a los que acudir ante cualquier percance.

  • Hernández, A. Q. (2017). El humo del tabaco y las mascotas.
  • Zeinsteger, P. INTOXICACIONES EN PEQUEÑAS ESPECIES. Abordaje terapéutico y alternativas para el diagnóstico.
  • Ramírez, N. A. L. Intoxicación con rodenticida en caninos: manejo de urgencia del paciente.