Alimentación para perros con artritis

La artritis es una enfermedad degenerativa que también puede afectar a los perros. Proporcionarles la alimentación adecuada puede ayudarlos a sobrellevarla mejor.
Alimentación para perros con artritis
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 25 agosto, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 25 agosto, 2021

Última actualización: 25 agosto, 2021

Con el paso del tiempo y a medida que el perro envejece, los cartílagos que unen sus articulaciones se van desgastando, lo cual provoca inflamación y dolor en las extremidades. Este problema no tiene una cura total, pero sí que se pueden tomar ciertas medidas para ayudar al can que lo padece. Entre ellas, estará el proporcionarle una alimentación adecuada para perros con artritis.

La artritis en perros se da aproximadamente en 1 de cada 5 canes. Esta enfermedad genera mucho malestar en los animales y es progresiva, por lo que intentar paliar las molestias y que el cuadro avance lo más lentamente posible es responsabilidad de sus tutores. Veamos cómo abordarla.

¿Qué es la artritis en perros?

La artritis es un problema articular provocado por la hinchazón y sensibilidad en las articulaciones. Algunos de los síntomas más comunes que se pueden apreciar cuando un perro sufre artritis son los siguientes:

  • Reducción de la actividad física.
  • Rigidez de las articulaciones.
  • Dificultad para realizar movimientos como subir y bajar escaleras, tumbarse o levantarse.
  • Torpeza al andar.
  • Inflamación visible en las articulaciones.
  • Deformación de las articulaciones.

Ningún can está exento de padecer esta enfermedad, sin embargo, es muy común en los perros de razas grandes. Además de esto, se trata de una patología crónica, pero si se diagnostica tempranamente y se ofrece una alimentación adecuada para perros con artritis se puede mejorar la calidad de vida del animal.

Un perro con artritis mirado en una radiografía.

Alimentación natural para perros con artritis

Existen ciertos componentes de los alimentos naturales que, incluidos en la dieta del can, pueden ayudar a contrarrestar las consecuencias derivadas de la artritis. Se tratan de ingredientes que propician un refuerzo y regeneración del cartílago.

Ejemplo de ellos son los condroprotectores, como la glucosamina y la condroitina. Estos pueden obtenerse en suficiente cantidad si se le proporciona al animal una dieta natural de forma continua. En su menú, no debería faltar lo siguiente:

  • Carne y pescado: para mantener en buenas condiciones el cartílago, el colágeno es esencial. Su síntesis interna se puede potenciar gracias a alimentos proteicos, especialmente pescados grasos (salmón, atún, sardinas) y la carne magra (pollo y pavo).
  • Huesos crudos carnosos: hay que escoger un hueso con estas características y con un tamaño y consistencia adecuados a las proporciones del can. Los huesos crudos carnosos tienen en sus extremos altas cantidades de cartílago, muy beneficioso para perros con artritis.
  • Aceites de pescado: el aceite de pescado para perros es rico en omega 3 y tiene propiedades antiinflamatorias. Por ello, se considera que ayuda a prevenir el desgaste de las articulaciones caninas, a la vez que alivia los dolores provocados por procesos inflamatorios y degenerativos.
  • Frutas: ciertas frutas, como la manzana o los arándanos, tienen propiedades antioxidantes, muy favorables para retardar la degeneración de articulaciones.
  • Verduras: algunas verduras, como las espinacas y las judías verdes, son ricas en magnesio, mineral esencial para la síntesis de ácido hialurónico. El ácido hialurónico, por su parte, es importante para el mantenimiento de la propia cápsula articular.
  • Hierbas y especias: algunas contienen propiedades antiinflamatorias, como la raíz de jengibre, la cúrcuma, la canela y el perejil.
  • Otros suplementos naturales: además de lo comentado, en la alimentación para perros con artritis se pueden incluir otros suplementos que pueden ayudarlos. Entre ellos están las semillas o aceite de linaza, el aceite de coco o el de Krill.

Evita el sobrepeso del perro

Igual que hay ciertas condiciones dietéticas que pueden favorecer la reparación del cartílago y proteger las articulaciones del animal, una mala alimentación es capaz de ser el desencadenante de artritis canina. Hacemos referencia, específicamente, a la obesidad.

El sobrepeso es uno de los factores de riesgo más comunes frente a la artritis canina, pues provoca sobrecarga en las articulaciones. Que el animal mantenga un peso corporal apropiado a lo largo de toda su vida es esencial para prevenir afecciones articulares, prestando especial atención a no sobrealimentarlo en la época de crecimiento.

Piensos para perros con artritis

La industria dietética canina ha desarrollado algunos productos muy favorables para convertirse en la alimentación de perros con artritis. Dichos compuestos son piensos de alta calidad, elaborados con los mejores ingredientes y complementos nutricionales, formulados en base a una alimentación natural canina.

Las croquetas resultantes tienen como fin aliviar la rigidez y la inflamación. Estas no son específicas para la artritis, sino para perros con problemas de movilidad en general, sea por esta enfermedad u otra.

Dichos piensos no son una fórmula milagrosa para paliar la artritis al 100 %, solo una ayuda que puede mejorar el estado del can. Por ello, no hay que olvidar que debe ser un veterinario quien haga siempre el seguimiento médico y las recomendaciones adecuadas.

Aclarado esto, hay que destacar que en estos piensos para perros que sufren artritis deben aparecer los siguientes ingredientes en los primeros puestos de la etiqueta:

  • Proteína de alta calidad, proveniente de las carnes. Mantiene un buen tono muscular, además de contribuir al correcto desarrollo del animal.
  • Fuentes de ácidos grasos, o lo que es lo mismo, omega 3 y omega 6. Mantienen sano el tejido conectivo.
  • Glucosamina y condroitina, complementos también mencionados anteriormente.

Mejillón de Nueva Zelanda en la alimentación para perros con artritis

El mejillón de Nueva Zelanda, también conocido como “mejillón de labio verde”, es una variedad de bivalvo que se da en las costas del mencionado país. Su consumo regular ha demostrado en las personas su eficacia como protector frente al desarrollo de trastornos articulares, sean inflamatorios o degenerativos.

Esto es así por su contenido en sulfato de condroitina, componente del cartílago que ayuda en la lubricación de las articulación. Además, también es rico en ácidos grasos omega 3. Tras haber comprobado su beneficio en humanos, se empezó a investigar si el mejillón verde también era apropiado para animales con trastornos articulares. La respuesta fue afirmativa.

Para comprobar las propiedades de este bivalvo, se fueron realizando diferentes estudios y ensayos. En los mismos se evaluó la eficacia de este mejillón agregado a una dieta seca completa ideada con el fin de aliviar los signos de artritis en perros. Los resultados arrojaron fuertes evidencias de su efectividad.

Con el fin de incluirlo en la dieta canina, lo que se emplea habitualmente es el extracto del mejillón de Nueva Zelanda, el cual se obtiene de su carne. Para este fin, se lleva a cabo un procedimiento a baja temperatura, lo que permite conservar correctamente sus propiedades.

Alimentos que se deben evitar si el perro tiene artritis

Ya se han mencionado los alimentos apropiados para un perro con artritis. Sin embargo, igual de importante será conocer aquello que no debería comer, puesto que empeoraría su situación. Abordamos este frente en las siguientes líneas.

Cereales

En general, muchos cereales no suelen ser buenos para los canes, pues pueden provocarles problemas intestinales o incluso alergias. Adicional a esto, en perros con artritis se sospecha que son un agente inflamatorio. Muchísimos piensos abaratan costes añadiendo cereales a su composición, así que vigila las croquetas secas que le das a tu can.

Exceso de ácidos grasos omega 6

El omega 6 debe estar presente en la dieta del can, pero siempre de manera moderada para los perros que tienen artritis. Esto es así porque el cuerpo transforma el exceso de este aceite en ácido araquidónico, altamente inflamatorio para quienes padecen esta enfermedad.

Sales, azúcares y aditivos artificiales

Como normal general, la sal, los azúcares y los aditivos están prohibidos en la dieta de los perros. Incluirlos en la alimentación de un animal con artritis incrementará la inflamación, además de afectar de otras formas a su salud.

Proteínas grasas

Si bien la proteína es esencial en la dieta del perro, es mejor favorecer las proteínas magras, como el pavo, el pollo o la carne de animales alimentados con pasto. La carne de pato, por ejemplo, es la que se considera más calórica, así que es mejor evitarla en estos caninos enfermos.

¿Cómo elegir un comedero para perros?

Como habrás podido comprobar, la alimentación para perros con artritis debe ser muy específica. Lo mejor es que consultes con un nutricionista experto las demandas de tu can, pues solo él sabrá ajustar los ingredientes a la perfección para mejorar su cuadro.

Te podría interesar...
¿Cuál debe ser la alimentación en perros con diarrea?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuál debe ser la alimentación en perros con diarrea?

La alimentación en perros con diarrea suele basarse en comidas que aportan energía pero son de fácil digestión, como el arroz y el pollo.