Alimentación de los gatos: ¿cuándo, cuánto y cómo?

Virginia Duque Mirón · 27 abril, 2018
Es un mito el que los felinos solo comen pescado más allá del pienso, y es que les encanta la carne; si tiende al sobrepeso será mejor repartir la comida en varias porciones a lo largo del día

Los gatos siempre tienen hambre, como sucede con los perros. Solo que los felinos son más silenciosos, y en ocasiones comen sin que ni siquiera nos demos cuenta. Este apetito insaciable podría llevarnos a darles de comer más de lo que deben, y por ello se ven muchos gatos obesos. Para evitar estos casos, debemos saber cómo llevar a cabo de manera correcta la alimentación de los gatos.

Alimentación de los gatos: ¿qué comen?

Aunque los gatos pueden comer hidratos de carbono y vitaminas, siempre van a preferir las proteínas y las grasas. El mito que ronda a su alrededor de que solo comen pescado es incierto: ¡a los gatos les encanta la carne! También el pescado, pero si les damos a elegir, no queda muy claro por dónde se decantarían.

La alimentación que siempre se ha recomendado para los gatos es el pienso especializado que aporte los nutrientes que necesitan para el día. La comida seca prensada ha sido durante años la reina de la alimentación felina, pero con los últimos avances científicos, se acepta la dieta BARF, como en el caso de otras mascotas.

Ambos tipos de alimentación son totalmente válidos, e incluso se podrían alternar, siempre y cuando se haga de la manera correcta. Sin embargo, tú serás quién decidas por cuál decantarte, teniendo siempre presente las necesidades y el tipo de vida de tu gato.

Alimentación de los gatos, ¿cómo?

Sea que te decidas por uno u otro tipo de alimentación, las proteínas deben formar un 35% del total. Si te decantas por el pienso, los especiales para diabéticos tienen un porcentaje de estas mucho más altos que los piensos normales.

Dieta BARF para gatos: beneficios

En el caso de la dieta BARF, tendrás que dividir la comida en tres partes: una de casi el 40% y dos del 30%. En el primer caso serán proteínas; la segunda parte, hidratos; y la tercera, vitaminas que se encuentran en  los vegetales o la fruta.

Aunque los gatos adoran la grasa, deben conformarse con la que les aporten normalmente las proteínas e hidratos, ya que esta podría ocasionarle problemas de salud como la obesidad, por ejemplo.

Alimentación de los gatos: ¿cuándo y cuánto?

Hace años se decía que los perros tenían que comer tres veces al día. Luego, tras un aumento de la obesidad canina, se redujo la cantidad a una o dos veces. Pero ¿qué ocurre con la de los gatos?

Juego para gatos por la comida

Debido al apetito insaciable que parecen tener, lo más recomendable es que se divida la toma de alimentos en varias veces al día. Esto no quiere decir que tengamos que cebar a nuestra mascota, sino que la cantidad de alimento diaria recomendada habrá que repartirla en varias ocasiones.

Este paso solo será un ‘engaño psicológico’ que hará creer al animal que está todo el día comiendo, cuando en realidad no se alimenta más de lo debido. Los fabricantes de pienso marcan de una manera correcta la cantidad que el animal debe comer.

Si decides alimentar a tu gato con la dieta cruda, lo mejor será que consultes a tu veterinario qué alimentos puede comer, cuánta cantidad y cómo prepararlos. Tienes que tener en cuenta que aunque a este tipo de dieta se le denomine ‘cruda’, los gatos no deben comer alimentos sin cocinar.

Sea cual sea el alimento que hayamos decidido incluir en la dieta BARF de nuestra mascota deberá ir cocinado según nos recomiende el veterinario, y por supuesto sin condimentos ni sal. Aunque son muchos los que deciden dar alimentos procesados como el jamón york o el atún a los gatos, estos tienen aceites, grasas, azúcares y otros componentes que no son beneficiosos para el animal.

Si sigues estos prácticos consejos, tendrás un gato sano, ya que la buena alimentación habrá influido en gran manera a ello. Recuerda que somos lo que comemos; tu gato también.