Alcaudón real: el ave carnicera

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 14 mayo, 2019
La conducta del alcaudón real hace que sea uno de los pájaros más sorprendentes que podemos ver en España, y es que su biología no deja indiferente a nadie

El alcaudón real (Lanius meridionalis) es una de las aves más curiosas que puede encontrarse en la península ibérica. Injustamente desconocido, el comportamiento de esta ave es único.

¿Qué son los alcaudones?

Todos los alcaudones se caracterizan por lo mismo: a pesar de ser pequeños pájaros con delgadas extremidades, poseen un pico que recuerda al de las aves rapaces, como si fueran animales cazadores.

Y esto tiene sentido: el alcaudón es un pequeño pájaro que caza insectos, pero por lo que es conocido es por su forma de cazar pequeños vertebrados. Y es que roedores, lagartijas u otras aves pueden ser presas de estas aves, que también son conocidas como verdugos. ¿Pero cómo lo hacen?

Los alcaudones pertenecen a la familia Laniidae, y viven en África, Asia y Europa, aunque existen especies que se reproducen en América del Norte, no así en Australia y el sur del continente americano.

Características del alcaudón real

En concreto, el alcaudón real de mayor tamaño es el de nuestro país. Es un ave sedentaria, frecuente en zonas secas y ambientes abiertos como las islas Canarias o toda la vertiente mediterránea.

Alcaudón real: características

Esta ave es muy fácil de reconocer, por lo que si te gusta observar fauna salvaje es un buen animal para iniciarse: es un ave pequeña, corpulenta y de larga cola. Se caracteriza no solo por su pico, sino por un antifaz negro en su cabeza.

Las alas de esta paseriforme son negras, con una gran mancha blanca. Gran parte del cuerpo, sin embargo, es de color grisáceo, por lo que es bastante reconocible.

Apenas mide unos 25 centímetros, mientras que su envergadura supera los 30 centímetros ampliamente. Su canto es metálico y potente, y muy variado, ya que este animal puede llegar a imitar a otras aves.

Comportamiento del alcaudón real

Lo más curioso del alcaudón real es su comportamiento: este animal, tras cazar a su presa, la empala en plantas espinosas o incluso en alambres de espino. Gracias a ello, puede despedazarla con tirones, de ahí que sea apodado como carnicero.

Alcaudón real: alimentación

La inteligencia de las aves se pone a prueba en el alcaudón, que suele cazar al acecho, mientras otea en posiciones de altura como tendidos eléctricos o ramas. Tras esto, empala a su presa en ramas punzantes de endrinos, majuelos y otras plantas.

En cuanto a su reproducción, en España suele comenzar en marzo, aunque se produce de forma más temprana en África y canarias. Realiza nidos en árboles espinosos, donde pone hasta siete huevos blancos con motas, cuyas crías salen a las dos semanas.

Es importante señalar que, si bien no está en peligro de extinción, el alcaudón real sí es considerado como ‘casi amenazado’ por el Libro Rojo de las aves en España.

Hábitat del alcaudón real

El alcaudón real tiene varias subespecies, y es un ave bastante escasa: en Europa, el alcaudón real solo aparece en el sur de Francia, Portugal y España. Las islas Canarias y el norte de África también son parte de su hábitat, junto a parte de Asia.

El alcaudón real vive en zonas abiertas; suele verse posado en cables y otras estructuras. También se observa en zonas de matorral, dehesas y cultivos como campos de almendros u olivos.

En cuanto a su hábitat en España, no se encuentra en la vertiente cantábrica. En el suroeste de Europa se calcula que hay más de 500.000 ejemplares, aunque parece que están desapareciendo.