8 consejos para observar fauna salvaje

Esta actividad es cada día más popular y permite descubrir cómo se comportan los animales en su hábitat natural; para ello hay que ser sigilosos y llevar ropa adecuada para no llamar la atención, entre otros consejos

Salir a la naturaleza para observar fauna salvaje es una actividad que está ganando cada vez más popularidad. Lejos de reducir sus jornadas en los bosques a excursiones y bocadillos, muchos quieren conocer los secretos de los habitantes de estos parajes.

Sin embargo, observar fauna salvaje puede ser complicado si somos primerizos en el tema, por ello, conviene repasar una serie de consejos para poder realizar el avistamiento de fauna silvestre con garantía de éxito.

Comienza por los pájaros

Muchos sueñan con ver un gran depredador como el lobo en libertad, sin embargo, estas especies son muy tímidas y difíciles de vislumbrar, especialmente para los novatos. Las aves son sin embargo un animal mucho más agradecido a la hora de ser visto en la naturaleza.

Aunque existen especies de pájaros muy tímidas, será sencillo ver alguna de las aves que viven en tu jardín, como el petirrojo, que en nuestros paseos por el campo es muy confiado. Además, siempre podemos aprender a identificarlos por su silueta en vuelo, lo que nos permitirá reconocer grandes aves con facilidad.

Petirrojo: canto

Confía en los guías

Uno de los errores que cometen muchos es creer que van a ser capaces de ver un lince ibérico simplemente pasando una tarde en Doñana. Dado el aumento de la popularidad de esta actividad, cada vez existen más biólogos y otros profesionales dedicados a guiar a turistas en estos parajes en busca de los animales más elusivos.

Estos guías son conocedores de los hábitos de la fauna del parque natural y son capaces de seguir sus rastros; además están en comunicación constante con los ganaderos y otros observadores de fauna, por lo que son una garantía de éxito para observar fauna salvaje.

Este tipo de actividades encaminadas como turismo responsable son geniales para fomentar la conservación de la naturaleza y de valorizar los animales sin necesidad de que sean cazados.

Parque nacional de Doñana: lince ibérico

Aprende a caminar por el campo

Es imposible observar fauna salvaje si entramos en el bosque como un elefante en una cacharrería; es importante no hacer ruido, caminar despacio intentando que tus pasos sean amortiguados por la maleza, sin quebrar ramas ni pegar patadas a rocas.

Debemos ir atentos a cualquier movimiento entre los árboles o la maleza; cuanta más práctica cojamos, sabremos mejor que lugares son los idóneos para ver los diferentes animales salvajes que nos rodean.

Hay que escoger ropa cómoda y de colores poco llamativos: el usar ropa de colores verdes o castaños hará que aves rapaces y otros animales tarden en advertir nuestra presencia. Sin embargo, llevar una capucha que parece homenajear al arcoíris hará que los animales nos vean a decenas de kilómetros.

Ratonero común: características

Lleva siempre unos prismáticos

Normalmente, los guías de naturaleza cuentan con material como telescopios y prismáticos de gran calidad, con lo cual es ideal para aquellos que no realizan esta actividad de forma común. Sin embargo, si vamos solos con asiduidad conviene adquirir unos buenos prismáticos para ver a los animales de forma clara.

Otra opción es el uso de cámaras digitales; aunque no están pensadas para ello, las cámaras actualmente poseen un zoom muy potente, capaz de hacer instantáneas que luego podremos identificar con calma.

Aprende a identificar animales

Una de las cosas más divertidas de observar fauna salvaje es identificar los animales que nos rodean. Existen guías de campo muy manejables que podemos llevar en nuestro bolsillo y que vienen con fotos para ayudarnos a identificar.

Si se nos sale de precio comprar una guía de aves, también podemos recurrir a las diversas aplicaciones o páginas web que poseen identificadores de fauna, y que son bastante intuitivos de utilizar, como el que tiene la Sociedad Ornitológica Española.

Saber cuándo es el momento

Es importante saber que no todas las especies se ven a las mismas horas y épocas del año. En general, el atardecer y el amanecer son las mejores horas para observar fauna salvaje, debido a que el bosque está en silencio y por el día los excursionistas hacen que los animales decidan adentrarse en la espesura.

Cernícalo: hábitat

La época también es importante; por ejemplo será casi imposible ver osos en invierno ya que se pasarán el día hibernando. Igualmente, el otoño es el momento de buscar ciervos en el norte de España para contemplar la famosa berrea, mientras que será una época muy mala para ver al cernícalo primilla, que es un ave migratoria.

Haz caso a los paneles

En los parques nacionales y observatorios de aves es bastante común encontrar paneles de divulgación, donde podremos enterarnos de que especies son más comunes en determinadas épocas del año, o en que zonas podemos encontrarlas.

Aunque los más expertos o perezosos pueden renegar de este material divulgativo, lo cierto es que la gente que ha creado estos paneles interpretativos es la que mejor conoce la zona, por tanto siempre es interesante perder unos minutos en aprender de esta forma.

Ser paciente

Es el mejor consejo que podemos darte. Es prácticamente imposible que mañana salgas al campo y observes una manada de lobos cazar un ciervo, sin embargo, con adiestramiento y rutina conseguirás hacerte uno con la naturaleza y disfrutar cada vez más de esta bonita afición.

Manada de lobos

Siendo paciente y comenzando por los animales más sencillos y taxones más agradecidos a la hora de identificarlos, nos estaremos animando a nosotros mismos a continuar nuestro periplo por la naturaleza. Observar gorriones y petirrojos nos llevará poco a poco a ser capaz de reconocer rastros y especies complejas.

Y recuerda, esta actividad hay que hacerla siempre desde el respeto: no dejes basura y llama a un centro de rescate si ves a un animal herido, pero no lo cojas pues muchas aves y mamíferos dejan a sus crías solas durante gran parte del día.

Te puede gustar