Albendazol para perros: dosis y contraindicaciones

El albendazol para perros se usa desde 1970 y actúa contra los parásitos, afectando al funcionamiento de sus enzimas digestivas y llevándolos a la muerte.
Albendazol para perros: dosis y contraindicaciones
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 23 noviembre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 22 noviembre, 2021

Última actualización: 23 noviembre, 2021

Los tutores no deben confundir el albendazol para perros con el fármaco de uso humano con el mismo nombre. Aunque tiene una acción similar en ambos organismos, las concentraciones del principio activo y las dosis recomendadas son muy diferentes entre especies. Por otro lado, nunca debe suministrarse sin la autorización de un profesional.

Este medicamento suele recetarse como tratamiento contra los parásitos. No obstante, debido a la acción que han presentado otros fármacos con similar acción, este ha caído en desuso cuando se trata de perros y gatos.  Esto no quiere decir que no pueda ser formulado a tu peludo, pero sí que no se utiliza tanto como antes.

A pesar de estas reservas, resulta conveniente que aprendas un poco más sobre la dosis recomendada y los posibles efectos adversos que provoca este fármaco en tu can, entre otros temas vitales. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el albendazol para perros?

El albendazol es un principio activo que pertenece al grupo de los benzimidazoles, los que a su vez forman parte de los fármacos antiparasitarios. Aunque en la actualidad los productos que más se recetan son el febantel y el fenbendazol, el fármaco que nos atañe sigue siendo recomendado por algunos veterinarios, en especial para tratar al ganado.

La presentación de albendazol más común es la pastilla, pero también viene en suspensiones, solución líquida y comprimidos.

Este medicamento resulta una excelente opción para desparasitar a la mascota, pues es efectivo y económico. De todas formas, esto no significa que ante la sospecha de una infestación de parásitos internos se pueda suministrar. Este y todos los fármacos de uso veterinario deben contar con el aval de un profesional en salud animal.

Un perro se va a tomar una pastilla.

¿Para qué sirve?

El albendazol es un desparasitante interno que tiene acción sobre las larvas y las formas adultas de los nematodos gastrointestinales y pulmonares. De igual forma, actúa contra los ejemplares adultos de los cestodos y los trematodos. Como lo afirman investigaciones, se usa sobre todo para combatir el Dipylidium caninum (la tenia del perro), una especie de platelminto de la clase Cestoda.

El albendazol elimina los parásitos al impedir el funcionamiento de sus enzimas digestivas, lo que hace que no puedan obtener la glucosa necesaria para vivir. Por tanto, mueren y son desechados por el organismo del huésped. Al igual que la mayoría de antiparasitarios internos, este fármaco no previene nuevas infestaciones.

Dosis de albendazol para perros

El albendazol es un fármaco seguro y eficaz, aunque hay otros productos con un mayor porcentaje de éxito. Esta es la razón por la que ya no se receta tanto para los perros.

La dosis de este medicamento depende del peso, la edad del cánido en tratamiento y la presentación a suministrar. Por ello, es importante llevar a la mascota al veterinario para que este haga el cálculo preciso. De igual manera, la dosis depende del tipo de parásito que se pretenda eliminar. Los siguientes son algunos ejemplos posológicos:

  • 50 miligramos por cada kilogramo de peso vivo al día para Toxocara canis.
  • 25 miligramos por kilo en 2 tomas por 4 días para la Giardia spp.
  • 50 miligramos por cada kilo de peso durante 5 días con una nueva dosis a los 21 para Filaroides hirthi.
  • 50 miligramos por kilo de peso al día por 21 días para el Paragonimus kellicotti.
  • 25 miligramos por cada kilogramo de peso al día por 5 días para Filaroides osleri.

Algunos profesionales recomiendan desparasitar cada 3 o 4 meses a los cánidos adultos. Por otro lado, otros indican que es mejor hacer un análisis coprológico para identificar el parásito preciso a combatir.

En cuanto a los cachorros, se aconseja iniciar la desparasitación a las 2 semanas de vida y repetir cada 15 días hasta cumplir con el calendario de vacunación. Asimismo, y dependiendo del criterio veterinario, se recomienda desparasitar 8 días antes de los refuerzos.

Recomendaciones para suministrarlo

Bien sabes que no es tarea fácil suministrar medicamentos a los perros o a cualquier mascota. A continuación, te damos algunas recomendaciones útiles para lograrlo según el formato del medicamento:

  1. Albendazol en solución: llena una jeringa con la cantidad de medicamento recetada, introdúcela por un costado de la boca del can (detrás de los colmillos) y suelta el líquido. Si tu peludo es muy inquieto, pide ayuda a alguien para sujetarlo. Al terminar, premia al can para que asocie esta experiencia con una recompensa positiva.
  2. En comprimidos: es la presentación más compleja de suministrar, pero puedes hacerlo “camuflándola” con un poco de comida húmeda. Eso sí, asegúrate de que no la devuelve si la descubre. Si este método fracasa, macera la pastilla, mézclala con agua y dásela con una jeringa.

Efectos secundarios del albendazol para perros

El albendazol para perros es un fármaco de uso seguro. No obstante, puede generar efectos secundarios, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Disminución del apetito.
  • Anemia (es poco frecuente).
  • Decaimiento.
  • Letargo.
  • Convulsiones.
  • Vómitos y diarrea.

Contraindicaciones del albendazol para perros

Como ocurre con la mayoría de medicamentos, el albendazol para perros tiene sus contraindicaciones. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • No debe suministrarse a cachorros con menos de dos semanas de edad.
  • En perras gestantes ocasiona daños en los fetos y abortos.
  • En canes lactantes puede generar intoxicación a los cachorros.
  • No se recomienda en cánidos alérgicos al principio activo o excipientes.
El nolotil para perros puede ser muy útil.

Albendazol para perros, eficaz antiparasitario

El albendazol para perros se usa como antiparasitario desde 1970. Actualmente hay otros fármacos con mejores resultados, pero este puede ser recetado en algún momento a tus peludos. La dosis la definirá el profesional considerando el peso, la edad y la presentación.

Cabe recordar que bajo ninguna circunstancia el tutor debe suministrarle albendazol a sus canes sin la autorización del veterinario tratante. Tampoco deberá proporcionar la versión para humanos de ese medicamento. En todo caso, ante la sospecha de que hay parásitos en tu perro, es mejor consultar a un profesional.

Te podría interesar...
Parásitos pulmonares en perros: características, tratamiento y prevención
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Parásitos pulmonares en perros: características, tratamiento y prevención

Los parásitos pulmonares en perros podrían estar infestando silenciosamente a tu mascota. Ten cuidado, pueden ser muy peligrosos.



  • Gutiérrez, Á. Eficacia de albendazol contra Dipylidium caninum. Vet. Méx., 29. (3) 1998.
  • Stokol, T., Randolph, J. F., Nachbar, S., Rodi, C., & Barr, S. C. (1997). Development of bone marrow toxicosis after albendazole administration in a dog and cat. Journal of the American Veterinary Medical Association, 210(12), 1753-1756.
  • Gokbulut, C., Bilgili, A., Hanedan, B., & McKellar, Q. A. (2007). Comparative plasma disposition of fenbendazole, oxfendazole and albendazole in dogs. Veterinary parasitology148(3-4), 279-287.