Giardiasis en gatos: síntomas, infección y tratamientos

La giardiasis en gatos es una condición leve que no suele poner en peligro la vida del animal. De todas formas, existen excepciones a esta regla.
Giardiasis en gatos: síntomas, infección y tratamientos
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 12 julio, 2021.

Última actualización: 12 julio, 2021

La giardiasis en gatos es una condición provocada por un microorganismo flagelado parasítico, perteneciente al filo Metamonada. El patógeno (Giardia intestinalis o Giardia lamblia) afecta a félidos, pero también a canes, humanos y muchos más animales. Según estudios globales, el 15 % de los perros y el 12 % de los gatos del planeta están infectados por G. intestinalis.

Vamos más allá, pues hasta el 39 % de los animales en protectoras, el 53 % de los rumiantes y el 38 % de los cerdos están infectados en las zonas más afectadas por el parásito. Si quieres saber más sobre los efectos de esta condición en félidos, sigue leyendo.

¿Qué es la giardiasis en gatos?

“Giardiasis” es un término que hace referencia a la presencia de Giardia intestinalis en las heces de un ser vivo, sea este un gato, un humano, un cerdo, un perro, un caballo o cualquier otro vertebrado que se pueda infectar de forma potencial. G. intestinalis es un parásito que mide de 10 a 20 micrómetros de largo y presenta 4 pares de flagelos, con los que se desplaza por el intestino.

Según MSD Veterinary Manuals, estos organismos unicelulares se fijan en la mucosa intestinal mediante un disco ventral adhesivo o sucker. Una vez se produce la infestación, el animal comenzará a mostrar síntomas agudos, como diarrea maloliente, pérdida de peso y más.

Giardia intestinalis, un protozoo.

Ciclo vital de G. intestinalis

Para evitar un cuadro infeccioso en la mascota, lo primero que se debe hacer es conocer al patógeno que lo causa. Bajo esta premisa, te contamos de forma resumida el ciclo vital de la Giardia:

  1. G. intestinalis presenta dos estructuras a lo largo del ciclo. Los trofozoitos son las formas flageladas y móviles descritas, mientras que los quistes son estructuras resistentes contagiosas que pueden permanecer en el medio ambiente durante semanas —e incluso meses—.
  2. La transmisión ocurre por la vía fecal-oral. Dicho de otro modo, el félido puede ingerir o chupar algún material que contenga quistes viables, infectándose en el proceso.
  3. Una vez en el intestino, de cada quiste salen dos trofozoitos, que se adhieren a las superficies mucosas intestinales y comienzan a reproducirse. La división se realiza mediante fisión binaria y el periodo latente es de unos 3 a 10 días en general en animales. En gatos, se calcula una incubación de 5 a 16 días.
  4. Los trofozoitos en división dan lugar a nuevos quistes, que serán excretados con las heces. La liberación de quistes suele ser intermitente y discontinua, sobre todo en los animales que tienen una infección crónica.

Como hemos dicho, la ruta de transmisión es fecal-oral. Un gato puede infectarse al oler o entrar en contacto con las heces infectadas de otro ejemplar, pero también al tocar con la boca fuentes que tengan quistes activos.

¿Puede el ser humano infectarse?

En este punto, cabe destacar que el patógeno Giardia intestinalis presenta 7 genotipos diferentes, nombrados de la A a la G. Los perros suelen infectarse por los parásitos tipo C y D, los gatos por el F y los seres humanos por el A y B, aunque a veces se han registrado infecciones por Giardia G y F en nuestra especie.

Con estos datos, queremos transmitir que es difícil que la “giardiasis” en gatos salte a los seres humanos, aunque sí se han dado casos. Si el félido está enfermo, lo mejor será tomar todas las medidas higiénicas posibles y manejar al animal con cuidado en las visitas al veterinario.

Síntomas de la giardiasis en gatos

Tal y como indican los veterinarios de VCA Hospitalsla giardiasis en gatos sanos no suele manifestarse de forma evidente. Es más común que los signos clínicos se presenten en cachorros, en adultos debilitados y en ejemplares que viven en zonas con cargas altas del parásito, como protectoras o tiendas en las que se agolpan muchos individuos.

Más allá de los pacientes asintomáticos, algunos félidos sí que pueden desarrollar síntomas. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Diarrea aguda y maloliente de instauración rápida. Esta puede ser continua o intermitente y se presenta con un tono blanquecino, una consistencia muy suave (acuosa) e incluso acompañada de moco. A veces, las heces también llevan sangre.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso gradual. Esta tiene lugar si los síntomas permanecen a lo largo del tiempo y no se pone solución al cuadro.
  • Falta de actividad generalizada.

Esta condición no es mortal por sí sola, pero puede suponer un problema en aquellos pacientes felinos que estén inmunodeprimidos por cualquier motivo. Además, en cachorros, la enfermedad retrasa el crecimiento y favorece que se desarrollen deficiencias nutricionales a largo plazo.

Muchos ejemplares adultos son asintomáticos, pero pueden transmitir la enfermedad a otros animales igualmente.

¿Cómo se diagnostica la giardiasis en gatos?

El diagnóstico se realiza obteniendo muestras fecales del animal sintomático. De todas formas, recordamos que los quistes no se excretan en todo momento de la infección, así que suele ser necesario analizar más heces a lo largo del tiempo para dar con el parásito. En general, se siguen los 2 procedimientos que te citamos a continuación:

  1. Prueba de flotación fecal: las heces del gato se ponen en un contenedor especial y se mezclan con una solución de sulfato de zinc. Si el cultivo es positivo, los quistes flotarán y se podrán observar al microscopio.
  2. Prueba de frotis fecal: esta prueba trata de evidenciar las causas de la diarrea.

Algunas veces los veterinarios poseen kits para detectar la giardiasis, mientras que en otros casos hay que llevar la muestra a un laboratorio. Debido al coste que esto supone y al tiempo que requiere, se suele optar por realizar un diagnóstico precoz con base en el historial clínico del gato y sus síntomas.

Tratamiento

El fenbendazol y el metronidazol son los fármacos que se utilizan con más frecuencia para matar a Giardia. Por su parte, el fendendazol no ha sido aprobado por todas las instituciones para félidos, pero sí se ha demostrado que 50 miligramos del medicamento por kilo del animal al día durante 5 días reducen de forma drástica los síntomas.

Por su parte, el metronidazol se dosifica en 10-25 miligramos por kilo del animal al día, durante 5 días también. Parece ser que los felinos aceptan mejor este fármaco que los perros, así que suele ser la opción más extendida en la clínica veterinaria.

Estos fármacos se pueden administrar solos o en conjunción con el otro, dependiendo del cuadro clínico del animal.

La enfermedad renal poliquística en gatos es más común en los persas.

Pronóstico

Tras el inicio del tratamiento, en unos 3-5 días comienzan a desaparecer los quistes de las heces y los síntomas suelen resolverse por completo en cuestión de una semana. Aunque parezca que el animal está bien antes de lo estipulado, sigue ofreciéndole la medicación tal y como te ha indicado el veterinario.

Un gato recuperado deberá seguir haciéndose pruebas durante mínimo un par de semanas, pues el riesgo de reinfección no es nulo, más aún si tenemos en cuenta la resistencia de los quistes en el entorno. Para evitar que el félido se vuelva a contagiar, desinfecta a conciencia toda superficie del hogar y realízale las pruebas pertinentes a cualquier otra mascota que viva en casa.

Te podría interesar...
Onsior para gatos: dosis y efectos secundarios
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Onsior para gatos: dosis y efectos secundarios

Si tienes dudas sobre el uso de Onsior para gatos, en este artículo te contamos cuáles son sus aplicaciones y posibles contraindicaciones.



  • Ramírez-Ocampo, S., Cotte-Alzate, J. D., Escobedo, Á. A., & Rodríguez-Morales, A. J. (2017). Prevalence of zoonotic and non-zoonotic genotypes of Giardia intestinalis in cats: A systematic review and meta-analysis. Infez Med, 25(4), 326-328.
  • Giardiasis in animals, MSD Veterinary Manuals. Recogido a 9 de julio en https://www.msdvetmanual.com/digestive-system/giardiasis-giardia/overview-of-giardiasis
  • Giardia in cats, VCA Hospitals. Recogido a 9 de julio en https://vcahospitals.com/know-your-pet/giardia-in-cats
  • Pan, W., Fu, Y., Abdullahi, A. Y., Wang, M., Shi, X., Yang, F., ... & Li, G. (2017). Development of T m-shift genotyping method for detection of cat-derived Giardia lamblia. Parasitology research, 116(4), 1151-1157.
  • Li, W., Liu, X., Gu, Y., Liu, J., & Luo, J. (2019). Prevalence of Cryptosporidium, Giardia, Blastocystis, and trichomonads in domestic cats in East China. Journal of Veterinary Medical Science, 19-0111.