Reconocer las infecciones de orina en gatos

Los gatos son animales independientes y prácticamente no tenemos que preocuparnos por ellos. No necesitan salir de paseo y hacen sus cositas solitos en una caja de arena. Esto último hace que se nos dificulte la tarea de saber si nuestro animal tiene problemas como las infecciones de orina.

Sin embargo, los gatos, al igual que otros animales, demuestran a través de su conducta que algo no va bien cuando esto sucede. Veamos cómo identificar este mal, las infecciones de orina. Realmente es algo más común de lo que creemos.

¿Qué son las infecciones de orina?

Esto engloba cualquier tipo de padecimiento o afección que afecte a la vejiga o la uretra.

Aunque por norma general este tipo de infecciones es fácil de tratar, en ocasiones pueden ser señal de algo más grave. Por ejemplo, la nefritis, que es una inflamación de los riñones, la insuficiencia renal, normalmente causada por una infección de vejiga mal curada, o una infección de riñones.

Todo esto hace sumamente importante que ante cualquier aviso de infección u otro tipo de problema en la orina de nuestro gato, hagamos una visita urgente al veterinario, ya que de eso podría depender a vida de nuestra mascota.

Síntomas de las infecciones de orina en gatos

Es importante estar pendiente de nuestros mininos, pues no debemos dar por hecho que por hacer sus necesidades en el arenero, nunca les pasará nada.

Cuando les pase algo, presentarán ciertos síntomas tales como:

  • Dificultad para orinar. Si ves que comienza a dar demasiadas vueltas, que se encoge para hacerlo o cualquier otro gesto al que no estás acostumbrado, no lo dudes y llévalo al veterinario cuanto antes.
  • Poca cantidad. Si orina poco pero repetidas veces, es signo de que algo está fallando.
  • Se queja al orinar. Si le duele cuando orina y maúlla o llora, sin duda algo está pasando.
  • Lamidos de la zona genital. Si un gato se lame de manera excesiva e incluso compulsiva sus partes genitales, puede ser por un picor causado por una infección.
  • Orina fuera de la caja. Cuando tiene molestias o siente que algo no va bien, puede intentar probar en otros lugares con la esperanza de encontrar alivio.
  • Sangrados en la orina. Esto es un signo inequívoco de que algo va mal.
  • Vómitos, diarrea o falta de apetito.
  • Orina con un olor muy fuerte. Si ves que la orina huele con muchas más intensidad de los normal, puede ser un olor causado por una infección.

Sea que veas algunos o tan solo uno de estos síntomas, lo mejor es que vayas al veterinario para que atienda cuanto antes a tu mascota.

¿Por qué los gatos sufren infecciones de orina?

Pueden ser muchas las causas por las que sucede este mal, que es más común de lo que imaginamos.

Aunque los virus y bacterias que se pueden encontrar en el ambiente o incluso en el agua que toman pueden ser causantes de esta afección, hay otros factores que pueden influir.

Por ejemplo, el estrés emocional o los cambios es su rutina. Los felinos son animales de rutinas, de orden y de vivir en paz y tranquilidad. Cuando algo afecta a su vida y genera cambios bruscos, su cuerpo lo sufre. Esto podría ser una mudanza o la presencia de una nueva mascota en casa.

El sobrepeso o la falta de ejercicio puede influir en el funcionamiento del tracto urinario.

Qué hacer

Sobre todo no demores la visita al veterinario. Pero mientras tanto, si crees que tu gato tiene una infección de orina, haz esto en casa:

  • Sírvele pequeñas cantidades de comida
  • Dale agua limpia y a poder ser filtrada
  • Si solo come pienso, añade comida húmeda a su dieta
  • Mantén limpio el arenero
  • Si tienes más de un gato, sepáralos y que cada uno tenga su lugar donde orinar
  • No hagas cambios en su rutina

Con estos consejos y los que te dé el veterinario unidos a la medicación que este te proporcione, podrás conseguir evitar en parte y curar las infecciones de orina de tu gato.

Guardar

Categorías: Alimentación Etiquetas:
Te puede gustar