¿Los gatos también tienen miedo a los petardos?

Virginia Duque Mirón · 10 abril, 2017

Se ha hablado mucho sobre el miedo de los perros a los petardos, por su sensibilidad auditiva y otras causas. Lo pasan realmente mal y algunos incluso desarrollan fobias. Ahora bien, ¿tienen los gatos miedo a los petardos también?

Este es un tema que vamos a tratar en este artículo. Si tienes un gato, saber si le molestan los ruidos y cómo actuar para ayudarlo puede mejorar tu relación con él.

¿Le molestan a los gatos los petardos?

Sí, los petardos y ruidos fuertes molestan a los gatos del mismo modo que sucede con los perros. Los felinos son animales de rutinas y de tranquilidad. Cuando algo como los ruidos fuertes o los petardos mueve su mundo, se trastocan.

Al igual que los perros, cuando escuchan petardos o algún ruido fuera de lo habitual, querrán huir, esconderse o incluso escapar. No obstante, como todos no son iguales, hay algunos gatos que en vez de estas actitudes tendrán gestos como temblores o maullidos.

¿Cómo ayudar a mi gato si tiene miedo a los petardos?

Si tienes posibilidad de prever cuándo sucederán los ruidos fuertes, como en una feria o una celebración, te aconsejamos que te anticipes.

  1. Muestra a tu felino algunos lugares altos en los que pueda subir y sentirse más seguro. Las alturas, no sabemos por qué, los hace sentirse más protegidos, quizá porque desde arriba se creen más fuertes. Déjale algo que sea suyo, como una manta o un juguete, para que sienta que ese es uno de sus lugares y que no pasa nada, que está en casa.
  2. Cierra ventanas y baja persianas. Aunque tus ventanas sean dobles, tu gato tiene un sentido del oído muy agudizado, por lo que la protección ante los ruidos de las ventanas no serán suficiente. Ciérralas bien y baja las persianas. Esto amortiguará los sonidos y hará que tu minino con miedo a los petardo esté más tranquilo.
  3. Quita obstáculos. Si ya sabes dónde acude normalmente a esconderse, quita los obstáculos que se pueda encontrar en el camino para que no se tropiece y se pueda hacer daño.
  4. No le escondas su comida. Deja su comida y su agua siempre a mano. No la escondas como castigo o chantaje para que salga. Dale su tiempo y permite que sea él quien salga y que pueda comer y beber cuando lo desee.
  5. No lo regañes. Piensa que su actitud va impulsada por el instinto, no puede controlarlo. No lo regañes, eso solo empeorará las cosas.

Más tips para gatos con miedo a los petardos

  1. No trates de calmarlo. No lo cojas para acariciarlo, entre otras cosas porque no querrá sentirse como agarrado y sin salida. Además, si lo calmas, solo lograrás hacerle creer que su comportamiento es normal y la próxima vez es posible que exagere aún más por conseguir tus mimos.
  2. Háblale suave. De manera dulce pero sin tocarlo, dile que no pasa nada, que estás ahí con él y que pronto todo terminará.
  3. Ve a su lado. Si has visto dónde se ha escondido, ve junto a él. Sentir tu presencia, aunque no vaya hacia ti, lo hará sentirse seguro y protegido.
  4. Vigila puertas y ventanas. Es posible que el miedo lo empuje a escapar. Por tanto, vigila que las puertas, ventanas y demás recovecos por donde podría salir y que estén bien cerrados y asegurados.

No te preocupes ante el miedo a los petardos de tu gato. Es totalmente normal. Protégelo en la medida de los posible y haz lo que esté en tu mano por hacérselo más llevadero.

Hay algunos productos en el mercado que crean un ambiente relajado a través de olores que a tu gato le encantan y que pueden ayudar también a calmar sus nervios.

Guardar