Acicalamiento excesivo en perros: cómo prevenirlo y tratarlo

Alba Muñiz · 18 diciembre, 2018
El acicalamiento excesivo en perros puede provocar lesiones en la piel o pérdida de pelaje

Que tu can se lave distintas partes de su cuerpo es, por supuesto, algo normal y bienvenido. Pero, como suele decirse, todo debe ser en su justa medida. Por eso, te contamos lo que necesitas saber para prevenir y tratar el acicalamiento excesivo en perros.

Diferencia lo normal de lo exagerado

El lamido es una práctica habitual que le sirve a los canes no solo para higienizarse, sino para sentirse relajados o para relacionarse con otros animales.

Sin embargo, si observas que tu can dedica mucho tiempo a su aseo, o incluso al aseo de otra mascota, presta atención porque seguramente es señal de que algo no anda del todo bien.

Es importante, entonces, que aprendas a diferenciar una conducta habitual de acicalamiento de un lamido excesivo, que puede ir acompañado de pequeños mordiscos e incluso puede convertirse en un comportamiento estereotipado.

Por qué los perros se acicalan

Por qué los canes se acicalan en exceso

Entre los motivos del acicalamiento excesivo en perros podemos señalar causas físicas y emocionales. Entre ellas:

  • Prurito provocado por enfermedades de la piel, alergias o presencia de parásitos externos.
  • Dolor o irritación debido a distintas patologías óseas.
  • Desorden compulsivo.
  • Ansiedad.

Encontrar la causa de este ‘amor’ desmedido por la higiene es esencial para ayudar a tu amigo de cuatro patas a solucionar el problema de fondo y así evitar lesiones en su piel o pérdidas de pelo.

No dudes en consultar al veterinario para así poder determinar con precisión qué está provocando esta conducta en la mascota y que pueda recibir el tratamiento adecuado.

Incluso, en ciertos casos, se deberá recurrir a un especialista en conducta animal, realizar una evaluación neurológica y hasta proporcionarle algún tipo de medicación específica.

Si tu mascota se lame más de lo normal, puede que esté padeciendo algún problema físico o emocional. Te contamos cómo prevenir y tratar el acicalamiento excesivo en perros.

Lamido excesivo en perros

Evita el acicalamiento excesivo en perros

Algunas de las medidas que se pueden tomar para que los canes no se laven de manera persistente son:

  • Mantenerlos libres de pulgas y otros parásitos externos con el método que indique el veterinario.
  • Utilizar productos adecuados para el baño.
  • Evitar que entren en contacto con sustancias tóxicas.
  • Estar atentos a si determinados alimentos que ingieren no les provocan algún tipo de alergia alimentaria.
  • Proporcionarles una dieta adecuada y asegurarles una rutina diaria de ejercicios para que no sufran sobrepeso y, de esta manera, prevenir enfermedades óseas.

Otras medidas para el lamido en exceso

Cuando las causas que provocan este problema en los canes son emocionales, el lamido se da sobre todo en las patas. Además, suele repetirse de la misma manera en distintos momentos de la jornada y puede volverse obsesivo.

El principal motivo de esta manifestación, por lo general, es la ansiedad, que se produce por aburrimiento y por la falta de ejercicio. Para evitarla podemos, entre otras medidas, prestarles la debida atención (mimarlos, jugar, pasear lo suficiente, proporcionarles juguetes, etc).

Otra buena medida es utilizar el refuerzo positivo: se ignora el lamido excesivo y se premian las conductas ‘normales’ de los canes. Y, de ninguna manera, se deben utilizar castigos para intentar que los perros abandonen el lamido reiterado.

Tampoco debemos consentirlos y mucho menos humanizarlos (vestirlos, teñirles el pelo, organizarles una fiesta de cumpleaños, etc). Estas actitudes pueden provocar problemas emocionales en las mascotas que derivan en conductas como el acicalamiento excesivo.