Tipos de culebras en España

Francisco María García · 13 marzo, 2018
La mayoría de estos reptiles son inofensivos, si bien hay algunas especies venenosas; en el caso de España hay ejemplares que llegan a medir hasta 2,5 metros de longitud

Los diversos tipos de culebras existentes componen una de las más numerosas familias de serpientes conocidas. Pueden ser encontradas en casi todos los continentes, con la lógica excepción de la Antártida. A continuación, veremos los tipos de culebras que habitan en España.

¿Hay diferencias entre serpientes y culebras?

Serpientes y culebras no son exactamente lo mismo. Cuando hablamos de serpientes nos referimos a un subgénero del reino animal, perteneciente al género de los reptiles. Los reptiles comprenden a una enorme cantidad de animales, como las propias serpientes, los cocodrilos, los lagartos, las tortugas, etc.

En el subgénero de las serpientes encontramos diversas familias, entre las cales podemos destacar las siguientes:

  • Familia de los elápidos: serpientes marinas, cobras, mambas y serpientes de coral.
  • La familia de los vipéridos: crótalos y víboras.
  • Familia de los colúbridos: culebras.

¿Cuántos tipos de culebras existen?

Cuando hablamos de animales salvajes, se vuelve muy difícil precisar el número de integrantes de cada familia, género o subgénero. Actualmente se estima que existen más de 1 800 tipos de culebras, que están distribuidas por todo el mundo.

La mayoría de las culebras son serpientes de porte mediano, de carácter inofensivo y algo tímido. No obstante, algunas especies, como la culebra de escalera o la culebra de agua europea, poseen un letal veneno.

Tipos de culebras en España

La península ibérica se destaca en el continente europeo por su gran biodiversidad ofidia. De las 45 especies de serpientes que habitan en Europa, 15 de ellas están en España. Ello incluye los siguientes 9 tipos de culebras autóctonas de la península:

Culebra viperina (Natrix maura)

La culebra viperina –imagen que encabeza este artículo– es una de culebras de agua más famosas del continente europeo. Pueden ser encontradas no solo en España, sino también en Portugal, Italia, Francia, Suiza y en el Norte de África. Habitan mayormente en lagunas y charcas, donde pueden alimentarse fácilmente de anfibios y peces.

Son serpientes de tamaño mediano, que suelen medir entre 60 y 80 centímetros de largo total. Existen variedades de diferentes colores: las más comunes son las negras melánicas y las bilineatas, con una doble línea dorsal que ‘decora’ todo su cuerpo.

Culebra de escalera (Rhinechis scalaris)

Son más grandes y robustas que las anteriores, y su cuerpo puede superar los 1,5 metros de largo. Es considerada la culebra más urbana de España, ya que puede habitar en parques, basureros y casas abandonadas. Las escaleras adultas se destacan por sus colores rojizos y pardos intensos, y por las líneas negras que recorren su dorso.

Culebra de escalera

Culebra lisa meridional (Coronella girondica)

Son fáciles de reconocer por la notable mancha en forma de ‘U’ y coloración negra que exhiben en sus cabezas. Además, suelen ser menores que los demás tipos de culebras de España. Habitan mayormente en bosques y matorrales, pero también pueden ser encontradas en cultivos.

Culebra lisa meridional o Coronella girondica

Culebra lisa europea (Coronella austriaca)

Está entre los tipos de culebras más raras en el continente europeo, pues vive solamente las sierras con abundante vegetación. Es totalmente inofensiva a pesar de poseer veneno, ya que su dentición no permite inocularlo en otros animales.

Culebra lisa europea

Culebra bastarda o de montpellier (Malpolon monspessulanus)

Es la mayor culebra que podemos encontrar en Europa, con un cuerpo de hasta 2,5 metros de longitud; también destaca por su notable belleza e intenso carácter agresivo. Aunque posean veneno y puedan inocularlo es muy raro que ataquen, pero la prevención es siempre indispensable.

Culebra bastarda

Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Deben su nombre a las peculiares manchas oscuras que recubren su dorso, con forma muy similar a la de una herradura. Habitan mayormente en matorrales y bosques secos, en toda la mitad meridional de Europa y también en el Norte de África.

Culebra de herradura o Hemorrhois hippocrepis

Culebra de cogulla (Macroprotodon brevis)

Son culebras pequeñas que suelen ser fácilmente reconocidas por su hocico corto y cabeza con notable depresión. Una curiosidad de esta especie es que pueden ‘hacerse las muertas’ para engañar a posibles depredadores.

Culebra de cogulla o Macroprotodon brevis

Culebra verdi-amarilla (Coluber viridiflavus)

Su nombre expresa los llamativos y bellos colores que su cuerpo toma en la edad adulta. Estas culebras son más numerosas en los demás países mediterráneos, como Grecia e Italia, pero habitan en los Pirineos españoles.

Culebra verdiamarilla o Coluber viridiflavus

Culebra de esculapio (Zamenis longissimus)

Es una serpiente muy conocida, ya que históricamente ha acompañado al dios griego de la medicina, Asclepio (o Esculapio). No obstante, su distribución es muy limitada en todo el continente europeo. Son culebras de gran tamaño, que pueden alcanzar los dos metros de largo, de colores marrones, pardos o oliváceos.

Zamenis longissimus o culebra de Esculapio