7 curiosidades del Atrociraptor

Este depredador habitaba en la actual Canadá hace 68 millones de años. Muchas cuestiones de su biología se han deducido a partir de su cráneo.
7 curiosidades del Atrociraptor
Francisco Morata Carramolino

Escrito y verificado por el biólogo Francisco Morata Carramolino.

Última actualización: 11 marzo, 2021

Los dinosaurios son unas de las criaturas extintas que más interés han despertado en las personas. Algunos de ellos son muy conocidos, ya que fueron descubiertos tiempo atrás y han sido introducidos al público mediante películas o libros. Otros, como el Atrociraptor, han pasado desapercibidos.

Es una realidad que existen diversos reptiles antiguos que no han permeado a día de hoy la cultura general. Diversos dinosaurios —como el Atrociraptor, del que presentaremos algunas curiosidades— son generalmente ignorados. Conócelo en las siguientes líneas.

Las curiosidades más interesantes del Atrociraptor

Este reptil prehistórico quizás no sea tan famoso como algunas otras especies de dinosaurio, pero no por ello es menos interesante. Te contamos algunas de sus características en las siguientes líneas.

1. Un descubrimiento reciente

Muchos de los dinosaurios que dominan la cultura popular fueron descubiertos hace décadas o cientos de años. Por ejemplo, Iguanodon fue descrito en 1825, Spinosaurus se descubrió en 1915 y Velociraptor en 1924.

Esto ha permitido que se desarrollen un mayor número de investigaciones sobre estos animales y que pasen a ser no solo interesantes para los expertos, sino para el público general. Los dinosaurios forman parte del imaginario colectivo, pues están presentes en múltiples películas, documentales y obras literarias de ficción.

La paleontología sigue avanzando, lo que significa que continuamente se describen nuevas criaturas extintas, pero no todas ellas llegan al conocimiento popular. Este es el caso de Atrociraptor marshalli, descrito en 2004, cuyo nombre significa «ladrón despiadado de Marshall», en honor al descubridor de sus fósiles.

Una foto que ejemplifica el descubrimiento del atrociraptor.

2. Fósiles escasos

Cuando se visita un museo de historia natural, es típico ver magníficos esqueletos de dinosaurios, que casi permiten imaginar cómo sería el animal en vida. Por desgracia, esto es extremadamente poco común en paleontología.

La inmensa mayoría de especies que se describen no se basan en esqueletos completos —muy difíciles de encontrar—, sino en restos fragmentarios que pueden ser tan escasos como un par de dientes o uno de los huesos de una extremidad. En el caso de Atrociraptor, los fósiles consisten en parte del cráneo de un solo individuo.

Los expertos, gracias a técnicas paleontológicas como el horquillado filogenético, son capaces de posicionar al nuevo animal dentro del árbol de la vida y proponer una reconstrucción de su aspecto. Esto no siempre es fácil y, por tanto, la interpretación de los datos puede cambiar a lo largo del tiempo.

3. Un hermano de las aves

Gracias a la morfología del cráneo y dientes fósiles encontrados, los investigadores han determinado que este dinosaurio es un terópodo, lo que lo sitúa en el mismo grupo que Tyrannosaurus o Velociraptor.

De hecho, este animal podría estar emparentado estrechamente con Velociraptor. Concretamente, se le ha clasificado como un dromeosáurido. A estos dinosaurios se les considera el grupo hermano de las aves y, como tal, tienen muchas características en común con ellas.

4. La apariencia de Atrociraptor

Como dromeosáurido, Atrociraptor era un dinosaurio bípedo de pequeño tamaño que podía alcanzar en torno a 2 metros de largo y pesar unos 15 kilos aproximadamente. Sus proporciones eran similares a las de Velociraptor, pero contaba con un cráneo más corto y alto.

Además, al igual que muchos otros dinosaurios, Atrociraptor estaba completamente cubierto de plumas, que en los brazos formaban lo que podrían denominarse protoalas. Esta es una indicación más de su relación con los pájaros actuales.

5. Un depredador activo

El cráneo y la dentición serrada de este animal indican que se alimentaba principalmente de carne. Al igual que otros dinosaurios similares, este reptil sería un depredador rápido y activo, que cazaba otros seres vivos que existieron durante el Cretácico tardío de la actual Alberta, Canadá.

Aunque se desconocen las presas específicas de este animal, los dromeosáuridos eran cazadores muy flexibles. Algunas especies depredaban sobre animales más grandes que ellos, mientras que otras se especializaban en víctimas más pequeñas.

6. Manos especiales

Algunas de las curiosidades más impresionantes del Atrociraptor tienen que ver con las adaptaciones de sus extremidades, tanto traseras como delanteras.

Como se ha comentado, las extremidades delanteras contaban con unas protoalas, formadas por plumas similares a las primarias de vuelo de las aves modernas. Actualmente, no se cree que estos dinosaurios pudiesen volar activamente con ellas, pero probablemente les ayudasen a la hora de mantener el equilibrio o planear brevemente.

Además, las manos de este terópodo contaban con dedos largos acabados en garras y sus muñecas les permitían un rango de movimientos superior al de otros dinosaurios. Esto podría brindar a estos reptiles la capacidad de agarrar o manipular objetos —y presas— e interaccionar de forma más precisa con el medio.

7. La garra asesina del Atrociraptor

Otra de las curiosidades más destacables del Atrociraptor y otros dromeosáuridos es la llamada garra asesina. Esta estructura ósea consiste en una modificación del segundo dedo de los pies del animal, que desarrolló una garra gigantesca en forma de gancho.

Al caminar, esta garra se mantenía levantada del suelo para que no perdiese su filo. Al cazar, estos dinosaurios saltaban encima de sus presas y clavaban esta garra para fijarse a ellas y matarlas.

Una garra sobre un fondo blanco.

Como se puede ver, aunque mayormente desconocido, el Atrociraptor es un animal fascinante. Para continuar descubriendo las maravillas de la biodiversidad presente y pasada es imprescindible conocer, valorar y apoyar el trabajo de los investigadores que se dedican a ello.

Te podría interesar...
¿Dónde habitaban los dinosaurios?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Dónde habitaban los dinosaurios?

Los dinosaurios habitaron durante el Mesozoico, mientras los continentes se separaban de Pangea y aumentaban las temperaturas del planeta.