6 maneras de darle medicina a tu perro sin que lo note

Yamila · 16 noviembre, 2018
Muchos dueños se preguntan cómo darle medicamentos a su perro de manera efectiva y sin que lo note. Toma nota de estos sencillos métodos.

Darle medicina a tu perro es uno de los desafíos más grandes que tienes como dueño. Los perros son animales muy inteligentes que saben cuándo los queremos ‘engañar’ y que no van a querer ingerir algo que no sea de su agrado. En el siguiente artículo te daremos algunos trucos para que esta tarea no sea imposible.

¿Cómo darle medicina a tu perro y superar la prueba?

Ya sea una pastilla o un jarabe, darle medicina a tu perro puede ser una misión complicada. Pero siempre es necesario suministrarle los medicamentos que le haya prescrito el veterinario, aunque te lleve todo el día. Muchos dueños se preguntan cuál es el mejor método para cumplir con las tomas y que la mascota complete el tratamiento. Aquí te damos algunos trucos:

1. Mantén la calma

Como primera medida, te recomendamos que estés relajado al momento de darle la medicina a tu perro, porque si estás estresado o intranquilo, el animal pensará que hay un peligro cerca y será muy difícil darle el medicamento. En cambio, si te acercas a él como ‘si nada sucediese’, casi no se dará cuenta de lo que está ocurriendo.

2. Método de la jeringa para jarabes

Algunos veterinarios recomiendan los jarabes en casos muy puntuales, como por ejemplo si el animal no tiene dientes, está muy débil o el dueño afirma que no hay manera de que se trague una pastilla.

Pero eso no quiere decir que darle un jarabe o líquido sea ‘pan comido’, porque también tiene sus desafíos. Para lograrlo, necesitas una jeringa (solo la parte plástica, sin aguja), donde colocarás la dosis de medicamento.

Luego, te acercas al perro lentamente, sujetas su hocico con una mano y con la otra introduces la jeringa por uno de los laterales de la mandíbula. Empuja rápidamente el émbolo para que salga el líquido y mantén la presión en el hocico hasta que te asegures de que haya tragado todo. Al terminar, quédate a su lado y hazle caricias de recompensa por haberse portado bien.

3. Método del escondite

Mi perro protege su comida

Pasemos ahora a trucos para que puedas darle medicina a tu perro si esta es una pastilla (sin importar el tamaño). Una buena manera de engañarle es esconder el medicamento en alguna comida que le guste, como puede ser yogur, pienso húmedo, cocido de arroz o un trozo de carne.

Muchos dueños optan por colocar la pastilla dentro de un pedazo de queso o de una salchicha para que el animal lo trague sin masticar y no escupa el medicamento. En algunos casos, también se puede mezclar directamente con el pienso, sobre todo si el can come muy de prisa, como sucede con las razas Labrador o el Carlino.

4. Método de machacar la pastilla

Si lo anterior no funciona, entonces debes tomarte el trabajo de pulverizar la pastilla y mezclarla con alguna comida de consistencia cremosa. Ten en cuenta que algunos medicamentos son demasiado amargos cuando se machacan y que ese sabor ‘inundará’ los alimentos. Es probable que el perro no quiera comer nada de lo que hay en su plato.

5. Método de ‘la comida en el suelo’

Esta técnica para darle medicina a los perros no es la más efectiva de todas, pero puede resultar en algunos casos. Se trata de hacerle creer al animal que está disfrutando de una comida ‘de personas’ en vez de una pastilla.

Para llevarla a cabo, primero deberás estar almorzando o cenando tú. Haz como que no te das cuenta y deja caer un trozo pequeño de comida de tu plato (por ejemplo, algo de pollo, carne, etc). Una vez que el perro lo coma, repite con la pastilla. La clave reside en no quedarse mirándolo, sino en continuar con tu rutina como si nada sucediese.

6. Método de introducir la pastilla

Premio para perros: comida

Por último, una opción que se indica en última instancia y cuando nuestro perro es bastante dócil. Ponte al lado del perro y abre su mandíbula con una mano. Coloca el medicamento en el interior de la boca, lo más cerca posible de la garganta.

Cierra sus mandíbulas con cuidado y mantén la presión hasta que notes que haya tragado la pastilla. Para asegurarte de que pasa sin problemas, frota la garganta hacia abajo.

La calma y la paciencia son fundamentales para que puedas darle medicina a tu perro sin que lo note. ¡Prueba cualquiera de estos métodos!

  • Cota, S. del C. (2007). Enfermedades endocrinas de perros y gatos. Diplomado de medicina y cirugía en perros y gatos Facultad de medicina veterana y zootecnia UAS MC.