5 tips para evitar que los perros dañen el jardín

Virginia Duque Mirón · 30 enero, 2019
Hay varios trucos para que los canes no muerdan las plantas o caven agujeros, y así evitar que los perros dañen el jardín

Una de las costumbres más feas, o que menos nos gusta de nuestra mascota, es que se ponga a cavar agujeros. Hoy vamos a darte los trucos definitivos para evitar que los perros dañen el jardín.

Por qué los perros cavan en el jardín

Las razones por las que un perro cava en el jardín pueden ser muy variadas, como estas:

  • Intenta huir de algo. Esto puede ser algún ruido que le molesta, otros perros o personas que intenten molestarle.
  • Ansiedad. Si tu perro tiene problemas con la ansiedad, o algún otro problema que se la genere, como el aburrimiento, cavar el jardín será una manera de aliviarla.
  • Falta de ejercicio. Los perros, por pequeños que sean, necesitan un mínimo de ejercicio, el cual si no lo tienen te reclamarán con sus actitudes, como cuando cavan en el jardín. Y, por otro lado, lo harán también para canalizar su energía extra.
  • Buscan algo. El oído de los perros es muy afinado, así que podrían estar escuchando a pequeños roedores o cualquier otro sonido bajo tierra que quieran averiguar qué es. Esto será un problema aún mayor, pues es muy probable que caven varios agujeros.
  • Calor. Si el animal tiene calor, un agujero en la tierra será el lugar más fresco que encontrará para refugiarse.
  • Guardar algo. Si tiene un hueso o un objeto preciado, cavará un agujero en la tierra para esconderlo y que nadie se lo robe.
  • Apareamiento. Si tu perra es una hembra, el cavar hoyos es parte de su comportamiento natural en la fase de apareamiento.

Perro cava hoyos

Como evitar que los perros dañen el jardín

Además de los hoyos, es probable que tu perro dañe el jardín de otras maneras, como mordiendo las plantas u orinando por cada rincón. Hay varios trucos que ayudan a evitar todos estos comportamientos. Estos son los definitivos para evitar que los perros dañen el jardín:

Enséñale por dónde ir

De nada servirá que cuando tu perro haga algo en el jardín le grites. Esto se puede evitar si desde el principio le enseñas el jardín y le indicas con paciencia y cariño qué zonas no puede tocar. Podrías empezar paseando con él con la correa y haciendo un recorrido juntos. Luego podéis sentaros en algún rincón de manera tranquila, para que se dé cuenta que ese es un lugar donde relajarse.

Haz un camino

Una buena idea podría ser construir un camino por el que enseñes ir a tu perro. Es muy probable que busque un lugar para caminar en el que no haya plantas ni nada ‘desconocido’ para él o que le despierte temores.

Juega con él

Una de las causas por las que los perros pueden hacer daño en el jardín es la ansiedad, la que la mayor parte de las veces está generada por el aburrimiento. Si dedicas tiempo cada día a jugar con tu mascota, es probable que no se aburra y no sienta la necesidad de sacar su energía haciendo otras cosas, como arruinando tu jardín.

Jugar con tu perro

Usa productos para que no se orine

Hay muchos remedios naturales que evitarán que tu perro se orine por todos lados, como el limón, la naranja o el vinagre. Ya sabes que un exceso de pis puede dañar las plantas.

Tenemos muchos de estos trucos en uno de nuestros artículos; ¡realmente funcionan!

El ejercicio es muy importante

Del mismo modo que el ejercicio es muy beneficioso para nosotros, para nuestras mascotas aún más. Trata de que tenga su dosis diaria, pues esto le ayudará a estar relajado, no tendrá ansiedad, ni tampoco se aburrirá.

Ya ves que hay remedios para evitar que los perros dañen el jardín: ponlos en práctica y verás cómo funcionan. Ten en cuenta que tener una mascota es una responsabilidad que va más allá de darle de comer. Y es que hay otras muchas necesidades que tienes que suplir. Si lo haces, tu mascota no tiene por qué presentar comportamientos extraños.