5 razas de perros rastreadores

Yamila · 26 junio, 2018
Estos canes de caza gozan de un sentido del olfato más desarrollado que el resto, mediante el cual detectan sus presas con elevada precisión

Dentro de la categoría de perros de caza podemos encontrar a los sabuesos, cuyo olfato está más desarrollado que el de los demás. Los perros rastreadores pueden ser de diferentes tamaños y también se usan como asistentes en rescates. Te informamos sobre algunos de ellos a continuación.

Conoce a los perros rastreadores

Como su nombre indica, los perros rastreadores tienen como principal ‘actividad’ husmearlo todo. Si bien esto sucede con cada raza porque los canes utilizan su olfato para identificar comida o peligro, lo cierto es que los sabuesos cuentan con características propias, entre ellas un hocico mayormente alargado:

1. Beagle

Cuando pensamos en un perro sabueso, es normal imaginarnos a un beagle. Esta raza de tamaño mediano a pequeño se utiliza para rastrear liebres y conejos debido a su gran capacidad olfativa y su instinto de rastreo.

Si bien el beagle –foto que abre este artículo– existe hace miles de años, fue criado y desarrollado en Inglaterra como perro de compañía en los campos desde el siglo XVI. Se lo relaciona a la época isabelina, debido a que la reina era una fanática de la raza.

2. Basset hound

Es otra de las razas de perros rastreadores más famosas. Se conoce por sus patas cortas, sus orejas largas, su cuerpo alargado y su olfato muy desarrollado. Fue creado en Francia a finales del siglo XIX tras cruzar a un can inglés con un blood hound, y en seguida se convirtió en favorito entre las clases nobles.

Basset hound

El basset hound es muy tranquilo y amigable, aunque también algo obstinado. Se trata de una raza leal, cariñosa y juguetona, sobre todo cuando hay niños. Le encanta pasar horas durmiendo y comiendo, y puede ser algo perezoso para el ejercicio. Suele sufrir de sobrepeso si no pasea lo suficiente.

3. Perro de San Huberto

El blood hound –su nombre en inglés– es uno de los perros rastreadores de mayor tamaño y el que posee el olfato más desarrollado. Se conocen casos en los cuales ha podido seguir rastros de 15 días de antigüedad. Es uno de los elegidos para rastreo por la policía en varios países.

Perro se San Huberto: características

El perro de San Huberto –debido al monasterio homónimo en Bélgica– surgió al cruzar varias razas de caza y luego fue llevado a Inglaterra por el rey Guillermo. Entre las principales características de este can podemos destacar que tiene una cabeza grande con arrugas, orejas alargadas, pelo corto de color marrón o negro y patas robustas al igual que el cuerpo.

4. Foxhound inglés

Muy parecido al beagle, aunque un poco más alto, el foxhound inglés desciende del perro de San Huberto y su principal función es acompañar a los cazadores montados a caballo. Se caracteriza por su resistencia: puede andar kilómetros y kilómetros sin cansarse.

Foxhound inglés

No es habitual que un can de esta raza sea elegido como mascota; prefiere estar en jaurías de varios ejemplares. Entre sus características físicas podemos destacar que su manto es corto y tricolor (blanco, negro y marrón), que tiene las orejas caídas como todos los sabuesos y que puede pesar unos 40 kilos como máximo.

5. Basset azul de Gascuña

El último de los perros rastreadores de esta lista es de origen francés y en muy raras ocasiones se lo ve fuera de este país. Es uno de los seis tipos de basset hound reconocido a nivel internacional.

Basset azul de Gascuña

El basset azul de Gascuña tiene patas cortas, cuerpo alargado, cola larga y orejas medianas que caen hacia los costados. Se le ha puesto ‘azul’ debido a que su manto tiene una apariencia muy marcada. Una raza muy parecida es el pequeño sabueso azul de Gascuña, que es más alto que el basset y sus patas son más alargadas.