5 consecuencias de dejar tu perro en el carro

Virginia Duque Mirón · 26 enero, 2019
Dejar tu perro en el carro si hace mucho calor puede llegar a provocarle la muerte por las altas temperaturas y la deshidratación que sufrirá el animal, el cual no puede sudar como los humanos para regular su temperatura

Dejar a un perro solo en el coche puede ser muy peligroso. Aunque hay personas que se toman a la ligera este hecho, para nada hay que subestimar sus efectos, los cuales pueden ser mortales. Te queremos hablar más detenidamente sobre las consecuencias de dejar a tu perro en el carro.

Qué sucede si dejas a tu perro en el carro

En ocasiones no queremos separarnos de nuestro perro, o simplemente pretendemos aprovechar el tiempo que vamos a dedicar a los recados para sacarlo a pasear. Pues bien, si haces esto y eres de los que dejan al perro en el coche, ¡deja de hacerlo! Este acto podría matar a tu mascota.

Para demostrar este hecho, un veterinario se encerró en un coche a pleno sol para dejar claro qué sucede cuando es nuestro perro quien está dentro. Se trata de DR. Ernie Ward, quien quería aclarar que si nosotros sufríamos las consecuencias de un acto como ese, cuando tenemos mayor tamaño corporal y posiblemente una mayor adaptabilidad a circunstancias adversas, podríamos hacernos una idea de lo que un pequeño perro podría llegar a pasar.

Tras cinco minutos dentro el coche, este ya había alcanzado en su interior los 37 ºC, aunque dejó las ventanas abiertas unos centímetros. Cinco minutos después, el veterinario afirmó que veía todo en el exterior nublado y como si las cosas se movieran. Comenzaba a marearse por el calor agobiante. El sudor comenzaba a hacerse evidente en la ropa.

Dejar al perro en el coche

Tras 20 minutos, ya hacían 43 ºC y el veterinario empírico solo pensaba en salir de ahí. Pero esto era por una buena obra, así que tuvo que resistir para demostrar los efectos de este acto cruel que se está comenzando a considerar maltrato animal y se está penando por la ley.

Qué le sucede a los perros

Tras alcanzar los 44 ºC, el doctor salió del vehículo mareado y deshidratado, y explicó sus conclusiones. En su caso, pudo exteriorizar el calor a través del sudor, el cual sirvió para regular un poco su temperatura corporal, pero los perros no tienen esta capacidad pues no sudan.

Un perro demostrará la angustia del calor con estos síntomas: letargo, exceso de salivación, inquietud, sed intensa, jadeos, ritmo cardiaco acelerado, vómitos, fiebre, diarrea, lengua oscura e incluso falta de apetito.

Tanto este experimento como otros estudios realizados han demostrado que un perro que se queda encerrado en un coche puede sufrir no solo daños físicos, sino también mentales y emocionales.

Perro encerrado en coche

Estos son algunos:

  • Sensación de abandono. Este será el primer pensamiento que se le pasará a un perro por la cabeza, que lo abandonas a su suerte.
  • Estrés. Tras la sensación de abandono, el perro comenzará a ponerse nervioso y a estresarse, lo cual lo sumergirá en un situación que podría provocarle daños cerebrales.
  • Deshidratación. Piensa que un coche bajo el sol se convertirá en una especie de invernadero, así que tu perro comenzará a tener sed que no podrá saciar por no tener agua o porque esta está caliente y comenzará a mostrar otros síntomas.
  • Pérdida de conocimiento. Una vez que el calor ha alcanzado un punto en el que el perro no lo soporta, comenzará a marearse y, si no se le saca a tiempo, podrá perder el conocimiento. Sumado a los síntomas anteriores, si no se le da atención rápida es posible que hasta llegue a morir.

No hace mucho, se supo de un caso en España de un hombre que dejó a su pitbull en el coche encerrado y a pleno sol. El animal golpeaba las ventanas cuando veía pasar a gente como si estuviera pidiendo que lo sacara de ahí. Las personas advirtieron a la Guardia Civil, quienes llegaron y rompieron el cristal del coche para sacar al animal y atenderlo.

El pobre perro parecía no hacer tomado agua en su vida y, como resultado de este acto cruel, el dueño perdió la tenencia del animal y recibió una denuncia.

Nos alegra escuchar que la justicia juzga a quienes realizan cualquier acto de maltrato animal como este, aunque aún nos queda mucho camino por recorrer.