¿Por qué no dejar a tu perro en el coche?

Virginia Duque 6 agosto, 2016

Separarnos de nuestro peludo cuando tenemos que salir a hacer recados o compras es algo que no nos gusta y por eso en muchas ocasiones optamos por llevarlo con nosotros. Ahora bien, no en todos los lugares nuestras mascotas son bienvenidas y algunos dueños deciden dejar a su perro en el coche mientras hacen sus tareas. ¿Es esto beneficioso?

Sin importar la época del año, nunca hay que dejar al perro solo en el coche, pero aún mucho menos si es verano, ¿por qué?

No debes dejar a tu perro en el coche

En verano las temperaturas suben y en ocasiones se convierten en extremas. Estar encerrado en un coche no es agradable para tu mascota, pues puede sufrir un golpe de calor e incluso llegar a morir.

Para que te hagas una idea, intenta a meterte media hora dentro del coche bajo el sol y comprueba cómo te sientes. Han hecho pruebas con personas a los que incluso han pagado cien dólares por aguantar diez minutos bajo el sol encerrado en un coche y, ¡ninguno lo consiguió! ¿Por qué crees que tu perro podrá aguantarlo?

perro que saca su cabeza por la ventanilla del coche

El coche acumula en su interior una enorme cantidad de calor, haciendo que llegue a convertirse en un horno que incluso podría matar a tu animal.

A pesar de que las personas que se sometieron al experimento sufrieron bastante, los animales como tu perro aún lo sufren más. ¿Por qué? Porque no sudan.

Cualquier persona en una situación extrema de calor empezará a sudar como un loco. ¿Qué se consigue con esto? El sudor actúa como una especie de termostato que logra reducir la temperatura corporal y llevarla a un nivel normal. Esto es un mecanismo de defensa que el propio cuerpo activa cuando se ve en peligro.

Los animales, especialmente los perros, no tienen glándulas sudoríparas en mismo número a nosotros. El único mecanismo que su cuerpo puede activar para vencer el calor extremo son los jadeos. Estos a su vez dificultarán la respiración del animal y pueden llevarlo a morir ahogado.

Unido a esto, los perros tienen una mayor temperatura corporal que nosotros, por lo que todavía les subirá mucho más rápido.

¿Qué hacer si ves un perro encerrado en un coche?

Es posible que este artículo te haya concienciado de que no puedes dejar a tu perro en el coche y que tu can preferirá no ir contigo y saltar a tu alrededor cuando regreses que acompañarte y arriesgar su salud o su vida encerrado en un vehículo.

Sin embargo, es probable que muchos lo sigan haciendo y puede que quizá un día tú seas testigo de ello. De hecho, en Internet circulan gran cantidad de vídeos en los que se ve a la policía al rescate de perros encerrados en coches. Para ello tuvieron que romper las ventanas e incluso forzar puertas. ¿Cómo se enteraron? ¿Qué debes hacer si ves a un can encerrado en un coche?

  • Buscar al dueño. Empecemos de forma suave sin imputar malos motivos. Quizá el dueño no se dio cuenta de que su perro estaba en el coche, o la ignorancia sobre el tema lo llevó a dejarlo en el automóvil. Actuemos de forma tranquila y si está frente a una casa, llamemos al timbre para localizarlo y advertirle del peligro. Si es un centro comercial, pidamos que lo llamen por los altavoces.
perro en coche con cinturon de seguridad

  • Llamar a las autoridades. Puede ser que no localices al dueño o que incluso se ponga desagradable. No te achantes y llama a la policía. Dejar a un perro en el coche es maltrato animal y quien lo haga debe pagar a la justicia.
  • Sácalo tú. En el caso remoto de que no encuentres al dueño y las autoridades no respondan o parezca que tardan mucho, debes actuar. Tendrás que romper la luna y sacar al animal para salvar su vida. Sin embargo esto podría meterte en un lío. Para evitarlo, busca testigos que afirmen que el animal corría peligro y que no tuviste otra opción. Especifica que no querías cometer un robo sino salvar la vida del perro.

Una vez que lo saques, intenta conseguir paños de agua, nunca lo mojes por completo. Deberás enfriarlo de forma paulatina para que no sufra un shock. Pon un bebedero con agua limpia y fresca para que beba cuando él desee, no lo fuerces.

Te puede gustar