Cómo saber si un perro tiene problemas cardiacos

Yamila · 11 octubre, 2018
La falta de ejercicio, una alimentación inadecuada o el hecho de que un can pertenezca a una raza determinada son factores por los que un perro puede desarrollar problemas cardiacos

Suelen ser difíciles de identificar incluso en las personas, pero su diagnóstico a tiempo puede salvar vidas. En este artículo te daremos algunas pautas para que puedas reconocer si tu perro tiene problemas cardiacos. ¡Es información realmente importante!

¿Cuáles son los problemas cardiacos típicos en perros?

Aunque no lo creas, cada vez son más los perros que deben ser atendidos y tratados por problemas cardíacos. Las enfermedades de este tipo pueden deberse al sedentarismo y a la alimentación inapropiada. También hay algunas patologías que afectan más a unas razas que a otras, aunque en la mayoría de los casos no tiene que ver con algo congénito, sino con sus hábitos. Entre las principales afecciones podemos encontrar:

1. Enfermedad valvular

Es uno de los tipos más comunes de enfermedades cardiacas en perros. Cuando las válvulas del corazón se debilitan (con la edad), no pueden filtrar correctamente la sangre durante el bombeo.

2. Miocarditis

La miocarditis es una inflamación cardíaca provocada por una infección bacteriana y que debilita al agrandar el músculo.

3. Enfermedad del parásito del corazón

Su nombre científico es dirofilariasis canina y es producida por un parásito que se expande tras la picadura de un mosquito infectado. El ‘gusano’ reside en el corazón del huésped hasta que lo mata por un paro cardíaco.

4. Enfermedad pericárdica

En este caso, el saco protector del corazón se llena de líquido y no permite que los latidos se lleven a cabo como corresponde.

Algunas razas de perros pequeños –como el pequinés o el poodle– son propensos a padecer cardiopatía valvular debido a que el corazón les late más a prisa que en otras. Las razas más grandes –como bóxer, gran danés o San Bernardo– pueden presentar microcardiopatias de forma lenta y progresiva debido al esfuerzo que ha hecho el corazón toda la vida.

Problemas de corazón en perros

Señales que indican problemas cardiacos en los perros

Es más probable que un perro mayor de seis años padezca problemas cardiacos, sobre todo si presenta obesidad, es bastante sedentario o pertenece a una raza más vulnerable. Algunos de los síntomas a los que debes prestar atención:

1. Arritmias

Se trata de una irregularidad en el latido del corazón, ya sea que el ritmo es más lento o más acelerado de lo normal. Se puede identificar la arritmia acercando la oreja al pecho del animal, pero es mejor que lo controle un veterinario.

2. Intolerancia al ejercicio

No nos referimos a un perro que no quiere correr varios kilómetros, sino a uno que ni siquiera intenta buscar una pelota arrojada a pocos metros de su lugar. Si tu mascota es renuente al ejercicio o a los juegos presta atención, ya que puede ser una señal de alarma.

También identifica si tras los paseos está demasiado cansado o le cuesta respirar, ya que puede ser señal de problemas cardiacos originados por obesidad.

3. Problemas respiratorios

La tos persistente, que empeora por las noches –sobre todo cuando duerme– y cuando está en posición sentada o recostada puede indicar problemas cardiacos. Además, puede presentar dificultad para respirar o jadeos frecuentes, incluso con esfuerzos muy leves como levantarse de la cama.

Problemas respiratorios de los perros

4. Cambios de comportamiento

Si tu perro era bastante activo y poco a poco notas que no quiere siquiera salir al jardín, quizás se deba a algo particular o a un problema más serio. También puede suceder que por las noches tarde mucho en echarse a dormir y cambie de postura continuamente, como si en ninguna estuviese cómodo.

5. Mareos, desmayos y letargo

Cuando la enfermedad cardiaca está avanzada el cuerpo no se oxigenará como corresponde. Y eso puede traer muchas consecuencias. Por ejemplo, que el animal esté desorientado, que se maree o camine de lado, que se sienta débil y apático, como sin fuerzas todo el tiempo.

Ante una enfermedad cardiaca es fundamental el tratamiento adecuado por parte del veterinario. El profesional realizará las pruebas que considere necesarias y luego dedicirá cómo actuar. No dejes pasar el tiempo para llevarlo a la consulta, pues cuanto antes se trate, mejor para la vida de tu mascota.