Mejora la agilidad de tu perro con estos ejercicios

Aitana Bellido · 18 julio, 2018
Estos entrenamientos no solo favorecen el estado físico del can, sino que ayudan a mejorar la disciplina y el desarrollo mental del can

Ya sea de raza grande, mediana o pequeña, tu perro necesita moverse para mantener su esqueleto y su musculatura en forma. Mejora la agilidad de tu perro con estos ejercicios para procurar que tu mascota disfrute de la calidad de vida que se merece.

Los beneficios de los ejercicios de agilidad en tu perro

Cuando te comprometes a hacer todo lo posible por mejorar la agilidad de tu perro, inviertes tiempo y dinero en la salud de tu animal. Los beneficios de llevar unas rutinas de agilidad se notarán a largo y a corto plazo, sobre todo si tenemos en cuenta lo siguiente:

  • Para las mascotas que presenten problemas de comportamiento, es decir, falta de paciencia o autocontrol o un temperamento desmesurado, los ejercicios de agilidad les permitirán canalizar su energía de forma positiva.
  • Los estímulos tanto físicos como intelectuales son muy importantes para que tu animal se desarrolle correctamente y no pierda ni agilidad física ni agilidad mental.
  • Un perro entrenado con este tipo de ejercicios tenderá a mostrar un comportamiento más maduro y relajado, sobre todo cuando se le deja sin correa en lugares públicos. Despreocúpate de que tu mascota pueda salir corriendo detrás de un coche: un buen adiestramiento te salvará de más de un susto.
  • El vínculo que compartís tú y tu perro se verá fortalecido una vez empecéis a pasar más tiempo juntos, entiendas mejor sus necesidades y habilidades, y tu mascota empiece a saber exactamente qué es lo que se espera de su comportamiento.
Ejercicios de agilidad para perros

Sobre todo, entrenar a tu perro es un pasatiempo que los dos disfrutaréis durante años.

¿En qué consisten exactamente los ejercicios de agilidad de tu perro?

Este tipo de entrenamiento originario de Inglaterra apareció en 1978, derivado de los mismos ejercicios que efectuaban los caballos en los espectáculos de hípica. Se basa en un circuito de obstáculos que pueden ser túneles, rampas o barras o boyas en zigzag.

Estos ejercicios están diseñados para que el perro los lleve a cabo sin correa, mientras el dueño lo sigue de cerca sin tocarlo. Para comunicarte con tu animal, tendrás que utilizar meramente el lenguaje corporal o, en menor medida, órdenes orales básicas.

Existen determinadas razas que suelen sobresalir en estos ejercicios, como el border collie, el pit bull o los perros de caza en general. Sin embargo, como todo, para llegar al éxito en este tipo de ejercicios se requiere paciencia y esfuerzo.

Agilidad de perros

Existen muchos clubes locales de agilidad en los que puedes entrenar a tu perro. Allí podrás conocer a otros dueños y familiarizarte con las reglas y la ejecución de los ejercicios, ya que tendrás que aprenderte rutinas enteras en las que se encadenan determinadas carreras de obstáculos.

La edad de tu mascota es importante a la hora de empezar a entrenarla con estos ejercicios, ya que las articulaciones de los cachorros y los perros jóvenes aún no están del todo formadas, lo que les hace propensos a lesiones en los primeros estadios del entrenamiento.

Existen muchos libros, asociaciones, clubes y recursos que pueden ayudarte a mejorar la agilidad de tu perro. Sólo os queda empezar.