Tips para adiestrar a un perro

Yamila · 17 julio, 2018
Erigirse en un líder, ser paciente y constante, así como elegir un ambiente en el que se concentre el can son algunas de las claves para enseñarle

Si bien se recomienda llevar a nuestra mascota a una academia o instructor cuando es cachorro, lo cierto es que se puede adiestrar a un perro en casa (o en el parque). Para ello necesitarás mucha paciencia y ciertas técnicas. Te contaremos más a continuación.

Consejos para adiestrar a un perro

Como primera medida debes conocer tus limitaciones y saber que, en caso de no obtener resultados en el tiempo que esperas, siempre tienes la opción de llevar a tu can a un lugar especializado. Los errores que cometas al adiestrar a un perro son lo que, en definitiva, ralentizarán el proceso. Estas son las mejores técnicas que pueden ayudarte:

1. Demuestra que eres el dominante

Esto es fundamental porque, de lo contrario, tu perro será el ‘alfa’ y no te hará caso. ¿Cómo puedes evitarlo? Deja de lado el nerviosismo y ármate de mucha paciencia. Ten en cuenta que el proceso puede ser bastante largo.

Para demostrar que eres ‘quien manda’ no hace falta que grites, le pegues o lo regañes. Mucho menos que uses collares de ahorque, pues esto es una crueldad innecesaria. La mejor manera de que te obedezca es ser enérgico y consecuente en tus palabras. Con una orden, el animal debería entender qué tiene que hacer.

Consejos para adiestrar un perro

2. Se constante

Como se decía anteriormente, para adiestrar a un perro necesitas ser perseverante. Probablemente, de una semana para la otra el animal se haya olvidado de lo aprendido. Por lo tanto, trata de darle ‘clases’ cada dos o tres días como máximo.

No te des por vencido si no ves cambios demasiado notorios. El aprendizaje puede ser lento, sobre todo si se trata de una mascota adulta. Los cachorros copian y retienen información con mayor facilidad.

3. Elige un sitio tranquilo

Es muy importante que el perro preste atención y se concentre en su adiestramiento. Por lo tanto, si estamos en un parque repleto de gente –y de otros animales– le será muy complicado enfocarse. Mucho mejor es si estamos solos en casa o en el patio y nada nos molesta.

También, en algunos casos el can aprenderá con mayor facilidad si ha liberado la energía acumulada, principalmente en razas muy activas como el pitbull o el dóberman. Primero que juegue o haga un poco de ejercicio, y después que ‘asista’ a clases.

Las sesiones para adiestrar a un perro no deberían durar más de media hora. Superado ese tiempo corremos el riesgo de que, o bien el animal se canse, o que pierda el foco de atención. La idea es que se convierta en algo divertido y no en una tortura (para ti y para él).

Errores al adiestrar a un perro

4. No te olvides de los premios

Las mascotas funcionan con la técnica del premio y del ‘castigo’. Si se comporta como corresponde, puedes darle una golosina o galleta, o simplemente hacerle una caricia y decirle unas palabras de felicitación, como “¡bien hecho!” o “¡así se hace!”

¿Y para los castigos? No se trata de lastimarlo, sino de decirle un “no” bien enérgico, volver a la posición inicial y comenzar con el ejercicio otra vez. Y, por supuesto, sin premios de ningún tipo.

5. Enséñale de una sola cosa por cada vez

Existen diferentes ‘trucos’ que el animal puede aprender si lo adiestramos correctamente. Por ejemplo, que se siente, que nos tienda la pata, que se tumbe, que acuda a nuestra llamada o que pasee a nuestro lado.

Ahora bien, no podemos pretender que el perro lo sepa hacer todo al mismo tiempo. Por ello, cada sesión de entrenamiento deberá ejercitar una única orden. Incluso, otro día o en la siguiente ‘clase’ también volveremos a la misma y, así, tal vez durante un mes.

Una vez que el can haya aprendido completamente ese ejercicio, que lo haya hecho sin errores una semana seguida, entonces sí podemos pasar al siguiente.