5 animales sin dientes

Estas especies, ya sea por la evolución o porque siempre carecieron de dentadura, son capaces alimentarse utilizando su pico, su lengua o un gran hocico; el sistema digestivo también es clave en estos casos en los que triturar la comida no es tan sencillo

La inmensa mayoría de especies del reino animal cuentan con un elemento que les permite triturar o capturar la comida con la boca. Sin embargo, existen algunos animales sin dientes que por supuesto también se alimentan, pero de otra manera. En este artículo te contamos cuáles son.

¿Qué animales sin dientes existen?

Los desdentados son aquellos seres que no poseen dentadura, pero que se alimentan utilizando otras ‘técnicas’ ya sea con un pico, una lengua o un gran hocico. Algunos de los ejemplos más destacados son:

1. Oso hormiguero

Los vermilinguos –que quiere decir lengua en forma de gusano– son unos mamíferos nativos de Sudamérica, los cuales se caracterizan por tener un largo hocico y una lengua pegajosa que les permite proveerse de comida: hormigas y en menor medida termitas.

Los osos hormigueros –foto que abre este artículo– carecen de dientes, pero eso no les impiden ingerir su alimento. Husmean los árboles y montículos de tierra primero, escarban con sus fuertes garras después y, por último, introducen su hocico en el hormiguero.

Sacan la rápida lengua y adhieren las hormigas, que son tragadas enteras y vivas. El movimiento debe ser veloz para evitar las dolorosas picaduras.

2. Lombriz de tierra

Es otro de los animales sin dientes que forman parte de esta lista, famoso por habitar nuestro jardín, aunque no muchas personas saben que para alimentarse su boca se transforma en una gran aspiradora que succiona los restos orgánicos de la tierra.

Lombrices hermafroditas

Lo más curioso de todo es que una lombriz puede consumir hasta el 90% de su peso corporal al día… ¡Cómo sería si tuviese dientes! Su efectividad y voracidad tienen que ver con el sistema digestivo, formado por una boca succionadora, una faringe, un buche, una molleja y un gran intestino.

3. Pelícano

Si bien ningún ave tiene dientes, destacamos al pelícano debido a su capacidad de tragar peces de gran tamaño y enteros. Su largo pico y su saco gular –esa especie de bolsa que cuelga debajo– le permite capturar las presas y luego drenar el agua.

Técnicas de pesca de las aves marinas: pelícano

Este ave marina también se alimenta de anfibios, tortugas y crustáceos, y para todos ellos utiliza la misma técnica que para los peces: abre el pico, junta una buena cantidad de agua como si fuese un recipiente y luego la ‘cuela’ hasta que solo queda la presa atrapada. Después la lanza al aire y la traga con la cabeza del animal hacia abajo. ¡Es todo un espectáculo verlo!

4. Tortuga

Los quelonios pertenecen a la familia de los reptiles pero guardan una gran relación con las aves –son familiares lejanos, ambos descendientes de los dinosaurios– ya que tampoco cuentan con dientes, pero sí un pico córneo que recubre la mandíbula.

Tortuga de orejas rojas

Es algo curioso este caso, ya que en el pasado, las tortugas sí poseían dentadura. La evolución les ha quitado ese elemento y debieron acostumbrarse a triturar la comida con el ‘pico’ o tragar las presas enteras.

Las tortugas pueden alimentarse de plantas, hojas, frutas, lombrices, gusanos, caracoles o lombrices en el caso de las terrestres y de moluscos, algas y corales en las acuáticas.

5. Guacamayo

Por último, otro de los animales sin dientes que pertenecen al grupo de las aves y que no solo llaman la atención por sus plumas coloridas, sino por la capacidad de consumir grandes cantidades de frutos y semillas sin contar con dentadura.

Guacamayo amarillo

Los guacamayos presentan un pico en forma de ‘gancho’ un poco menos pronunciado que en el caso de las aves rapaces, el cual les permite tomar el alimento. En el caso de que la semilla o fruto –como por ejemplo nueces de palma– sean muy grandes, las rompen contra una rama o piedra.

Te puede gustar