10 animales que viven en lagunas

Reptiles, insectos, anfibios y aves aprovechan el lapso de unas dos semanas que duran la mayoría de estas pequeñas reservas de agua dulce para sobrevivir con los recursos que les ofrecen.
10 animales que viven en lagunas

Escrito por Yamila

Última actualización: 18 octubre, 2022

Las reservas de agua dulce de menores dimensiones que un lago albergan una gran cantidad de fauna. Formadas en la mayoría de los casos por el agua de las lluvias, estos ecosistemas vulnerables son el hogar de aves, anfibios, insectos y reptiles. A pesar de su carácter efímero, estas masas hídricas son esenciales para la reproducción y la supervivencia de diversos seres vivos.

En este artículo te informamos sobre los animales que viven en lagunas, además de sus características generales y por qué eligen estos ecosistemas para desarrollarse. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los animales que viven en lagunas?

Muchas veces, estos espejos de agua son estacionales y se mantienen solo durante un par de semanas. En ese lapso, los animales deben hacer lo posible por sobrevivir y aprovechar al máximo los recursos ofrecidos. En cuanto a la flora, podemos hallar una gran variedad de plantas adaptadas a medios muy húmedos: junco, totora, repollito de agua, etc.

Entre los animales que viven en lagunas, encontramos los siguientes. Algunos aprovechan más el fondo acuático que otros, pero todos se benefician de alguna manera de los recursos hídricos presentes.

1. Garza

La garza, toda ave perteneciente a la familia Ardeidae, es uno de los principales habitantes de las lagunas de diferentes partes del mundo. Hay 64 especies dentro de este taxón y, si bien suelen tener hábitos solitarios, es normal que en la época de cría se reúnan en comunidad en las inmediaciones del agua y zonas pantanosas.

La garza común o blanca (Ardea alba) es una ave zancuda que puede medir hasta 85 centímetros de alto. Su plumaje varía dependiendo la época del año y gracias a su largo pico captura anfibios y crustáceos en el agua.

peces podrían utilizar a las aves para colonizar nuevos ambientes.

2. Libélula

Este insecto, cuyo nombre científico responde al suborden Anisoptera, tiene la particularidad de poder plegar sus alas (transparentes) sobre el abdomen. Además, la libélula se caracteriza por sus ojos multifacetados y por su abdomen alargado, además de unos 3 pares de patas que nacen de la región torácica.

El hábitat natural de este insecto está compuesto por lagos, lagunas, charcos, ríos y tierras pantanosas. Allí las hembras pueden poner los huevos (entre las plantas flotantes y emergentes) y las ninfas son capaces de desarrollarse. Además, consiguen allí su alimento mosquitos, moscas, abejas, polillas y mariposas.

Una libélula.

3. Rana

Si hay libélulas y demás insectos en un lugar… ¡también hay ranas! Estos anfibios sin cola y cuerpo robusto cuentan con patas posteriores muy desarrolladas para poder saltar muy alto y atrapar la presa que desean. A eso hay que sumarle su lengua, que se estira y tiene ‘pegamento’ para capturar sin problemas la comida.

La mayor parte del tiempo, los anfibios anuros (orden Anura) están dentro del agua dulce, ya que depositan allí los huevos y es dónde se alimentan. Se los puede ver ‘reposando’ sobre las hojas o ramas de algunas plantas esperando el momento perfecto para alimentarse. Además, requieren tener la piel siempre húmeda, pues obtienen oxígeno a nivel epidérmico más allá de los pulmones.

Rana arbórea de Tasmania

4. Flamenco

Esta es otra de las aves que viven en lagunas (género Phoenicopterus), así como también en otro tipo de extensiones de agua, siempre y cuando se trate de un lugar a escasa profundidad. Vive en todos los continentes –excepto Oceanía– y entre sus particularidades podemos destacar su color rosado y sus largas patas, como las demás zancudas.

El flamenco hace los nidos con barro en la orilla del agua y pone un solo huevo por temporada. En cuanto a su alimentación, su dieta está basada en algas y crustáceos (de estos últimos depende la tonalidad de sus plumas). Tiene un sistema más que interesante y curioso para ‘separar’ la comida del barro: su pico cuenta con una especie de filtro que permite la obtención de microorganismos.

Las crías de flamenco nacen de color blanco, pero adquieren sus tonos rojizos o rosados a partir de los carotenoides presentes en su dieta.

Animales con patas más largas: flamenco

5. Pato

Para continuar con este listado de animales que viven en lagunas no podíamos dejar de lado a una de las aves más famosas y extendidas de todo el mundo. Entre todas las especies de patos, la doméstica (Anas platyrhynchos domesticus) es la que mejor se adapta a espacios de agua dulce de pequeño tamaño, incluidas charcas, estanques y piscinas.

El pato pesa unos 4 kilos y su plumaje es blanco por completo. Destacan las patas y el pico, por ser naranjas en tono. Los polluelos pueden ser amarillos o negros. Para anidar, esta ave elige sitios secos un poco alejados del agua, pero el resto de su vida permanece sumergido en el agua y descansa en tierra. Sus plumas tienen un aceite especial que evita que se moje.

Si bien se trata de una especie domesticada, conserva muchas características salvajes y puede vivir, alimentarse y reproducirse sin la intervención del hombre.

Especies de patos: características

6. Tritón

Los tritones también son anfibios, pero se diferencian de las ranas y los sapos en que presentan una cola en la zona caudal y un cuerpo bastante más alargado. Además, se caracterizan por pasar más tiempo sumergidos en el agua y reproducirse de forma un poco más sucinta. Adicionalmente, pertenecen al orden Caudata (y no Anura).

Unos de los tritones más comunes en las zonas lacustres europeas son los gallipatos (Pleurodeles waltl), los cuales alcanzan hasta 30 centímetros de longitud y destacan por sus tonalidades prehistóricas. Además, pueden protruir sus costillas para pinchar a posibles depredadores.

Uno de los tipos de anfibios.

7. Araña

Aunque la inmensa mayoría de arácnidos no sean capaces de nadar, aprovechan los juncos y la hojarasca del entorno lacustre para crear sus telas y atrapar a moscas y mosquitos que acudan al agua a reproducirse. Además, los ejemplares del género Dolomedes son capaces de caminar sobre el agua y hasta cazar pequeños insectos.

8. Mosquito

Los mosquitos son habitantes comunes de los lagos, las lagunas y otras fuentes de agua dulce que no generan corriente. Esto tiene todo el sentido del mundo, ya que las larvas son acuáticas. Estas tienen una forma agusanada y un tubo caudal mediante el que respiran, adheridas a la capa superficial que está en contacto con el aire.

Los mosquitos y sus larvas son una parte importante de la dieta de muchos vertebrados e invertebrados.

Un grupo de larvas de mosquito en el agua.

9. Culebra

Aunque muchos reptiles detesten el agua, algunas culebras (como Natrix maura) se sumergen en las lagunas para encontrar alimento, sobre todo larvas de invertebrados y larvas (o adultos) de anfibios. Esta especie es extremadamente curiosa a nivel etológico, ya que tiene la capacidad de hacerse la muerta cuando se siente amenazada y generar olores nauseabundos. 

La Natrix maura es una de las serpientes no venenosas.

10. Escarabajo buceador

El escarabajo buceador (Dytiscus marginalis) es uno de los animales que viven en lagunas más conocidos por la población general. Es nativo de Europa y Asia y se trata de un voraz depredador, capaz de ingerir larvas de diversos seres vivos y hasta pequeños peces. Aunque vive en el agua, necesita estar en contacto con el aire atmosférico para respirar.

Un ditisco buceando en el agua.

Como puedes ver, son muchos los animales que viven en lagunas, ya sea de forma esporádica o permanente. Conocerlos a todos ellos es esencial para promover su preservación, pues cada vez hay más problemas hídricos en el planeta debido al cambio climático.

Te podría interesar...
13 animales que viven en lagos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
13 animales que viven en lagos

El ecosistema lacustre es muy variado. En el siguiente artículo te contamos cuáles son algunos de los animales que viven en los lagos.



  • Aiken, R. B., & Khan, A. (1992). The adhesive strength of the palettes of males of a boreal water beetle, Dytiscus alaskanus J. Balfour Browne (Coleoptera: Dytiscidae). Canadian Journal of Zoology, 70(7), 1321-1324.
  • Johnson, J. C., & Sih, A. (2005). Precopulatory sexual cannibalism in fishing spiders (Dolomedes triton): a role for behavioral syndromes. Behavioral Ecology and Sociobiology, 58(4), 390-396.
  • Hailety, A., & Davies, P. M. C. (1986). Effects of size, sex, temperature and condition on activity metabolism and defence behaviour of the viperine snake, Natrix maura. Journal of Zoology, 208(4), 541-558.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.