5 animales más voraces

Estas especies son capaces de devorar mucha comida en muy poco tiempo; sus presas pueden ser mucho mayores en tamaño que ellas

Cuando hablamos de los animales más voraces nos referimos a aquellos que tienen la capacidad de devorar una buena cantidad de comida en pocos minutos o de los animales que consumen piezas mucho más grandes que ellos mismos. Conoce algunos en el siguiente artículo.

¿Qué animales más voraces existen?

Dentro de esta lista no colocaremos a algunas razas de perro que suelen devorar su comida en segundos, sino a aquellas especies salvajes que para sobrevivir se apresuran cuando encuentran una presa. Los animales más voraces del mundo son:

1. Piraña

Este pez carnívoro –foto que abre este artículo– que habita en las aguas dulces de Sudamérica es conocido por su capacidad para devorar peces en muy poco tiempo. Esto se debe a que cuenta con dientes muy afilados, es agresivo y tiene un apetito insaciable por la carne.

En algunos países, la piraña es llamada ‘caribe’ en alusión a un pueblo indígena con costumbres caníbales. Cuando huelen sangre no pueden resistir la tentación de devorar y comer, incluso aunque se trate de un animal de gran tamaño o una persona. Por ello, los ataques de pirañas son habituales en el Amazonas.

2. Buitre

Esta ave rapaz también puede incluirse dentro de la lista de los animales más voraces debido a que cuando encuentran comida –carroña– pueden pelear con individuos más fuertes y grandes –como las hienas– para conseguir una buena ración.

Muladar y buitres

Los buitres pasan muchas horas posados en una roca o una rama mientras observan todo a su alrededor. Pueden ver un animal muerto a gran distancia y abalanzarse sobre él con un vuelo en picada. Es habitual observarlos girar en torno a un individuo moribundo o enfermo, a la espera de que muera para poder comerlo.

3. Termitas

La familia de los isópteros, más conocidos como termitas o polillas, son famosos a nivel mundial por su voracidad y capacidad para devorar madera o prendas de algodón. Estos insectos se alimentan de la celulosa, la cual degradan en su estómago.

Cómo erradicar termitas

Las termitas viven en bosques tropicales y sabanas, y pueden formar colonias subterráneas, en los árboles o en montículos sobre la tierra. La alimentación del termitero se lleva a cabo de la siguiente manera: las obreras transportan el alimento y lo entregan a los demás de la colonia a través de la regurgitación.

4. Hiena

Ya que hemos hablado de los buitres, no podemos dejar de lado a las hienas en esta lista de animales más voraces, ya que suelen ser competencia mutua cuando hay una presa muerta.

Animales necrófagos o carroñeros: hiena

La hiena es conocida por su ‘risa’ algo macabra, con la cual –según se cree– espanta a los competidores por el alimento y al mismo tiempo avisa a la manada al encontrar una buena cantidad de comida.

5. Boa constrictor

Por último, no podíamos dejar de lado a uno de los animales más voraces en cuánto a tamaño de sus presas se refiere. La boa constrictor es una serpiente nativa de América Latina –habita desde México hasta Argentina– que elige desiertos y sabanas para vivir, y que se mueve tanto por tierra como por los árboles.

Boa constrictor: características

En cuanto a su alimentación, puede pasar horas escondida entre el follaje y ataca solo por la noche, donde tiende emboscadas al caer sorpresivamente sobre las presas. Sus escamas termosensibles le permiten detectar la presencia de un animal como puede ser una ardilla, una rata, un pájaro, un lagarto o un murciélago.

El tamaño de la comida no es problema para la boca, ya que tiene la capacidad para desencajar su mandíbula y así tragar enteras a las presas, incluso cuando la superan en tamaño. Al terminar la cena, puede pasarse semanas sin moverse mientras realiza la digestión.

Te puede gustar