4 cuidados de las uñas en los perros

Yamila · 1 diciembre, 2018
Este ritual tiene que formar parte del aseo personal de tu perro. Aprende a cortarlas sin hacerle daño y sin problemas.

Las uñas en los perros requieren de muchos cuidados ya que pueden crecer demasiado y molestarles al caminar, o incluso generar heridas en las almohadillas y acumular suciedad y bacterias. En este artículo, te contamos de qué manera mantener las uñas en los perros en correcto estado.

Uñas en los perros y su higiene

Para las mascotas, que no usan calzado, es muy importante que sus patas les permitan caminar sin problemas. Por eso se recomienda proteger sus almohadillas del pavimento caliente en el verano o que se les debe cortar las uñas.

Una longitud superior a la normal puede dificultarles el movimiento y generar dolores. El cuidado de las uñas en los perros debe incluirse dentro de la rutina de higiene, es decir, junto con el baño o los cepillados periódicos. Incluso también podemos añadir limpieza de dientes y oídos para contribuir a su estado de salud.

En lo que se refiere específicamente a las uñas, la clave del éxito reside en acostumbrarle desde cachorro a esta actividad. Es decir, que cuanto antes comiences a cortárselas, más fácil será que lo acepte y se acostumbre.

Un cortador de uñas es un objeto extraño para la mascota, pero con el tiempo lo tomará como algo cotidiano y conocido. Si aprovechamos ese momento para jugar, hacerle mimos o decirle palabras bonitas le encantará y se sentirá muy cómodo.

Cortar las uñas a tu perro.

Cuidados de las uñas en los perros

Más allá de incluir el corte de uñas en tu perro cuando lo bañas o aseas, es bueno tener en cuenta ciertos cuidados específicos para esta zona.

1. Determina el momento adecuado para el corte

Una de las consultas más habituales a los veterinarios tiene que ver con el momento adecuado para cortarle las uñas a la mascota. Si bien se dice que una vez al mes sería lo recomendable, existe una señal inequívoca que nos alerta que ha llegado la hora: cuando se escucha el impacto de las uñas contra el suelo al caminar.

Esto quiere decir que el animal está apoyando mal sus almohadillas y que las uñas están ya demasiado largas. Si no hacemos caso a esa señal, lo siguiente será presenciar cómo al animal le duele caminar debido a que sus uñas se incrustan en sus dedos al crecer en forma de ‘garra’.

2. Corta poco a poco

Es un poco difícil saber cuánto cortar, sobre todo cuando las uñas son negras. El nervio de cada dedo se puede extender más de lo que pensamos y al realizar el corte no solo le infringirás dolor a tu mascota (sin quererlo, claro está) sino que además comenzará a brotar sangre.

Para no equivocarte, lo mejor que puedes hacer es ir cortando poco a poco. Consulta con el veterinario para que te indique la medida exacta o hasta dónde puedes cortar. En aquellos perros con uñas blancas (por ejemplo el husky siberiano) es un poco más sencillo que en los que tienen uñas negras (como el labrador).

3. Elige unas buenas tijeras

En el mercado existen dos tipos de cortauñas para canes: las tijeras y las guillotinas. En el primer caso será más sencillo de manipular pero en el segundo nos aseguramos un corte más fuerte y limpio, es decir, de una sola vez.

4. Limpia las uñas

Limpiar y cortar las uñas a tu perro.

Las uñas en los perros están en contacto continuo con el suelo y con todo tipo de materiales, algunos de ellos se pueden incrustar o acumular y causar infecciones, heridas, mal olor, etc.

Después de llevar a tu mascota al parque puedes limpiarle con un paño húmedo las patas, incluyendo las uñas y dedos. Así no solo lo mantendrás más aseado y tu casa permanecerá limpia, sino que además reducirás las posibilidades de ciertas enfermedades producidas por bacterias y hongos.

No te olvides de recortar los pelos que crecen entre los dedos y almohadillas para que sea más fácil después cortarle las uñas o lavar bien la zona. A su vez, verifica que ninguna uña esté partida, tenga sangre seca o le genere dolor al tocarla. Si eso sucede, consulta con un veterinario para un tratamiento adecuado.

Si no te animas a cortarle las uñas a tu perro o nunca lo has hecho antes, entonces te recomendamos que contrates a alguien especializado. En los lugares donde bañan mascotas se les puede pedir que también les hagan ‘manicura’. Además ellos tienen los instrumentos necesarios y toda la experiencia.