Velociraptor: características y curiosidades

16 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Francisco Morata Carramolino
Se han descubierto 2 especies de este animal: V. mongoliensis y V. osmolskae. Ambas fueron muy similares entre sí y vivieron en la actual Mongolia durante el Cretácico tardío.

Películas como Jurassic Park son responsables de la gran popularidad con la que cuentan los dinosaurios. Gracias a ellas, nombres como Velociraptor o Tyrannosaurus han quedado grabados en la mente de millones de personas. Sin embargo, las representaciones de los animales que aparecen en estas películas distan mucho de la realidad.

En las siguientes líneas hablaremos sobre Velociraptor, uno de los dinosaurios más famosos y a su vez el que peor ha sido representado en la cultura popular. Si quieres aprender más sobre sus características y curiosidades, sigue leyendo.

¿Qué tipo de dinosaurio era Velociraptor?

El famoso Velociraptor era un terópodo, es decir, pertenecía al grupo de dinosaurios bípedos que se alimentaban principalmente de carne. Dentro de los terópodos también se encuentran otros dinosaurios, como Tyrannosaurus y Spinosaurus.

Más concretamente, Velociraptor era un dromeosáurido. Estos animales fueron depredadores activos de mediano o pequeño tamaño emparentados muy próximamente con las aves actuales. Como tal, estos animales mostraban muchas similitudes con ellas.

Una de las características más llamativas es que los dromeosáuridos estaban completamente cubiertos de plumas, que formaban estructuras similares a protoalas en los brazos, aunque aún se desconoce si muchos de ellos podían volar o planear.

Las semejanzas son tales que algunos autores han sugerido que los dromeosáuridos serían descendientes de las primeras aves, que habrían perdido la capacidad de volar. De manera similar a las avestruces, se habrían vuelto a adaptar a correr y cazar en la tierra.

Aun así, la hipótesis más robusta hasta el momento no es esta, sino que Velociraptor y similares serían primos de las aves. Probablemente coincidieron en el tiempo con las primeras de ellas, pero tomaron caminos evolutivos diferentes.

Un velociraptor en un fondo blanco.

La apariencia del ladrón veloz

El auténtico Velociraptor dista mucho del animal grande, robusto y escamoso que suele mostrarse en el cine. Este era un dinosaurio pequeño y grácil, que medía 2 metros de largo, 0,5 metros de alto, y pesaba más o menos 15 kilos. Además, su larga cola rígida suponía en torno a la mitad de su longitud.

Velociraptor estaba completamente cubierto en plumas, que formaban las típicas alas en los brazos y un abanico a lo largo de la cola. Los brazos eran demasiado cortos, así que probablemente no era capaz de volar o planear.

Sin embargo, las plumas desempeñaban otras funciones. Entre ellas, destacaban la termorregulación, la maniobrabilidad durante el movimiento o la comunicación con otros miembros de la especie, como ocurre en los pájaros actuales.

Por otro lado, las manos de este animal no colgaban hacia abajo con las palmas hacia dentro como se muestra en Jurassic Park, ya que no son mamíferos. En su lugar, estas estructuras se mantenían paralelas entre sí, con las palmas apuntando una a la otra. Sus 3 dedos eran largos y permitían manipular objetos y presas.

Las patas traseras eran largas y permitían alcanzar velocidades de casi 40 kilómetros por hora. Además, un dedo de cada pata contaba con una garra gigantesca en forma de gancho, que se conoce como garra asesina.

la ecología de Velociraptor

Este terópodo habitaba en ambientes áridos o desérticos, con flujos de agua temporales, presencia de dunas y tormentas de arena frecuentes, que sepultaron a muchos de los animales fósiles encontrados.

Velociraptor era un depredador voraz, pero no existen pruebas convincentes de que cazase en grupos. De hecho, los fósiles encontrados son solitarios. Además, algunos estudios basados en sus anillos escleróticos indican que probablemente fuese un animal nocturno.

A la hora de alimentarse, este animal usaba una estrategia similar a la de las rapaces actuales: saltaba sobre sus presas y las inmovilizaba contra el suelo utilizando sus enormes garras asesinas, que servirían tanto para fijarse a la víctima como para perforar órganos vitales.

Se cree que Velociraptor consumía sobre todo mamíferos y reptiles de menor tamaño, pero gracias al fósil de los dinosaurios luchadores se sabe que este no siempre era el caso.

Este magnífico fósil muestra la lucha a muerte entre Velociraptor y Protoceratops, un herbívoro de mayor tamaño. Una tormenta de arena interrumpió la pelea y enterró a ambos dinosaurios, que han quedado inmortalizados en combate para el resto de la historia.

A diferencia de los reptiles modernos, Velociraptor y otros dinosaurios no tenían sangre fría. Se cree que eran mesotermos, de metabolismo menos acelerado que el de aves y mamíferos pero más independiente de la temperatura externa que el de lagartos y serpientes.

Gracias a ello, podían mantener un modo de vida más activo que los ectotermos, sin necesidad de consumir cantidades de alimento tan elevadas como los endotermos.

Una garra sobre un fondo blanco.

Este dinosaurio es uno de los más conocidos por la ciencia, ya que se han encontrado más de 12 esqueletos fósiles bastante completos, un récord entre los dromaeosáuridos. Sin embargo, siempre quedan curiosidades por descubrir de estos sorprendentes animales.

  • https://ucmp.berkeley.edu/diapsids/saurischia/dromaeosauridae.html
  • https://www.nationalgeographic.com/science/article/velociraptor
  • https://www.livescience.com/23922-velociraptor-facts.html
  • https://www.nationalgeographic.com/science/article/a-new-species-of-velociraptor