¿Tu perro ayuda en las tareas domésticas?

Laura Huelin · 31 mayo, 2018
Con paciencia y con el empleo del refuerzo positivo, hay una serie de 'trabajos' que pueden hacer los canes, tales como recoger sus juguetes, poner la lavadora, traer el periódico, llevar la compra, apagar las luces...

Aunque a los perros solamente les pedimos que nos hagan compañía y nos apoyen cuando tenemos un mal día, pueden ayudarnos a llevar la casa. Si tu perro ayuda en las tareas domésticas estás de enhorabuena. Si todavía no lo hace, te damos unas pequeñas claves para enseñarle.

¿Tu perro ayuda en las tareas domésticas?

Aunque hay trabajos en casa que los perros desde luego no pueden hacer, como fregar los platos, hay otras tareas más aptas para todas las manos y todas las patas. Casi todas son tareas de ordenar, más que de limpiar, ya que a los perros se les suele dar bien transportar cosas en la boca.

Recoger sus juguetes

Al igual que los niños, los perros pueden aprender a recoger sus juguetes cuando no los van a usar en un buen rato o hasta el final del día. Además, si tiene todos sus juguetes disponibles podrá elegir cuál quiere usar ese día y se aburrirá menos que si le damos nosotros sus juguetes.

Perro recoge sus juguetes

Traer el periódico

Traer el periódico es uno de los trucos más clásicos que aprendían los perros. Para este truco, sin embargo, hace falta que repartan el periódico o el correo en nuestra puerta. O quizás también, tener mucha confianza con el kioskero para que le entregue el paquete al perro y este lo pueda traer a casa.

Llevar la compra

No todos los perros pueden ayudarnos a cargar con las bolsas de la compra, ya que solamente los que son altos pueden llevarlas sin arrastrarlas por el suelo. Sin embargo, incluso los más pequeños tienen que tener una mochila o unas alforjas en las que repartir unos pocos objetos y así aliviar el resto de la compra, además de sentirse útiles.

Poner la ropa sucia en el cubo

Este truco es parecido al de recoger sus juguetes, ya que también se trata de recoger cosas del suelo y ponerlas en un cubo. Si miembros de nuestra familia suelen dejar la ropa sucia en el suelo, nuestro perro podría recogerla y ponerla en el cubo para después lavarla.

Poner la lavadora

El siguiente paso es poner esa ropa sucia dentro de la lavadora. Irá prenda a prenda y, probablemente ,no pueda distinguir la ropa delicada de las toallas, pero es otra ocasión en la que tu perro ayuda con las tareas domésticas: en vez de echar objetos dentro de un cubo, los echa dentro del tambor de la lavadora. Echar el jabón y el suavizante ya son trabajos hechos para los humanos.

Perro que pone la lavadora

Apagar las luces

Finalmente, tu perro puede apagar las luces que se queden encendidas en las habitaciones vacías. Siempre que sean lámparas con el interruptor en la base, o los interruptores de la pared estén a una distancia a la que llegue, con las patas o la nariz pueden accionarlos, y así no solo tu perro ayuda en las tareas domésticas, sino que también colabora en las facturas.

Las claves para enseñarle

Casi todos los perros pueden ser entrenados para ayudar en las tareas domésticas. Si tienes un poco de paciencia y entendimiento, en poco tiempo podrás decir que tu perro ayuda en las tareas domésticas.

El primer paso es encontrar un premio que le motive a seguir aprendiendo y a conseguir logros para ganárselo. Hay muchos tipos de comida que pueden ser premios para perros, pero salchichas o embutidos de consumo humano suelen ser los más empleados.

Luego, elige la tarea que quieres que domine. Hasta que tenga esa completamente aprendida no le enseñes otra, o se confundirá. Decide una palabra que será la señal que emplees para indicarle qué es lo que quieres: intenta que sea una palabra diferente a la que uses en el día a día.

Analiza de qué movimientos y acciones se compone esa tarea para poder descomponerla en pequeños pasos más breves. Así, puedes enseñarle paso a paso a tu perro la acción completa y le resultará posible aprenderla. Por ejemplo, si queremos que aprenda a guardar sus juguetes, estos serían los pasos:

  1. Coger juguete con la boca.
  2. Caminar con el juguete en la boca hasta encima del cesto de los juguetes.
  3. Soltar el juguete dentro del cesto.

Enséñale las órdenes paso a paso. Debes entender que para él es algo nuevo y puede que no entienda qué le estás pidiendo. Si no lo entiende a la primera, no desistas, busca otra manera más clara de enseñarle y vuelve a empezar.

Perro ayuda en la casa

Durante los primeros pasos en cada orden, premia las aproximaciones a la acción que quieres. Por ejemplo, no coge el juguete en la boca pero le acerca el morro. Luego, cuando tenga claro que con la orden debe acercar el morro, sé un poco más exigente y haz que lo toque con los dientes o que abra la boca.

Cada vez que haga algo bien, prémiale de inmediato y alábale por sus progresos. Si avanzáis poco a poco, y vas premiando cada pequeño avance, aprenderá mucho más rápido que si queréis ir deprisa y os saltáis pasos.

Pronto, podrás decir que tu perro ayuda en las tareas domésticas. Sentirse útiles y apreciados es bueno para todos los perros y, aunque hacer la cama o fregar los platos es muy complicado para ellos, toda ayuda en las tareas es bienvenida.